miércoles, agosto 25, 2010

Boletín Literario Basta ya! / nº 109 / 23 de Agosto de 2010



Cristina Ramb Escritora cordobesa del lado de acá




Boletín Literario Basta ya! Año 5 / nº 109 Agosto 2010







¡A Volar! Salinas Grandes / Jujuy / 4.200 mts. de altura / Argentina / Javier E. Planas



Boletín Literario Basta ya! Año 5 / nº 109 Agosto 2010 Córdoba / Argentina

Boletín Literario Basta Ya! / nº 109 / Agosto de 2010
Revista Cultural


Director / Propietario: Eduardo Alberto Planas Colaboradores Permanentes: Liliana Chavez, Alfredo Lemon, Jorge Luis Carranza, Pablo Carrera, Adriana Pozzo. Colaboran en este número: Armenouhi, Juan Martín Velázquez, Isabel María Cadogan, Cristina Ramb, María Teresa Archina, Cecilia Olguín, Ronzerta Coanca, Raúl Lelli Diseño y Diagramación: Eduardo Alberto Planas Dibujos: Ele Juárez (www.facebook/elejuarez) / Fotografía Cuadros de El Rincón de Claudia Vilte / ¡A volar!: Javier Eduardo Planas Los artículos firmados no reflejan necesariamente la opinión del Basta Ya! Suscripción gratuita. Este Boletín se edita en forma virtual Quincenalmente. Registro de Propiedad Intelectual nº 598958. Hecho el depósito que marca la ley 11.723. Se puede reproducir con cita de autor y fuente. www.boletinliterariobastaya.blogspot.com Suscripción gratuita a: eduardoplanas2001@hotmail.com. Te: 154085800



Sumario:


Bendita Sed / Cristina Ramb // Viajes / Jorge Luis Carranza // Sapo con estrellas / Ronzerta Coanca // Amigos invisibles / Juan Martín Velázquez // La Voz / María Teresa Archina // Santa Magdalena / Alfredo Lemon // Llegaste / Eduardo Alberto Planas // Embriagado de amor / Pablo Carrera // Encogida / Mónica Ferrero // Café para dos / Raúl Lelli // Mujer que corre / Isabel María Cadogan // Una cosa trae la otra / De la Patagonia rebelde a ver florecer la palabra / Liliana Chavez // Naranjas y nueces / Alejandro Ramón // El grito armenio / Armenuhi // Arde Renania / Eduardo Alberto Planas // Fronteras / Cecilia Olguín





Bendita Sed

Cristina Ramb




Otra vez la sed y este agua que no me atrevo a pronunciar fluye tan cerca de mi boca arrastra hacia ella todas las raíces de mi alma. Desde el vientre repta un escorpión demora el movimiento. La razón se diluye al punto que apresuran los latidos un ritual de tambor retumba dentro. Y la sed incompletud del caos que se encauza hembra hambrienta concavidad del sexo cataratas de lágrimas desnudas. Otra vez el deseo y el nombre que no me atrevo a pronunciar tras la boca donde hundir la noche humedad del alma, fiebre de jaurías al acecho. Es desierto mi carne la palabra amordaza el gemido del miedo. Y el agua apunto de estallar desde tu centro por tus poros tu saliva tu simiente. Otra vez el instinto y el final de la espera la ilusión del uno, la fusión del grito la completud del sexo. Bendita sed.







Viajes

Jorge Luis Carranza




“explicar con palabras de este mundo que partió de mí un barco llevándome”. Alejandra Pizarnick Trenes avanzando noche adentro. Aviones, allá en el cielo, que apenas pueden verse. Caravanas de luces que en silencio, ondulan en la ruta. Aves que en su vuelo forman una gran “v” corta que se expande y se contrae. Barcos a lo lejos. Paisajes fugaces vistos desde la ventanilla de los ómnibus. En fin… viajes. Todos los que partieron y aún no han llegado. Son el alma. Los amo.






