Boletín Literario Basta ya! / Abril 2011





Jorge Luis Carranza presentó su poemario "Terrazas"



El miércoles 13 de abril, nuestro colaborador, Jorge Luis Carranza, partícipe del Basta ya! desde el 2006, presentó a través de Alción Editora, su libro de poemas titulado "Terrazas". La belleza exterior de este libro objeto se condice con el excelente material que guardan sus páginas. La presentación - a sala llena - se llevó a cabo en el Salón de la Asociación de Funcionarios y Magistrados del Poder Judicial. El poeta César León Vargas, fue el encargado de introducirnos en la obra. La intervención musical estuvo a cargo de Macarena Fernández en voz y Angel Morales en piano.
Felicitaciones a Jorge y sentimos un orgullo que pertenezca al Staff del Basta ya!

De a pie (el poema que el autor eligió de su libro)

No digo que con un palo
y un trozo de tierra sea suficiente,
pero sí llevar en el bolsillo
sueños de vuelo bajo
y que quepan en la mano.
Sueños a los que pueda llegarse de a pie.
Beber del agua que trae y lleva el día
y la noche que le sigue.
Y no más.






POEMA IX
Lelia Recalde Deponti



Gritó el mar
lisonjas castellanas,
se cubrió de rubor
la piel desnuda
sometida,
llegó la ola rival
envidiosa de la
entrega
y con furia salvaje
la arrojó sobre la arena.
No se rindió el cuerpo
al embate
con un hilo purpúreo
corriendo por sus senos
se abrazó en profundidad
con el océano.





Una cosa trae la otra Por Lily Chavez
Decir “De esto no se habla” es cosa del pasado.





Estos días, caminando por las calles de Córdoba, me di cuenta de lo pendiente que estamos de nosotros mismos, poco nos importa ver un no vidente a punto de llevarse por delante un poste, seguimos en lo nuestro como si nada. Observé que en los edificios públicos, la gente que no tiene ninguna dificultad, usa las rampas para discapacitados y eso, produce un deterioro innecesario. ¡Cómo nos gusta transgredir y hacer lo que no debemos! Pero, claro, como sociedad tenemos pautas históricas ya incorporadas o quizás, sólo vemos el problema cuando nos toca en carne propia. Justo días antes, había leído por Internet el comentario de una mujer que pidió adaptar el asiento que usaba su hijo en el colegio. Al ser zurdo, la paleta lateral del banco lo complicaba a la hora de escribir. Vale recordar, que hasta el siglo XX, a los zurdos se les amarraba la mano izquierda para obligarlos a usar la derecha, no los aceptaban en las escuelas y en una época, cuando la policía buscaba criminales, comenzaba sus investigaciones por los zurdos.

Hace unas décadas, en Japón, que una esposa fuera zurda era suficiente motivo para el divorcio. Los beduinos colocan a la mujer en la parte izquierda de la tienda y dejan la parte derecha libre para el hombre (actitud que deja en claro, quien de los dos es el importante). Ser zurda fue un factor más para considerar a Juana de Arco una bruja y ser condenada a morir en la hoguera. La iglesia católica – durante generaciones – declaró a los zurdos sirvientes del demonio. Y sin ir muy lejos, un tratado de Psiquiatría de 1921 considera el ser zurdo como sinónimo de demencia y en los años 60, se relacionaba con la dislexia. Hoy, sólo se trata de comprender que en algunas personas el hemisferio cerebral derecho que controla la mano izquierda, impera. Simplemente eso.

Hace poco, la película, “El discurso del rey” nos puso frente a otra circunstancia difícil de enfrentar para toda persona, como es la tartamudez. Jorge VI, en quien se basa el filme, fue un muchacho tímido y acomplejado, con una tartamudez provocada por varios traumas de la infancia. No estaba previsto que se convierta en rey, ya que el trono estaba destinado a su hermano mayor, quien abdicó para casarse con una divorciada americana. Jorge VI era incapaz de pronunciar discursos en públicos, le resultaba imposible pronunciar la letra K, para referirse a sí mismo como The King, el rey. Jorge VI superó el problema gracias a la terapia de un logopeda australiano aspirante a actor llamado Lionel Logue. Cuanto sufrimiento se le habría evitado, el tratamiento duró sólo diez meses, 82 sesiones de terapia. También Charles Darwin fue tartamudo y Miguel de Cervantes que tuvo problemas de dicción desde la escuela y nunca logró superarlos. Él mismo lo reconoce en el prólogo de las Novelas ejemplares, donde escribió: “…será forzoso valerme por mi pico, que, aunque tartamudo, no lo será para decir verdades” y también lo hace en la Epístola a Mateo Vázquez, en la que dice: “…mi lengua balbuciente y casi muda pienso mover en la real presencia”. Y más curioso resulta el caso de Demóstenes, que no nació precisamente con el don de emocionar a las masas gracias al poder de la palabra. Las primeras veces que habló en público, la muchedumbre le despreció y se burló de él.

