jueves, octubre 07, 2010

TETRALOGIA DE MUJER CON SOMBRERO



Tetralogía Mujer Con Sombrero

Muchos deben conocer: "Oleo de una mujer con Sombrero", es una de las más escuchadas, y tocadas del gran trovador cubano, Silvio Rodriguez. Esta gran canción es parte de una tetralogía que se cree son asociadas a un tema en común: un cuadro de Chagall.
Ahora bien, algunos dicen que se centra netamente en un cuadro específico para hacer este conjunto de 4 canciones, pero para mí gusto, el artista hace un guiño a Chagall y se vale para escribir su propia historia, tal vez pudo ser a Emilia que se refería, su primer gran amor, quién sabe...
Lo medular, la tetralogía parte con "Mujer con Sombrero", luego la ya pop "Oleo de una mujer con sombrero", continúa con "Detalle de Mujer con Sombrero" y finaliza con "Mujer sin sombrero". Sin duda son canciones de la primera etapa creativa de Silvio donde afloran con más fuerza, el amor, el despecho, y la capacidad interpretativa y guitarrística cruda de su mejor momento.


Mujer Con Sombrero

Yo no vine a ti , viniste tú...
Yo no te esperaba y te bese
Se supone que debo callar
Se supone que debo reír
Se supone que ... no debo protestar


Se supone que eres un regalo
Que se me rompió enseguida
Y ahora , nada , lo de siempre
Se supone que eres el sombrero de una fiesta
De esos de cartón , para la ocasión

¡oh! mujer ...
Si supieras lo breve que entraba la luz
En la casa de un niño , en un alto edificio
Y que era la hora esperada del dia
No me hubieras besado en el hombro una vez

¡oh! mujer ...
Si supieras , lo breve que entraba esa luz
En una casa , que se llamaba la noche
En una casa en la que no había más puerta
Que la de la razón de aquel niño sin fe

Ahora se supone y nada más
Yo también quisiera suponer
Que la cobardía no existió
Que es un viejo cuento de dormir
Pero quedo yo ... en medio de mí.

Y en medio de las mismas paredes
Sonriendo a los amigos
Yendo allá , desayunando
Pero quedo yo aquí aplaudiendo una vez más
A los fantasmas de las seis

¡oh! mujer ...
Ojalá que contigo se acabe el amor
Ojalá hayas matado mi ultima hambre
Que el ridículo acaba implacable conmigo
Y yo , de perro fiel , lo transformo en canción

¡oh! mujer ...
No te culpes , la culpa es un juego de azar
Nadie sabe lo malo que puedes ser riendo
Ni lo cruel que pudiera salir un regalo
No te asustes del día que va a terminar
No te asusten los puentes , que caigan al mar
No te asustes de mi carcajada final.



Oleo de mujer con sombrero

Una mujer se ha perdido
conocer el delirio y el polvo,
se ha perdido esta bella locura,
su breve cintura debajo de mí.
Se ha perdido mi forma de amar,
se ha perdido mi huella en su mar.

Veo una luz que vacila
y promete dejarnos a oscuras.
Veo un perro ladrando a la luna
con otra figura que recuerda a mí.
Veo más: veo que no me halló.
Veo más: veo que se perdió.

La cobardía es asunto
de los hombres, no de los amantes.
Los amores cobardes no llegan a amores,
ni a historias, se quedan allí.
Ni el recuerdo los puede salvar,
ni el mejor orador conjugar.

Una mujer innombrable
huye como una gaviota
y yo rápido seco mis botas,
blasfemo una nota y apago el reloj.
Qué me tenga cuidado el amor,
que le puedo cantar su canción.

Una mujer con sombrero,
como un cuadro del viejo Chagall,
corrompiéndose al centro del miedo
y yo, que no soy bueno, me puse a llorar.
Pero entonces lloraba por mí,
y ahora lloro por verla morir.