Sapo con estrella
Ronzerta Coanca



Erase una vez un pequeño sapo que vivía en el fondo de un aljibe. Su patria era ese trocito de agua: unas paredes altísimas y siempre la misma porción de cielo allí arriba. En las noches despejadas se reflejaba en el agua del aljibe una estrella. El sapo aguardaba su presencia puntual que solo era impedida por las noches lluviosas o nubladas. Esa estrella tan lejana en el espacio-tiempo pero que él podía tocar con sus patitas en el agua, le despertaba los más bellos sentimientos. Croaba y croaba mirando hacia arriba hasta que lo sorprendía el alba. La veía esfumarse de a poco a medida que clareaba... y le decía emocionado: hasta mañana. Así, todas las noches de toda su sapa vida. Esa estrella tal vez se había apagado hacía tiempo y tan solo llegaba su luz viajando a través del espacio, desde una galaxia muy lejana. Poco importa. Ese sapo no era un sapo cualquiera. Tenía una estrella y se acostaba con ella iluminando su sueño mejor.






Amigos invisibles
Juan Martín Velázquez



I Uno tuvo su pandilla para aliviar las soledades más hondas Allá en tiempos de jugar a ser personas Diáfanas presencias de almitas volátiles. Presumible vigías del viento sin velete ni más horizonte Que cuatro medianeras que demarcaron aquél tiempo feliz De cierta infancia hambrienta y solitaria… Pájaros errantes sin edades definidas Unidas en el secreto intento de sus vuelos. Fueron sus compinches más fieles y leales, Sin trompos luminosos ni locos barriletes. Y en ese inventario de fugaces transparencias Giró la rueca dislocada de la vida en ciernes. Ellos me develaron terribles esplendores, Acunaron penitencias, descomunales aburrimientos… No preguntaban mucho ni escrutaban con miradas De búhos pertinaces, reprobándolo todo. Esgrimían su sonrisa de ráfaga encantada Esparcían sobre mi espalda su aliento solidario… Sabían como nadie que si a la cita algún día faltara Sería una cuestión de fuerza mayor…si fuera necesario En el reino de los invisibles se desdibujan los sueños Solo las almas son seres traslúcidos, Mariposas de un cielo de hamacas y rayuelas, Donde el humo dibuja tiznantes fabularios, Con su lápiz ceniciento de locas chimeneas… Pasó el tiempo y sólo sus nombres como un tatuaje En mi memoria niña permanecieron grabados Eran tres los quijotes, invisibles y amigos… Por un cielo de infancia, desmesuradamente largo… Solo tres memorias de vuelos infinitos Que remontaron sus nombres: Tina, Miguel y Ricardo. Cuando grande me vi ante el espejo… Empañado de soles no me puede explicarlo. Un polvillo flotaba como tres polisones En el aire haciendo piruetas, osando desafiarlo Volviendo de un ayer lejano e inasible… A desenterrar sus almitas, en el fondo del patio. II Nos lleva la vida entera a la vuelta de los años Descifrar sus paraderos, reconstruir sus rostros, Sin fotografías mediantes que ayuden a visibilizarlos, Conferirles una entidad de abrazo con nosotros, Sus fraternales manos arcanas de la ternura… Advierten que los de entonces, ya seremos otros. Por algo busco y busco, sediento de sus voces Buscar en las miradas un guiño o cosquilla, Un roce tan furtivo de diáfana ventura, En estos rostros nuevos que a veces no conozco.








La Voz
María Teresa Archina


Quisiera ser la voz que fluye apacible como el río apacible que fluye en disímiles trayectos. Pero la vorágine me arrastra y me devora. No soy el agua dócil que danza en sus orillas. Ni el cielo límpido que extasiada contemplo. Dibujo de Ele Juárez









Santa Magdalena

Alfredo Lemon



Durante años peregriné buscando una respuesta. Ahora, en los templos de la India encuentro cobijo a todas mis cavilaciones: vinimos a purificarnos los pies los unos a los otros. De qué valen los honores, las calumnias, los insomnios, las traiciones, los reinos, crucifixiones... Vinimos a purificarnos los pies. Siente cómo late tu pezón al acercarse a mi boca. Déjame secar mis lágrimas por los días que no tuvimos. Déjame secar tus lágrimas por lo que no serás. Déjame ordenar mis versos para salmodiar tu nombre. Vinimos a purificarnos los pies los unos a los otros. Vinimos a perdonarnos, hacer el amor, resucitarnos.