Demóstenes se pasó años entrenando su voz para corregir esa limitación, se metía un puñado de guijarros en la boca y comenzaba a hablar hasta pronunciar perfectamente. No hace falta decirles que se convirtió en el mejor orador de la antigua Grecia. También sufrió ese mal, el emperador romano Claudio, el actor James Stewart, James Earl Jones, la voz intimidatoria de Darth Vader, figura oscura, despiadada e inescrupulosa de la saga de Star Wars; tan increíble fue su superación que llegó a ser considerado como la mejor voz del cine y del teatro. Y si pasamos a otro plano, algunos tartamudos nos llenaron de ternura. ¿Quién no recuerda a Porky, el personaje animado de la Warner con su “ eso….es to…eso…es...to …es- to-to- do amigos…”? Les cuento una curiosidad: el actor que hacía la voz del chanchito era tartamudo y cuando el personaje pasó a manos de otro intérprete, Mac Leblanc, la empresa decidió conservar ese rasgo por lo divertido que le resultaba a la audiencia. Claro, no a todo el mundo; la Nacional Shutter Project, asociación de sordomudos, demandó a la productora por dar una imagen vejatoria del problema. Sin embargo, no logró ganar el juicio. Y fue Winston Churchill, uno de los mejores oradores de Inglaterra, quien supo convertir su defecto en virtud. En casi todos los discursos se permitía tartamudear, para transmitir su sentido de humor y ganarse la complicidad del auditorio.

Si esto era así con tartamudos y zurdos, imagínense lo que sucedía con niños afectados con Síndrome de Dawn o cualquier otro trastorno genético. No tengo tantos años, sin embargo, recuerdo en mi pueblo, a chicos que prácticamente eran recluidos por la familia en la propia casa, sin la mínima posibilidad de compartir con el resto una vida normal. El dato arqueológico más antiguo del que se tiene noticia sobre este síndrome es el hallazgo de un cráneo sajón del siglo VII. Existen referencias en ciertas esculturas olmecas que aparentan representar a personas afectadas por el SD o posteriormente en pinturas donde han sido representados niños con rasgos de la trisomía. Un ejemplo es la “La Virgen y el niño” de Andrea Mantenga (1439-1506).
Muchos temas me quedan dando vueltas después de esta nota. Escuché al Dr. Abel Albino de la Fundación CONIN, entidad que lucha contra la desnutrición hablando en televisión sobre un mal que debiese ser impensado en esta época. Las consecuencias de la desnutrición son tan nefastas que dejan sin palabras. Y entonces, hasta que Una cosa traiga la otra nos vuelva a reunir unas palabras que dijo el Dr. Albino y que llaman a la reflexión.
“Tenemos que terminar con la eterna guerra del hombre contra el hombre, e iniciar todos juntos la única guerra que vale la pena, la única en que todos ganan, la guerra del hombre contra el hambre”






Alfonsina Storni
Mely Almada


La mujer besa
los contornos heridos
de la arena.
Monta el caballo marino
y con vaivén de espuma
se pierde
en la boca oscura del agua.
Con la marea de la ternura
un niño la busca
la imagina sirena
la aguarda.
Con la marea del tiempo
el hombre con sed antigua
se traga el mar.






El patio de mis mayores
Rafael Roldán Auzqui

En memoria de mis abuelos, Alcira y José Roldán



No pudo la fragua incesante
de los días y las noches
reducir a ceniza el vívido recuerdo
de aquel patio de mis mayores
con el olor omnipenetrante
de gigantescos eucaliptus
y las mañanas y tardes maceradas
en mate cocido con leche:
ese fue el barco alado
con el que atravesé
el luminoso océano de mi infancia.

Hoy la bandada -sin saberlo-
me ha llevado
en vuelo de reconocimiento
a ese viejo barco
que -creyéndolo remoto e inaccesible-
no se ha entregado
como algunos colosos
a las profundidades del mar.

Él aún flota impredecible
en extrañas aguas dulces
como si infinitos ríos
hubieran podido con su sal:
misteriosos ríos del corazón
que siguen recorriendo mis arterias.

Descubro -ahora-
que el capitán es muy pequeño
y que un grupo de pájaros
orienta -feliz y desafiante- el timón.

Buscan puerto seguro
para que en el lagrimal
no colapse o encalle
la nave que ya es leyenda:
ella guarda
como si se tratase de una reliquia
-y este es un secreto-
un puñado de tierra
¡sí, tierra!
¿qué mejor tesoro
pudo aprisionar un niño
entre sus manos
en aquel insondable patio
que ese mágico puñado de tierra?



Rafael Roldán Auzqui - Córdoba, Arg.-









Recuerdos

Eduardo Alberto Planas



De la infancia guardo innumerables gestos.
El abrigo nocturno.
Las manos extendidas en cruz.
Noches veladas cuidando el dolor.
El regreso –delgada, frágil-, de un ignoto lugar.
El refugio en el interior de la casa útero.
El silencio.
Juegos compartidos.
Dialecto inventado.
Los viajes de mi padre.