Detalle de Mujer con Sombrero

Nací cuando las nebulosas
aún eran polvo cósmico en loca presión,
cuando ni el bisabuelo de este universo
había conocido la luz
nací mucho antes y aún soy lo mismo que fuí.
Lenguas de fuego, estrellas remotas
cuerpos volando y buscando la vida,
breves tormentas de millones de años,
ojos en cielo azul.
Qué joven soy
que me dará la vida
que me dara el amor.
Me hice universo galaxia, planeta
en mi lomo crecieron animales y selvas
y la inteligencia fue haciéndose rienda
nací mucho antes y aún soy lo mismo que fuí.
Un semi mono, cazador de venados
pirámides, tumbas de arena del hombre,
dioses y héroes, imperios caidos
guerras de la religión.
Pero qué joven soy
que me dará la vida
que me dara el amor.
Me brotaron colonias, más tarde repúblicas
y paises enormes en revolución
nació quién me puso nombre y apellido
y profetas con pie de leon
nací mucho antes y aún soy lo mismo que fuí.
Sueños armados, ideas preciosas
mal enemigo con banderas atómicas
elementales y viejas miserias
y el corazón de un fusil.
Pero qué joven soy
que me dará la vida
que me dara el amor.
Aún me paseo robándole el aire
cualquier esperanza que ablande mis guerras
soy enemigo de mi y soy amigo
de lo que he soñado que soy
nací mucho antes y aún soy lo mismo que fuí.
Un embutido de angel y bestia
la democracia y el templo hermanados
hombres, mujeres, niños y viejos
y algo para una mujer.
Pero qué joven soy
que me dará la vida
que me dara el amor.
Cuando me beses, cuando me acaricies
vas a sangrar, vas a iluminarte
mi anatomía de espuma y granada,
hiere y canta por mi,
es que naci mucho antes y aún soy lo mismo que fui.
Cuando me dejes, cuando me rechaces,
estarás destuyendo, negando a mis padres,
a todos mis hijos, a lo que me hizo
y a lo que yo vine a hacer.
Pero qué joven soy
qué me dará la vida
qué me dara el amor.




Mujer sin Sombrero

Si un funcionario y un poeta amaran a la misma mujer,
que nueva implicación tendría la guerra astuta qe padecen,
y en fin donde se posaría la victoria del amor.
El funcionario con funciones,
el poeta cambiando de voz,
los dos haciéndose pedazos
contra el temible amor,
los dos haciéndose pedazos
contra el terrible amor.
Si les pregunto a los presentes acual de los dos le van,
los despeinados al poeta y los peinados al suicidio,
y sólo yo le apuesto todo a la mujer.
Hicimos el amor en la ventana
y el vecino de enfrente se quejó.
Eso no lo sabías, no lo dije,
que ventana mejor se humedeció.
No llegué a ir al mar pero fui al pueblo
y en lugar donde iba su voz.
Siempre se hizo silencio, un gran silencio,
nadie ocupó tus sillas, tu canción.
Hay que salvar esos recuerdos de todo lo que fue ruin,
hay que salvar esos recuerdos para salvarte a tí.
Hay un amor que da lo diario que te va a comprender,
y otro que canta y eterniza que te hace trascender.
Cada cual da lo que tiene: unos dan necesidad
y otros regalan palabras , veremos que dura más,
y otros regalan palabras, veremos que dura más.
Hay un amor omnipotente,
hay un amor desesperado
que descorazona las piedras,
que es más semilla que semilla,
que es mas arado que el arado.
Hay amor de amor, de amor hay como una tumba,
hay amor de laberintos más complicados que un sombrero,
hay el amor cercano a Cristo.
Mi amor no ha sido tan tremendo
ni tan alto, ni tan bello, ni tan triste, ni tan sabio
ni tan solo, ni tan loco, ni tan todo, ni tan nada,
pero canta...




Sólo Oleo de Mujer con Sombrero está grabada, se encuentra en el Album "Al final de este viaje", pero las demás, aún después de todos estos años Silvio aún no las ha grabado. Espero que lo haga alguna vez...





(Extraído de www.maurimedina.blogspot.com)

2 comentarios:

Anónimo dijo...

1) Lo que está resaltado en el primer texto me remitió inmediatamente a un poema durísimo de Boccanera que se llama "Envíos" (y que está en el libro "Bestias en un Hotel de Paso") cuyos extractos, que cito de memoria, dicen:

"todo lo que se da llega a destiempo
(...)
y lo que llegó envuelto en papel de regalo
se irá sucio de odio
(...)
vivimos de sumar y de restar
lo que te da el amor
lo que te quita el miedo"

Es tan cierto y tan doloroso al mismo tiempo! Es un poema que me parece excelente pero que me mata por igual... es casi como una piedra en los dientes!

2) Por lo demás, no se sabe a ciencia cierta cuál es el cuadro de Chagall al que se refiere Silvio en su canción, ya que no existe ningún cuadro de Chagall que se llame literalmente así...