Llegaste
Eduardo Alberto Planas



Llegaste en medio de la oscuridad. Tú no sabías quien era, yo no sabía ni quién era. Poco a poco fue apareciendo la luz. Estuviste allí con juegos, sorpresas y enigmas. Nunca vi tanto amor por los demás. Tanta entrega y dedicación por los débiles de ésta tierra Dulce personita angelical que suele subir y volar. No regreses a la cruel realidad. Sigue siendo tal cual eres porque así tiene que ser. a Cintia Campos









Embriagado de amor
Pablo Carrera



La verdad, que he visto un par de cosas de Paul Thomas Anderson y me han gustado. "Magnolia" es increíble. Y hasta la lluvia de sapos es increíble. Pero pasa como algo más. Años después de esa joya, nos regaló "Punch drunk love". O "Embriagado de amor", como la conocimos por acá. Jugarse a tener como protagonista a Adam Sandler en algo que no fuera comedia pasatista, todo un tema. Si bien la peli es algo rara, tengo que reconocer que me gustó. Es como un imprevisto continuo: los actores, el argumento, la música. Emily Watson, genial, al igual que Philip Seymour Hoffman (años después bien merecido Oscar por "Capote"). En fin. La peli, en ese descalabro, logra para mi gusto, una de las mejores escenas del cine, cuando el actor decide jugarse y viajar, así como estaba, a Hawái, a buscar a su amor. Es una escena como de seis minutos, con el temita "He needs me" cantado por Shelley Duvall (de la banda sonora de "Popeye", un bodrio, pero la canción es pegajosamente pegajosa), que culmina con las siluetas de ellos abrazándose por error y cayendo en un beso, mientras un mundo de sombras pasan a su alrededor, también como por error. Una genialidad. Esa genialidad es la que encontré hace un tiempo y a donde volví hoy. Se llama San Leonardo y está en Agua de Oro. Ensayando una zambita, para llegar hay que pasar el Manzano, y justo unos 200 mts antes del puente, ya entrando en Agua de Oro, hay una calle que nace a la derecha, llamada Juan Perón. De tierra, para más datos. La calle baja derechita hacia el río (si no pasan por delante de un par de restaurantes que creo se llama mi lugar, le pifiaron). Hay que cruzar el vado, seguir, a la altura de la pasarela sale una calle a la izquierda y a subirla se ha dicho. Es imposible no verlo. Un caserón, con una galería cubierta por vidrios repartidos impresionante, con un minarete en la parte de atrás. Queda a mano derecha pero a estas alturas, ya lo deben haber visto con mis indicaciones. Es un hotel boutique próximo a estrenar. En Octubre si va todo en marcha. Al lugar se lo debo a mi amiga la exquisita de la Dra. Jimena Ruiz, que me lo recomendó hace tiempo. Fui un día de testeo de postres, hoy ya fue más concreto, a comer con todas las letras. La puesta del lugar es increíble. Es como en la peli. Uno cree estar en el lugar equivocado. Es de otro tiempo, de otra cultura, de otro bolsillo. No conozco muchos hoteles boutiques, como se los llama ahora, pero bienvenidos sean a nuestra vida. De arranque a nivel ambiente tiene un 10. Gran salón, lleno de antigüedades de un gusto impecable (nos comentó una de las mozas que el dueño es un coleccionista), repartidas en las vitrinas y paredes y a lo largo de todo el inmueble. Bajando la escalera de entrada, el salón principal, con el techo cubierto por antiguas publicidades de chapa, a un costado un surtidor viejo de YPF y una moto. Fonolas, micrófonos, juguetes y