Cuando era pequeño,
parecía que todo quedaba cerquita.
El cielo allí, a un saltito.
El sol al alcance de un barrilete.
La luna apenas colgada.

Soñando iba donde quería.
Una madera era un camión.
Un papel doblado, un avión.
Pelota de trapo, reloj en la piedra,
la lluvia, el olvido y el enojo paterno.
La misma ropa, juguetes y amigos.
Luego trabajo y profesión.
Infancia feliz, compartida, libre, aventurera.

Árbol cortado en dos.
Anverso y reverso de la misma moneda.

A estos recuerdos me gustaría conservarlos.
Otros, como en Eterno resplandor de una mente inmaculada, borrarlos.
¡Feliz la suerte del que vive sin recordarlos!




Eduardo Alberto Planas
Marzo 30 de 2011




GRILLOS
Víctor García



“LA LUZ...ES UNA MANO QUE SE INVENTA / UN OJO QUE SE MIRA EN SUS INVENTOS.” La vista, el tacto. (Poema de Octavio Paz)
A mis nietitas Ambar Isabella y Babel
I

La Noche se acostó entre Silencios y la Luna distraída puso atención en el piso y con su anzuelo de plata pescó un grillo caminando. Cric - cric, hojarasca. Pasos rápidos, pasos cantados. Cric, cric sal-ti-tos.

La noche se arropó en estrellas, en bostezos de sueño y se comió entre suspiros las últimas migajas del día. Un suculento piyama platinado de estrellas tapó sus ojos robados y sus parpados tendieron el manto negro del canto. Después se fue durmiendo y se dejó llevar por la luna, que tejió con manos suaves la trama negra del sueño. Cric – cric-encanto.
El grillo paseó cada saltito sazonado con hojas y subió a la montaña a robar luz a la Luna, la escondió entre sus ojos, como un tesoro preciado, después de tanto esconderla quedó tan encandilado que escapó como un ciego, pateando piedras, oscuridades. La Luna tomó su canto y lo arrojó al silencio, detrás se escucharon pasos huyendo hacia los bosques. Detrás una calle larga y allá lejos un punto oscuro, eran los miedos que huían, que se fueron hacia el día.
Qué serían las noches sin los grillos de paseo, sin los senderos que marcan en la hojarasca del sueño. A veces la noche tiene un solo ojo blanco que vigila el cielo sin parpadear, el otro lo tiene tapado por el cric – cric de los grillos.






Clarice Lispector
CUANDO LLORAR


Hay un tipo de llanto bueno y otro malo. El malo es aquel en el que las lágrimas corren sin parar y, sin embargo, no dan alivio. Solo escurren y se agotan. Una amiga, entonces, me preguntó si no sería ese llanto como el de un niño con la angustia del hambre. Sí. Cuando se está cerca de ese tipo de llanto, es mejor buscar contenerse: no servirá de nada. Es mejor intentar hacerse fuerte y enfrentar. Es difícil, pero aun menos que ir quedando exangüe hasta el punto de empalidecer.
Pero no siempre es necesario hacerse fuerte. Tenemos que respetar nuestra debilidad. Entonces, son lágrimas suaves, de una tristeza legítima a la que tenemos derecho. Ellas corren despacio y cuando pasan por los labios se siente ese gusto salada, límpido, producto de nuestro dolor más profundo.
Que el hombre llore, conmueve. El, el luchador, reconoció su lucha a veces inútil. Respeto mucho al hombre que llorar. Yo vi a un hombre llorar.
9 de Diciembre


Clarice Lispector // Descubrimientos // Crónicas inéditas / Traducción de Claudia Solans // 2da Edición / Editorial Adriana Hidalgo, Noviembre 2010



Con este volumen de textos inéditos se completa la publicación en castellano de las crónicas que Clarice Lispector (1920-1977) escribió para el Jornal do Brasil entre fines de los años sesenta y comienzos de los setenta. Junto con el primer volumen, Revelación de un mundo, publicado por Adriana Hidalgo Editora en 2004 –y con sucesivas reimpresiones hasta el presente–, se termina de delinear este verdadero laboratorio narrativo y de ideas, para trazar el mapa sobre la región menos explorada de su literatura. Algunos de los temas que aparecen en estos textos heterogéneos, inclasificables e inesperados, son el amor, el tiempo y la muerte, bajo dimensiones pocas veces exploradas con tanta maestría. En cada línea la autora refleja su compleja personalidad y si bien se habla genéricamente de crónicas, Clarice desafía al género y atraviesa sus fronteras. Son interminables los itinerarios que pueden trazarse a través de estas narraciones: siguiendo el hilo de los temas, de ciertos personajes; de los objetos y situaciones que captan su atención, de las preocupaciones literarias, metafísicas, entre otros.