3) Si te gusta Chagall tratá de ver un documental que se llama algo así como "A la Rusia, a los asnos y a...." algo medio largo que no me acuerdo, pero que lo hizo un director francés, que recoge varias entrevistas a Chagall y su entorno, en el que se hace una suerte de racconto de su vida, de su educación, del sentido de su obra, etc. Es PRECIOSO y está muy bien hecho, además es un placer ver las obras que selecciona el director para ilustrar lo que se va contando. Yo lo vi por marzo o abril en el Hugo del Carril en un ciclo específicamente referido a pintores. Te reitero, realmente vale la pena verlo y te lo recomiendo calurosamente.

4) Cuando pienso en Chagall no puedo evitar acordarme de una de las escenas finales de la película "Nothinghill", la mejor de toda la peli para mi gusto, en la que ella le trae de regalo el cuadro de la novia que vuela y la cabra tocando el violín contra un cielo muy azul, le pide que por favor no abra el paquete estando ella presente porque le daría mucha vergüenza, y en ese preciso momento, justo antes de irse, ella le dice a él: "Sabes? La fama no es algo real. Tienes que pensar que yo soy sólo una chica, parada delante de un chico, pidiéndole que la ame" (que no es otra cosa que lo que, en definitiva, le pedimos todas la mujeres a los hombres, tan simple como que nos quieran... ya ves que no es cierto que las mujeres seamos tan complicadas como nos pintan, la supuesta "complejidad femenina" es en el fondo un argumento machista).

Dicho lo cual, y como muy bien lo dijo el célebre filósofo contemporáneo Porky (más conocido como el chanchito): "Eso es to to to to toooodo amigos!" JAJAJAJA!!!

Un abrazo y buen finde largo!!!



renee

Anónimo dijo...

1) Lo que está resaltado en el primer texto me remitió inmediatamente a un poema durísimo de Boccanera que se llama "Envíos" (y que está en el libro "Bestias en un Hotel de Paso") cuyos extractos, que cito de memoria, dicen:

"todo lo que se da llega a destiempo
(...)
y lo que llegó envuelto en papel de regalo
se irá sucio de odio
(...)
vivimos de sumar y de restar
lo que te da el amor
lo que te quita el miedo"

Es tan cierto y tan doloroso al mismo tiempo! Es un poema que me parece excelente pero que me mata por igual... es casi como una piedra en los dientes!

2) Por lo demás, no se sabe a ciencia cierta cuál es el cuadro de Chagall al que se refiere Silvio en su canción, ya que no existe ningún cuadro de Chagall que se llame literalmente así...

3) Si te gusta Chagall tratá de ver un documental que se llama algo así como "A la Rusia, a los asnos y a...." algo medio largo que no me acuerdo, pero que lo hizo un director francés, que recoge varias entrevistas a Chagall y su entorno, en el que se hace una suerte de racconto de su vida, de su educación, del sentido de su obra, etc. Es PRECIOSO y está muy bien hecho, además es un placer ver las obras que selecciona el director para ilustrar lo que se va contando. Yo lo vi por marzo o abril en el Hugo del Carril en un ciclo específicamente referido a pintores. Te reitero, realmente vale la pena verlo y te lo recomiendo calurosamente.

4) Cuando pienso en Chagall no puedo evitar acordarme de una de las escenas finales de la película "Nothinghill", la mejor de toda la peli para mi gusto, en la que ella le trae de regalo el cuadro de la novia que vuela y la cabra tocando el violín contra un cielo muy azul, le pide que por favor no abra el paquete estando ella presente porque le daría mucha vergüenza, y en ese preciso momento, justo antes de irse, ella le dice a él: "Sabes? La fama no es algo real. Tienes que pensar que yo soy sólo una chica, parada delante de un chico, pidiéndole que la ame" (que no es otra cosa que lo que, en definitiva, le pedimos todas la mujeres a los hombres, tan simple como que nos quieran... ya ves que no es cierto que las mujeres seamos tan complicadas como nos pintan, la supuesta "complejidad femenina" es en el fondo un argumento machista).

Dicho lo cual, y como muy bien lo dijo el célebre filósofo contemporáneo Porky (más conocido como el chanchito): "Eso es to to to to toooodo amigos!" JAJAJAJA!!!

Un abrazo y buen finde largo!!!



renee