copas acompañan a este salón con una barra grande con espejo atrás y caramelera al costado. Al fondo, un salón más íntimo, con hogar a leña, que termina en una bow window de vidrios repartidos. Una araña de cristal corona el sector. Hacia un costado el espacio moderno, con techo de vidrio y paredes de piedra, al calor de la salamandra, da paso a la salida al parque. El resto de la planta baja está decorado con hermosos caballos de calesita, juguetes y más antigüedades que hacen que la vista no sepa dónde detenerse. Una vez domado el ojo, a ver la carta. La cuestión arranca temprano, ofreciendo desayunos con pan de campo o de molde. Para el almuerzo, una selecta combinación de entrantes que van desde la tabla de fiambres y quesos ($ 75, es para dos), que lleva desde salame de la colonia hasta queso de cabra, pasando por aceitunas griegas y otros ingredientes más (qué antiguo! ingredientes!!!). Otras opciones interesantes, la sopa campestre o las mollejitas caramelizadas a la grapa y miel. Aviso que traen como appetizer una pastita a las hierbas y una panera que ha ingresado al hall de la fama de mis momentos gastronómicos ilustres. La masa con orégano y parmesano... hay un antes y un después. Vamos a los platos. No son muchos, son los justos. Pastas, carne, pollo y pescado. Para recomendar: los panzottis de espinaca rellenos de seso, parmesano y ricota. Con una salsa portuguesa bastante interesante por cierto. La pechuga de pollo rellena, que viene con verdes y una papa aplastada y a la hora de lo sublime, los medallones de lomo (tres), con salsa de hongos serranos y salteado de brócoli, tomates cherry y jamón crudo. Nada pijotero el plato. Si se pudo sobrevivir a todo eso (se puede, se puede), llega el festival de postres. Testeados: el crepe de dulce de leche caserito, el crumble de peras tibio con helado y salsa de chocolate, el vigilante burgues (higos en almíbar con queso criollo) y el semifredo de chocolate blanco sobre brownie húmedo en salsa de cítricos de estación. Larguísimo el titular, pero no por ello menos exquisito. A nivel bebidas tienen una cava más que interesante, envidia de cualquiera. Bajen a conocerla. En la caramelera que está al costado de la barra, hay te del que se les ocurra. También está la opción (en la carta de la entrada) de pizzetas y sándwich en pan de campo o de molde. No los probé. Como así tampoco a las tortas anunciadas para la tarde. Una buena excusa para volver ¿Precios? Los platos principales van de los $ 40 a los $ 70. Entradas y postres, alrededor de los $20. Un promedio de gasto de $ 100 por persona. La verdad: los vale. Mi viejo me endilgó el gusto por las cosas buenas. Sobre todo a la hora de comer. Y pagar cien mangos por un excelente servicio, estupendo lugar, increíble comida, hasta me parece que termina resultando barato. San Leonardo es para mi gusto, el mejor lugar para pasar un buen momento gastronómico en la provincia de Córdoba. Altamente recomendado. Para quien venía siguiendo mi derrotero de lugares medio medio, sólo tengo para decirle que había que esperar. Iba a llegar. Llegó. Como Adam Sandler a los brazos de Emily Watson mientras Shelley Duvall canta "He needs me". San LeonardoLozano Esq. Costanera Agua de Oro, Córdoba, Argentina Martes a Jueves de 8:30 a 23:00 hs Viernes y Sábado de 8:30 a 1 hs Domingos de 8:30 a 20:30 hs Reservas Martín Sacavino - 0351-153973168