Clarice Lispector (Chechelnyk, Ucrania 10 de diciembre de 1920 - Río de Janeiro, 9 de diciembre de 1977) es considerada una de las más importantes escritoras brasileñas del siglo XX.
Pertenece a la tercera fase del modernismo, el de la generación del 45 brasileño. De difícil clasificación, ella misma definía su estilo como un "no-estilo". Aunque su especialidad ha sido el relato, dejó un legado importante en novelas, como La pasión según G.H. y La hora de la estrella, además de una producción menor en libros infantiles, poemas y pintura.
La manzana en la oscuridad (1961), La pasión según GH (1964), La legión extranjera (1964), Un aprendizaje o el libro de los placeres ( 1969) y Agua Viva ( 1973), son algunos de sus obras más destacadas.
Las más de diez novelas, cuentos y narraciones para niños que publicó la han colocado como una de las más grandes escritoras del siglo XX en lengua portuguesa.
A medida que su fama crecía, la figura de Clarice fue nimbándose de un aura de misterio que alimentó mistificaciones favorecidas por su vida apartada: rara, complicada, mística, bellísima. Com dijera Antonio callado:”una extranjera en la Tierra”.
Desde su vida solitaria en Leme, cerca de Copacabana, Clarice fue construyendo una escritura particular, situada en la confluencia de paradigmas puestos en tensión. Su obra abarca el realismo, el naturalismo, la prosa poética, el romanticismo y el simbolismo, tejidos en una suerte de “realidad adivinada”.
Textos en mutación, las maneras de narrar de Lispector envuelven al lector en un proceso casi iniciático.






Ciruelo: Infinito Interior
Eduardo Alberto Planas


En un día viernes soleado estuvimos en la conferencia que dio el artista Ciruelo en el Cine Enrique Muiño de Capilla del Monte, con motivo de su muestra Infinito Interior.
Ciruelo había estado el año pasado en dicha ciudad, con la exposición “Haciendo visible lo invisible”.
El salón estaba colmado -principalmente- de niños y gente joven, atendiéndonos primero un enorme duende creación del artista de esa ciudad, Juan Carlos Mondillo, que junto con la gente de Proyecto Nueva Humanidad, fueron los encargados de la llegada de Ciruelo a estas tierras. También se proyecto un video del libro “Un cuento de amor en clave de sol”, de dos escritores capillenses, libro totalmente artesanal.

Luego fue invitado a subir al escenario el “hermano Ciruelo”, como se lo llamó. Enseguida se noto su sencillez, calidez humana y humildad. En primer lugar hizo referencia al título de la obra Infinito Interior manifestando que así como existe un universo exterior que es infinito, también existe un mundo en nuestro interior que lo es. “Del dedo para afuera todo es infinito, el sistema solar, las galaxias, las constelaciones, en fin el universo…pero del dedo para adentro también todo es infinito…un universo infinito: el de la imaginación y el arte”.





Ante la pregunta de por qué pinta dragones manifestó que esa fue la primera pregunta que se realizó el mismo. Que estudiando pudo llegar a la conclusión que casi todos los pueblos ancestrales pintaban o esculpían dragones: los celtas, los pueblos orientales, los sumerios, los mayas y también los mapuches. “El dragón está relacionado con la tierra, con el planeta Tierra, vendría a ser la perfecta evolución de la tierra, ya que está preparado para vivir en ella, porque tiene patas para caminar, alas para volar, puede nadar y puede introducirse en los volcanes”, dijo. De tal forma el dragón estaría relacionado con lo femenino, con dar la vida. Los pueblos ancestrales le pedían permiso al Dragón antes de sembrar, por ejemplo. Últimamente ha comenzado a pintar hadas y duendes, que conviven con los dragones. “Los pueblos ancestrales tenían una relación más directa con estos seres, a los que veían o intuían en sus quehaceres domésticos, pero que nuestra civilización se ha ido alejando cada vez de la naturaleza y de lo mágico. Estos seres, dragones, hadas y duendes, existen, en otro plano, pero están”.



Luego se exhibió un video donde se podía ver a Ciruelo pintando en su casa, explicando el artista que tenía su atelier en medio de su vivienda, por donde transitan sus hijos. Señaló que es muy importante en este mundo que vivimos, acelerado y bombardeado tecnológicamente, que cada uno busque relacionarse de alguna forma con el arte y en particular con la poesía, porque esa es la única forma de contactar con la belleza, la fantasía, la magia, el juego y la alegría; no debemos abandonar el “niño interior ” que existe en cada uno, y ello es lo que nos permitirá construir un mundo mejor, más humano, mas armonioso, en contacto con la naturaleza, y con todo el universo “que está lleno de vida. Manifestó su relación especial con la gente y la ciudad de Capilla del Monte.