Cuadro de El Rincón de Claudia Vilte / Purmamarca / Quebrada de Humahuaca







ENCOGIDA...
Mónica Ferrero



Encogida en su sillita renga de asilada, la memoria de Justina va y viene, una vez y otra vez, al país de bruma verde de su infancia. En mi tierra dulce de Galicia, los árboles daban manzanitas apretadas, higos chumbos de miel y pavías perfumadas. En esta tierra de América maldita, los árboles dan ahorcados de ingles quemadas por la picana atroz de los Lugones y alpargatas en la Fábrica Argentina de Douglas Fraser & Son santiguadas.







Café para Dos © Raúl Lelli



El hombre caminaba por la ciudad sin rumbo fijo y como empujado por una ráfaga de viento, entró a un bar, eligió una mesa y se sentó. Cuando el mozo lo abordó, le pidió dos cafés. - Para la señora cortado – dijo señalando la silla vacía que tenía en frente y quedó en silencio. El mozo no entendía nada, si el hombre estaba solo, pedir dos cafés, obedecía solo a un loco. Respetando la premisa de que el cliente siempre tiene razón, en pocos minutos le llevó el pedido y le cobró por adelantado, por las dudas. Intrigado por la actitud del cliente, lo observó desde la barra. El hombre hablaba solo, gesticulaba con las manos y cada tanto sacaba servilletas de papel que le entregaba al aire. Cuando el hombre se retiró y fue a limpiar la mesa, descubrió que el pocillo del cortado estaba a medio tomar y que en el borde, tenía la marca inconfundible de labios pintados y las servilletas sueltas húmedas de lágrimas, tenían restos de pintura para ojos. Por fin, el misterio había sido develado, aquel hombre, le había dicho adiós, a ese recuerdo.