Finalmente se realizó una experiencia musical con cuencos de cristal de cuarzo, que fue realmente emocionante. Posteriormente concurrimos a la exposición donde Ciruelo conversó amigablemente con el público y firmó autógrafos.
La muestra estará desde el 16 al 28 de abril en el salón Tiziano, Diagonal Buenos Aires 166 en capilla del Monte y después del 3 al 17 de mayo en el Buen Pastor de esta Ciudad de Córdoba.










PALABRA ADENTRO

(Aproximación a la obra poética de Octavio Paz)
por ALFREDO LEMON
especial para la revista BASTA YA!




Obra colmada la de este gran escritor mexicano no sólo por el esplendor de su talento poético y la riqueza de su mundo intelectual, sino además por el brillo interpretativo de sus comentadores. Pocos literatos de nuestra lengua, incluido Borges, han merecido como él un interés tan sostenido por parte de la crítica. Es que han sido muchos los órdenes en que se desenvolvió su actividad y demasiados los temas que abordó como pensador.
El ritmo de su fluir poético asoma entre las páginas escritas, generando un proceso polifacético de ideas y significaciones.
Se trata en todo caso, de una plenitud vital que desborda y se radicaliza en lo espiritual de su persona, como aquel notable proyecto del genio poético de Occidente de unir vida y poesía en un mismo impulso creador.



Hombre de palabras, las palabras del hombre


No sólo porque ha vivido de la palabra escrita sino también porque ella fue el objeto de su deseo y su medio de expresión más utilizado; quisiera ofrecer a modo de recordatorio, algunas de sus composiciones poéticas en donde se refiere a ella, ya como comienzo, cimiento y simiente de lo más libre del mundo real o como la manera más contundente de nombrar la circunstancia del hombre con su entorno vivencial.
Veamos: en un poemario titulado “Asueto” (1939/1944) dice: “Palabra, voz exacta y sin embargo, equívoca; oscura y luminosa; herida y fuente: espejo; espejo y resplandor; vivo puñal amado ya no puñal, sí mano suave: fruto. / Palabra, una palabra, abandonada, riente y pura, libre, como la nube, el agua, como el aire y la luz, como el ojo vagando por la tierra, como yo si me olvido. Palabra, una palabra, la última y primera, la que callamos siempre, la que siempre decimos, sacramento y ceniza”.
Años después, en 1946 escribe “Puerta condenada” en donde señala: “Dales la vuelta, cógelas del rabo (chillen, putas), azótalas, dales azúcar en la boca a las rejegas, ínflalas, globos, pínchalas, sórbeles sangre y tuétanos, sécalas, cápalas, písalas, gallo falente, tuérceles el gaznate, cocinero, desplúmalas, destrípalas, hazlas, poetas, haz que se traguen todas sus palabras”.
En otra parte de su producción, bajo el título “Trabajos del poeta” (1949), afirma: “Lo más fácil es partir una palabra en dos. A veces los fragmentos siguen viviendo, con vida frenética, feroz, monosilábica. Es delicioso echar ese puñado de recién nacidos al circo: saltan, danzan, botan y rebotan, gritan incansablemente, levantando sus coloridos estandartes. Pero cuando salen los leones hay un gran silencio, interrumpido sólo por las incansables, majestuosas mandíbulas... Ronda se insinúa, se acerca, se aleja, vuelve de puntillas y, si alargo la mano, desaparece, una Palabra. Sólo distingo su cresta orgullosa: Cri. ¿Cristo, cristal, crimen, Crimea, crítica, Cristina, criterio?”


En “Águila o sol” (1950) manifiesta: “Palabras, ganancias de un cuarto de hora arrancado al árbol calcinado del lenguaje, entre los buenos días y las buenas noches, puertas de entrada y de salida y entrada de un corredor que va de ninguna parte a ningún lado”.
Posteriormente, en el prólogo de “Libertad bajo palabra” (1960) revela: “Contra el silencio y el bullicio invento la Palabra, libertad que se inventa y me inventa cada día”.
En “Blanco” (1960) sostiene: “El comienzo, el cimiento, la simiente, latente, la palabra en la punta de la lengua, inaudita, inaudible, impar, grávida, nula, sin edad, la enterrada con los ojos abiertos, inocente, promiscua, la palabra sin nombre, sin habla. Si es real la palabra, el mundo es la grieta al resplandor, el remolino...”.
En “Pasado en claro” (1974) insiste: “Mis palabras, al hablar de la casa, se agrietan.”