Mujer que corre
Isabel María Cadogan

Nada me asusta más que un golpe de abandono. Tengo un inmenso "gong" que avisa a tiempo. Me van a ver corriendo por eso, cada tanto.
Pintura digital Isabel M. Cadogan









Una cosa trae la otra
Lily Chavez

De la Patagonia rebelde a ver florecer la palabra.


El jueves pasado, 19 de agosto en el Centro Cultural La Fábrica, se realizó la presentación de La puta Patria. Una pantalla reflejaba las imágenes de una película: “La Patagonia rebelde” del Director Héctor Olivera, con guión de Osvaldo Bayer que recrea la masacre que significó el fusilamiento de 1.500 obreros rurales en la década del 20, film prohibido por Juan Domingo Perón primero (aprobada por el mismo después) y luego censurada por Isabel Perón y exhibida en democracia en 1984. Pero esta vez, las imágenes sólo servían de introducción a lo que vendría después. Cinco poetas cordobeses de increíble talento (Leandro Calle, Julio Castellanos, Néstor Merigo, Claudio Suarez y César Vargas) quisieron reivindicar, a través de una Carpeta de poemas, un hecho histórico ocurrido en febrero de 1922, que tuvo como protagonistas en la Patagonia a cinco mujeres prostitutas (Maud Foster, Amalia Rodríguez, Angela Fortunato, Maria Juliache y Consuelo García). La introducción a este trabajo son palabras del escritor Osvaldo Bayer que, en su libro “La Patagonia rebelde”, cuenta que en Puerto San Julián se le avisa a Paulina Roviera, dueña del prostíbulo “La Catalana” que los soldados de las tropas fusiladoras de los peones rurales, irían en tandas a tomar los servicios de las prostitutas. Un hecho inesperado e insólito ocurre entonces: las cinco mujeres del prostíbulo se niegan a acostarse con los soldados, al grito de “asesinos” “cabrones mal paridos” y con palos y escobas en las manos los echaron a la calle. (*) Hubo historia, y música. Luego me fui caminando hacia la parada de colectivo. Y es aquí cuando todo se arruina. Como dije muchas veces, no es fácil ser un usuario del transporte urbano de Córdoba, hay que armarse de paciencia y – en lo posible – procurar aprovechar ese tiempo, convertir su aridez en fertilidad. Quienes siguen Una cosa trae la otra saben que me gustan las antigüedades y coleccionar incluso, revistas o libros que son verdaderas perlitas. Por eso siempre llevo algún material interesante que a veces no leo por falta de tiempo. Esta vez, había alzado al azar, una Revista Crisis de abril de 1986. Entre ese material está aquello que alguna vez fue censurado, quemado, desaparecido por quienes no entendieron ni entenderán nunca que las ideas no se matan. Mi madre diría que nada como lo prohibido para atraer la curiosidad y es así, ni más ni menos. Cuando leo estos artículos lo que encuentro es un poco de rebeldía, de ideales comprometidos, pero – en realidad -nada del otro mundo. Me detuve interesada en un artículo que hablaba de la Feria del Libro de entonces, donde Juan Jose Manauta, Enrique Medina, María Esther de Miguel, Griselda Gambado, y recuerdan la feria en época de dictadura y Abelardo Castillo contaba que el primer año de la dictadura, algunas editoriales se agruparon en un gran stand antioficialista que se llamaba “Convergencia” donde firmaban sus libros Liliana Heder, Isidoro Blainsten, Tejada Gomez, Jorge Asís entre otros y comentaba que en los años siguientes, la feria fue un lugar donde palparnos, reconocernos en la oscuridad de saber que aún estábamos. Y me quedé pensando en la fuerza de la libertad, de lo importante que es la escritura, la música, toda forma de expresión. Y reaccioné, en que los cordobeses también tenemos prácticamente encima la Feria del libro, que por suerte ya no existe esa oscuridad de la que hablaba Abelardo Castillo y que lo quisiera es reconocer a mis pares sino al común de la gente, enredarme con aquellos que no tienen mucha oportunidad de estar en contacto con la palabra oral y escrita. Luna de Pájaros y el Basta ya! realizaremos en el Obispo mercadillo un espectáculo poético-musical , al que por cierto están invitados. Será el 15 de Setiembre a las 19:30 horas y consiste en la presentación del libro “Cuentos del Camino Real y otros cuentos” del marplatense Alejandro Ramón, con una reseña histórica del Profesor Carlos Ighina, Distinguido con el Jerónimo Luis de Cabrera 2010. También la música a cargo de excelentes artistas como Meli Alvarez y Carlos Arguello , el teatro con la participación de la actriz Myrna Brandán y la mesa de poesía del Basta ya! que reunirá a Alfredo Lemon, Jorge Carranza, Mónica Ferrero y quien escribe esta columna, con la coordinación de Eduardo Planas. Y antes de decirles que será hasta que Una cosa traiga la otra, quiero que conozcan a Alejandro Ramón, médico traumatólogo que le abrió las puertas ya de grande, a la escritura – a la narrativa en particular, con la solvencia de quien lo hizo toda una vida. A él pertenece el siguiente cuento. Que lo disfruten y hasta la próxima. (*) Podrán adquirir esta Carpeta de Poemas “La puta Patria” en las librerías de Córdoba y quien se haya quedado enganchado con la historia, existe otro libro “Poetas y putas” presentado el día en que Osvaldo Bayer cumplía 81 años. Sus páginas tienen anécdotas del escritor, fotos eróticas de la época y poemas de Oliverio Girando, Raúl González Tuñón, Nicanor Parra, Gonzalo Rojas, Jaime Sabines, Charles Bukowsky, Rogelio Ramos Signes, Héctor Miguel Angeli, César Fernándes Moreno, Jorge Rivelli, entre otros.