Por último, en “Árbol adentro” (1987) el libro tiene la forma de un árbol de cinco ramas, cuyas raíces son mentales y sus hojas, sílabas. La primera rama se orienta hacia el tiempo y busca la perfección del instante. La segunda habla con los árboles, sus prójimos y lejanos. La tercera se contempla y no se ve: la muerte es transparente. La cuarta es una conversación con imágenes pintadas, bosque de vivientes pilares. La quinta se inclina sobre un manantial y aprende las palabras del comienzo.
Allí, entre otras líneas, se lee: “Decir: hacer”: “Idea palpable, palabra, impalpable: la poesía/ va y viene/ entre lo que es y lo que no es. Teje reflejos y los desteje. La poesía siembra ojos en la página, siembra palabras en los ojos. Los ojos hablan, las palabras miran, las miradas piensan. Oír los pensamientos, ver lo que decimos, tocar el cuerpo de la idea. Los ojos se cierran, las palabras se abren”.
Esencialmente puede sostenerse que como poeta, Paz encontró en el ritmo la verdadera clave de la creación. Al respecto ilustró: “El lenguaje, como el universo, es un mundo de llamadas y respuestas, flujo y reflujo, unión y separación y expiración”.
Igualmente en “Carta de creencia” celebra: “Esa palabra eres tú, esa palabra te lleva de ti misma a ti misma. La hicimos tú, yo, el destino. La mujer que eres es la mujer a la que hablo: estas palabras son tu espejo, eres tú misma y el eco de tu nombre.”
Del breve itinerario recorrido se puede observar un decir pleno de vivencias, con sus consecuentes resonancias idiomáticas.
La poesía era para él, como un colibrí, capaz de encerrar en su pequeñez, en un instante, toda la quietud y el movimiento de la vida… “Quieto, no en la rama, en el aire, no en el aire, en el instante, el colibrí…”.
El escriba, como un alquimista del verbo, entregó con un lirismo lúcido y sutil, poemas pulidos en extremo, equilibrados en un trasfondo expresivo que no está hecho tan sólo de las palabras que ofrece; sino también contorneado en el peso silencioso que su pensamiento provoca.
“En el jardín de las caricias corté la flor de sangre para adornar tu pelo. La flor se volvió palabra. La palabra arde en mi memoria. Amor: reconciliación con el Gran Todo y con los otros, los diminutos todos infinitos...”.





Cine Cordobés




¿Teodoro Campagna es la versión radical de Leonardo Favio o un crítico profundo de la clase política?

Por Sebastián Ianiero
zebastian10@hotmail.com
www.sebastianianiero.blogspot.com

“Yo sólo sé dos cosas de mi padre que se llama Hipólito y que es radical”. Con esta frase categórica comienza el nuevo film del realizador cordobés Teodoro Campagna: Hipólito. Una ficción muy realista que muestra crudamente lo vivido en el año 1935 en la localidad de Plaza de Mercedes. Por aquel entonces ocupó de facto la Presidencia de la Nación un militar: José Félix Uriburu, mostrando la lucha despiadada entre los radicales y el gobierno conservador.
Hipólito, un niño oriundo de Rio Primero, con tan sólo 10 años decidió buscar a su padre del cual tiene muy pocos datos. Transitaban épocas de elecciones, por lo cual, los radicales se ven con posibilidades amplias de ganar y envían desde Córdoba a Plaza Mercedes a un abogado llamado Marcelo Frías, quien oficiaría como fiscal en el día de la elección.
Llegado el día del comicio electoral la policía no dejó ingresar a votar a los que no adhieran al partido demócrata, por lo que un campesino (Arguello) del lugar con la ayuda de un niño llamado Hipólito (Lucas Gamarra), decide darles la libreta –DNI- de radicales difuntos (fraude), a los habitantes del lugar, y así se asegurarían la victoria.
Hipólito en el interior del cuarto oscuro, pudo observar como un policía ordenó a un elector a votar a favor del partido demócrata en contra de su voluntad y el niño estalló con un estruendoso grito. Marcelo Frías se percató de lo ocurrido y decidió, como fiscal, anular esa urna. A partir de aquel instante, Marcelo Frías toma más protagonismo y después de caer preso descubre la gran manipulación por parte del gobierno para que se vote al partido demócrata (conservador). Él decide volver al pueblo para tratar de hacer recapacitar a los habitantes del lugar de que no deben someterse a los conservadores, claro él era radical, pero defiende los valores de la democracia.
Cuando llega a destino se encuentra con un pueblo totalmente sometido por medio del temor y la violencia de la policía para que voten por los conservadores, es más, algunos que no querían votar se les quitaban las libretas o documentos. Al ver tan terrible injusticia, Marcelo Frías decide con ayuda de Arguello, tomar el control de la situación y pelear por revertir esa situación. La sorpresa el día de la votación no se hace esperar. La muerte y el espanto tiño con un manto luctuoso aquel día.
En una primera lectura, se podría decir que Campagna en Hipólito logra asociar a la perfección la unión entre los valores de la democracia y los ideales de algunos integrantes del partido radical. ¿Por descuido o intencionalidad? ¿El fin justifica los medios en la política? Sin embargo, un espectador más atento o un buen periodista puede notar que el joven director cordobés realiza una crítica profunda a la ética del ser humano… la crítica a la clase política es sólo una excusa para lograr tal efecto.