Nueces y naranjas
Alejandro Ramón

-
–Aquí estamos, confinados, algunos dicen atrapados, pero con suerte de haber nacido en Córdoba, el clima de este lugar es muy benigno. Bueno será aclarar que, en lo que a mí respecta, una vez que me asiento, no soy de ahorcar los hábitos, a este patio no lo cambiaría yo por nada en el mundo. Si me trasladasen, moriría. ––Lo mismo digo, sí señor, claro que sí, es ventajoso no ser andariego. A los trashumantes le suceden cosas dañosas y desconsoladoras. Los que nos enraizamos al suelo natal, disfrutamos el placer estático de compartir olores y resplandores del terruño hasta la muerte. Acaso te has preguntado alguna vez qué sería de nosotros en Londres, sin el aroma embriagante de los higos caídos, o en París sin el sol cegador peleándole un lugar a la sombra del urunday, o en Roma sin el aljibe. He pensado mucho en esto que forma parte de la esencia misma de mi ser. No es bueno “hacerse a la mar”, lo que es igual que decir “hacerse al camino”. ––¿Y el patrón, cómo viviremos si no vuelve? Ambos quedaron absortos, pensando en lo incomunicable, en lo intraducible. El otoño chorreaba de las plantas, un olor a frío y a sahumerio inundaba las sombras soberbias que el atardecer enarbolaba, las hojas zanganeaban al borde de los canteros haciendo cabriolas, sometidas al capricho de una brisa bisbiseante que ceñía por la cintura al humo de la chimenea y discutía con los postigos. Cada vez que la conversación entre ellos echaba a rodar, inexorablemente el recuerdo de José María, que no paraba de roerlos, brotaba como por magia. El día que lo soltaron, las campanadas sonaron dispersas en Buenos Aires, como golpes de mortificación que la ciudad se daba en señal de arrepentimiento. Pero para eso, hubo que echarlo. Se tardaron pero lo echaron nomás. Con todo lo rubio y alto y lindo y mandón que era, ahora está huido en Inglaterra. Algunos maldicen su nombre, otros tratan de olvidarlo y otros, que se olviden que alguna vez fueron sus amigos. Nadie pudo explicárselo. A él, que no lo pudieron ni Facundo, ni Oribe ni todos los federales juntos, lo pillan como a un principiante, semejante error le costó ocho o nueve años de cárcel. En la retirada de Venta y Media, cuando por no apearse y dar mal ejemplo a su tropa siguió desangrándose, comenzó a cavar su soledad. Ahora que anda suelto y perdido, nadie se le arrima. Buenos Aires, mundana y alegre, tiene mala memoria, muy mala. El monstruo devora las entrañas y la honra de sus héroes, cuando la sangre aún no se ha despintado, sin misericordia, con sus bellas y crueles quijadas de cangrejo. ––Recuerdo el día que doña Tiburcia se lo entregó al General para luchar por la causa. Belgrano se llamaba. Un general que ni siquiera era militar. Tan pequeño, tan indefenso, tenía apenas veinte años. Su mirada acuosa se fue tras ellos, lloró con ese llanto que no se escucha, apoyando la hidalga figura en mí. Ella, que había pedido por don Santiago, entregaba su fruto por una causa encontrada. Sí señor, pidió por la vida del que fuera virrey, porque decía que había defendido con nobleza nuestra tierra, su tierra, creyó que debía hacerlo. El Deán Funes también, juntos fueron a pedir por él. ––Esas indomables enredaderas, curiosas, buscadoras de sol, de perfumes, de voces, son parte de mí, aunque sigan allí, afianzadas a la reja con sus restallantes látigos y sus raíces, que parecen tener que nutrirse de las entrañas de este suelo y no de otro. ¿Acaso sería la vida posible sin ellas, o sin los bichos que zumban como pidiendo silencio? Pues eso mismo creo que fue lo que le ocurrió a él. ––Sí, eso mismo, te doy la razón, lo sé porque me lo dijo. Cuando el ánimo se lo reclamó, tuvo que regresar. Ni el destino ni la fatalidad lo han arrancado de aquí. Cuánto habrá sufrido durante todos estos años y cuánto sufrirá, rodando entre la hediondez y los comadreos insulsos de Buenos Aires. ––Después que lo hirieron llegó con el cansancio de un domingo ¡Qué pálido estaba! y flaco como un espantajo. ¿Te acordás? ––Sí que me acuerdo, arrastraba como un halo su ambiente. Se sentó en este mismo asiento a ver cómo se construía la fascinante idolatría, desde el centro mismo de su origen, la cara trágica como una máscara de alabastro, la mano de leña. Pero detrás de esa corteza resplandecía junto al paisaje, con el que se fundía como metales derretidos. ––Pegará la vuelta, ya lo verás, y colgará el apero sudado en el palenque porque el alma se le hará pesada en la lejanía. Aquí están sus usanzas. Los cielitos, los yaravíes y las tonadas que reptan entre el pueblo, suenan diferente por estos pagos, el instinto lo ha de traer buscando mis nueces y tus naranjas, y cuando eso pase… ––¿Y si no pasa? ––Entonces será inútil desafiar a los siglos, otro como él no vendrá. El patio no será el mismo. Seguiremos estando el jazmín, la Santa Rita, la higuera, la reja y el palenque, el urunday y el aljibe, pero faltando él, el todo será distinto, nos secaremos a la intemperie. Alboreaba un día en que el desasosiego de la primavera ponía a las plantas sobre ascuas. El apero sudado colgaba en el palenque y en la ventana cabrilleaba la luz de una lámpara. La vocecita de una pluma rasguñando el papel llegaba al patio todavía lunado. Ascético y triste, “el manco” Paz escribía.







El Grito Armenio:



Es una crónica sobre el genocidio armenio escrita por el periodista Mariano Saravia. Quien nació en Mendoza en 1967 y se radicó en la ciudad de Córdoba en 1992 donde se recibió de licenciado en Comunicación Social, especializándose en universidades de diferentes países. Entre sus publicaciones se encuentran Embanderados (2006), La sombra azul (2005), Naciones secuestradas (2004). Una obra que se destaca por su practicidad, llevándonos a recorrer sus páginas embaucados en un viaje junto al autor, investigando primero la historia para luego comprender los hechos, sus reveses y contando con un análisis político que nos descubre intereses que aún no se ha disipado. Un genocidio sucedido en 1915 pero vigente en la historia por la lucha de su reconocimiento que mantiene la colectividad armenia en el mundo y porque aún los trazos territoriales parecen no haberse terminado de definir. Una labor que se destaca aún más por haber sido realizado desde una óptica distinta no siendo su autor armenio, lo que implica aún un mayor esfuerzo y seriedad. Viajando a través de Armenia y países colindantes para entender la historia en el lugar mismo donde se sucedieron los hechos. Una obra que a viva voz nos enseña sobre una causa, una lucha, que no se olvida…es el grito de un pueblo milenario que no descansa. Es el Grito Armenio que nos queda en la memoria. Armenohui