Ficha técnica:

Proyección:

Dinosaurio Mall: Alto Verde 13:05 – 17:00 – 20:50
Ruta 20 15:05 – 21:05
Género: Drama / Dirección: Teodoro Campagna / Actores: Lucas Gamarra, Luis Brandoni, Enrique Liporace, Daniel Valenzuela, Pablo Tolosa, Tomás Gianola, Analía Juan, Maxi Gallo, Franco Muñoz, Maura Sakeva, Gonzalo Dreizik / Duración: 110 min. / Apta para mayores de 13 años.
Ambientada en Plaza de Mercedes, la película es una ficción de narra los acontecimientos históricos de 1935 a través de la vida de Hipólito, un niño huérfano de 10 años que vive allí.




Clínica de Microrrelatos
a cargo de Fernando López
Duración: Dos (2) encuentros: 24 y 25 de junio de 2011
Viernes de 18 a 21. Sábado de 10 a 13
Arancel: $ 200.-
CUPO: 15 alumnos
Inscripciones en la editorial Comunicarte, Ituzaingó 882 (Librería del Palacio, PA) de la ciudad de Córdoba, y a través de los teléfonos y mail institucionales: 4684342 / 4683460,
direccion@comunicarteweb.com.ar

Pueden reiterarse las clínicas ante la demanda del público, durante los meses de setiembre y noviembre. El tallerista puede repetir la experiencia.







Camino inverso
Cristina Ramb



Tuve que desandar la madrugada
recorrer el camino
a la inversa del deseo
aspirar el último gemido
desenclavar mis uñas de tu espalda
aquietar los vaivenes presurosos
relajar cada músculo aterido
hasta recuperar el pulso
encausar la sangre.
Te devolví tu aliento y sudores
absorbí la saliva de tu pecho
despegué de tus labios y de tu lengua
ahuyenté de mi oído tus palabras.
Me desaté tus brazos de cadenas
impuse la distancia a tus caderas
a tus muslos.
Regresé al instante de tus ojos
cuando estalló el infierno en las miradas
y el reloj se detuvo por el fuego.
Luego al fin la verdad
de lo imposible
disfrazó de razón toda locura
Imaginé que nunca había pasado
para decirte adiós
cuando el dolor
se instalaba en mi última palabra.



Cristina Ramb presentará su libro “Bendita Sed” el próximo Miércoles 11 de Abril a las 19.00 hs en Casa de Pepino, Fructuoso Rivera esq. Belgrano, Córdoba





Uno más
Virgilio Zurlo

Puedo cantar
aunque este canto,
el último a tu memoria,
es más un elogio
de mi pobreza,
sea que madurando
entre decepciones deja
la verdadera miseria.

Sea de las horas
que sólo por pasar
nada más pasan;
de la carne que resiste
y los huesos que se achican,
de la memoria, demasiada,
si el tanto pensar encierra
complicidad con la tristeza.

Cómo invocar
recurrente al amor
desde la pobreza,
como descubrir
desorientado y silente
si alguna vez pasó.


Virgilio Zurlo presentara dos libros: “Donde estés" y "Puedo cantar madre" el Miércoles 11 de Abril de 2011 a las 20.00 hs. en Noche de Bandada, Barcelona Bar, Caseros 45, Córdoba





Un piano / Laura García del Castaño



Un piano hace a la música lujosa
hace de las notas una entrega infinita.

Ella espía la música y se infecta
Sólo del dolor se infecta,
lo aprendió de oído a celebrar en su llanto.

El peso de las cosas rotas
Se vuelve melodía y le impide morir.

Eso es la música.
Un músculo que transpira toda la calma en su fiebre
de escalas, de gemidos.
Un rayo que parte una casa en su fiesta.
Un piano
que maulla a las puertas de un niño viejo,
y le trae su infancia
como si fuesen flores a una virgen muerta.

Sólo está a salvo quien conoce la música
Quien ha afinado una herida
Quién ha crujido un compás frente a las propias tumbas.

Porque la melodía puesta en las cosas rotas te impide morir.
Prepara la gruta de tu virgen muerta,
le reza otro llanto
un canto para encadenar a sus agrios derrumbes.

Ella disparó a sus sienes
Con un silencio de blanca
Con el instrumento que tocan
los que aprendieron a solfear de sus marcas, de sus fuegos.


Ella disparó a lo más alto,
a lo que flameaba en la cima de su clave.
con la tecla más honda, la más muda.





Un merecido galardón para Galia Kohan
Galia Kohan en Per-cantas



Galia Kohan nació en Córdoba. Es actriz, directora, autora, cantante, titiritera, Profesora y Licenciada en Letras. Se inició en el grupo El Duende, luego en La Chispa, tuvo experiencia teatral con Miguel Iriarte, y luego en La Cochera de Paco Giménez. 42 años de experiencia en el teatro independiente de Córdoba, le valieron un merecido reconocimiento ya que acaba de recibir el Premio Provincial de Teatro. Reconoce como sus maestros a Miguel Iriarte, Paco Giménez, y Kozana Lucca.
En su carrera ha trabajado en casi todas las salas de esta Ciudad y también en Villa Carlos Paz. Con la obra Taxi ganó el Premio Carlos a la mejor actriz de Córdoba en 1986. Ha recibido, entre otros, los premios a la Mejor Actriz del Festival Infantil de Necochea, (2000), y el Premio Teatro del mundo a la labor actoral por Intimatum Centro Cultural Ricardo Rojas (2003). Recibió dos Premios Trinidad Guevara, el Premio instituido por los SRT y la Universidad Nacional de Córdoba. En 1973 mención por La Chispa y en 1978, Mejor Obra y Mejor Actriz por Actores de Reparto, dirigida por Quique Dubois.
OBRAS
Ha dirigido El Petirilio de Laura Devetach (Comedia Infanto Juvenil ). Estrenada en Teatro Real
Aliento de ácaros – Dirección- Paco Giménez
La Nona- Dirección Horacio Gramajo
Choque de cráneos - Dirección Paco Giménez
Luto en la zona – Dirección José Luis Valenzuela
Guanahani ¡aquí llegó Colón! - Autor y director Roberto Espina
Antes/Después -Dirección Rubén Szuchmacher
Intimatum (creación colectiva – Los Delincuentes)
Como cantante participa en Antro el 55- Por la vuelta junto a la pianista Laura Gamrom y Per-cantas junto al pianista Alejandro Baró.

Comentarios

Anónimo dijo…
Felicitaciones por este nuevo número!
Abrazo,
Sergio
Anónimo dijo…
Amigo Eduardo:

Le pido que difunda entre sus contactos y ojalá participen, usted y ellos.

Se trata de un concurso internacional para libros de cuento ya impresos, en castellano.

Lo más interesante, además del premio, es que los volúmenes que nos lleguen serán donados a 4 bibliotecas y a 11 escuelas marginales (escuelas rancho y escuelas balsa que navegan por el delta del río Paraná).

Felicitaciones por el boletín Basta Ya! Me sorprendió y agradó mucho la nota de Clarice Lispector.

Abrazo grande.

MM
Anónimo dijo…
Querido Eduardo: Agradecido por la publicación virtual y el envío via e-mail del último Basta ya!, felicitándote por la cuidada presentación, te abraza fraternalmente:

Rafael
Anónimo dijo…
Hola EDUARDO , está excelente la revista .... y te agradezco la nota ...me gustó mucho !!! te mando un abrazo . galia
Anónimo dijo…
hermosa esa tapa, Edu, disculpame me colgué en enviarte un trabajo y después anduve con temas personales.
Un número precioso. Gracias por tu trabajo.
Un abrazo
Claudia
Anónimo dijo…
Amigazo! Estoy leyendo ese hermoso poema tuyo y el de Alejandro Raymnd. Una belleza el Boletin. En Mayo estoy por Córdoba.
Mariana Montenegro
Anónimo dijo…
Muy bueno.necesito tres revistas Basta ya!
Seba
Anónimo dijo…
Bravo Eduardo!
cada vez mejor tu trabajo y la selecciòn
sigan adelante
Julio Taborda Vocos
Anónimo dijo…
Excelsitud la presentación del Libro Terazas de Jorge Carranza,dondeprevalecio el afecto y la calidez que genera el autor a travez de la poesía. Galardón merecido para el Fasciculo nº 115 de Abril del Basta ya!.Felicitaciones, vamos por más. La cultura, educación Arte, Inteligenci es lo único que nos redimirá.
Julia Vale
Gustavo Tisocco dijo…
Excelente boletín Edu, saludos a todos los que lo hacen, Gus.
Marina Centeno dijo…
Magnífico! gracias...
Marina Centeno.
Liliana dijo…
Realmente interesante y enriquecedor.
Isabel dijo…
Este boletín me ha parecido buenísimo.Desde el cuadro de la muchacha del arete, es un adelanto de buen gusto. Yo desde que vi "La joven de la perla"no paro de recomendarla y asi voy a hacer,Eduardo, con el boletín. Leí la parte de poesía y alguno de los artículos. Me gustó mucho Vendaval y Cristo inconcluso. También hay ilustraciones adecuadas que demuestran una dirección conocedora y fina. Seguiré leyéndolo y releyéndolo.
Isabel Llorca Bosco
Anónimo dijo…
Eduardo:

Tienes un blog hermoso, estetico, variado y con contenido de gran calidad. Incluir critica cinematografica y algunos cortos es una idea excelente.
Te felicito, me gusto mucho conocerlo.

Un abrazo

Carmen Amato

Entradas más populares de este blog

Horacio Burgos // Biografía y Discografía // Video

BOLETÍN LITERARIO BASTA YA DICIEMBRE 2010