Arde Renania
Eduardo Alberto Planas

Sorprendidos en su buena fe, los renanos vieron rodeadas sus fronteras por los ejércitos de Zalarianda, unidos a Cíclopes, Orcos y Gigantes. Atacaron sin previo aviso munidos de una parafernalia militar superior a la de cualquier reino de la Región de los Vientos. Misiles inteligentes caían sobre escuelas y bibliotecas. Así llegaron a la capital del diminuto reino. Instalados, procedieron a encarcelar a la Emperatriz, Wend, al Hada Mayor de Palacio, Leda y al Sec. de Gobierno. Así también hicieron con los reinos aliados, a quienes sometieron rápidamente dada su supremacía militar. Arde Renania. Fuego por doquier. Sólo la República de Corwland por ser una de mayor población ofreció algo de resistencia, pero rápidamente fueron vencidos. Establecieron una Junta de Gobierno Permanente, presidida por la Reina Orivia, de Zalarianda e integrada por un representante de la coalición del Cíclopes, Gigantes y Orcos. En el Ministerio de Cultura establecieron una Junta conformada por conocidos locutores televisivos encargados de velar por la promoción y difusión cultural, con ciertos límites. En el Ministerio de la Paz, colocaron a ex represores a quienes previamente amnistiaron y dejaron en libertad. Encargados del Ministerio de la Solidaridad de la Abundancia a economistas de dictaduras militares, partidarios del neoliberalismo monetarista. La Junta no dejó títere con cabeza, ejerciendo una fuerte represión en todos los niveles. Se disolvieron los condados. Se prohibieron todos los eventos culturales, las Ferias de Libros, exposiciones, etc. Se quemaron miles y miles de libros en la vía pública. Algunos renanos pudieron huir hacia los impenetrables bosques de la región de los Altos Valles, en el noroeste del país. Desde allí conducidos por una ignota Reniuska y por el Consejero Edwan iniciaran la resistencia al invasor. (Continuará…)


Reniuska, líder de la resistencia de Renania Fronteras Cecilia







Olguín / Escritora cordobesa del lado de acá.




Que ahora vea cuando y donde caigo no acolchona los raspones de las capas arqueológicas Por que la sed me devasta detengo mi camino en las baldosas de todas las veredas de los pueblos más tristes antes de buscar una canilla. Y si asoma la nube sobre mi sed apenas sugiere joven tormenta refrescante corro a buscar guarida o un paraguas que desvíe la lluvia interna. Sin saliva escupo al cielo. Prendo fuego. el grafiti baña el silencio la piel dibuja tu nombre alrededor de la presa ¿sabrás leer el lápiz labial? Este cuerpo actúa en una película desierta espectadora de todas mis películas nunca reconozco a los actores. Asumo la herencia de una porción el resto se lo dedico al hijo de puta que me ha tatuado con hollín. Alguna se brinda como relámpago contra el vaivén del filo de la mirada ajena. como se anhelan las ventanas tras las rejas con las palmas alertas excavaré hasta el centro de la tierra donde el puño ablanda memoria exacta y concentra identidades.







Cuadro de El Rincón de Claudia Vilte / Purmamarca / Quebrada de Humahuaca

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Eduardo, siempre leo tu boletín, pero hoy està mejor que nunca, la nota de Pablo en el hotel San Leonardo (patrimonio del pueblo) en Agua de Oro, es un lugar digno de conocerse, està a tres cuadras de casa y con Angel solemos ir a desayunar los domingos. Pablo no hace referencia a la cava que el hotel tiene en el subsuelo, no tiene desperdicios. como tampoco su colección de antiguedades. Te cuento que hace dos o tres años, quien lo compró, un matrimonio de Villa Allende, estaba asociado con Oberto (el basquebolista), pero después la sociedad se disolvió y quedaron los actuales dueño. Han trabajado sin pausa y sin prisa. Realmente vale la pena conocerlo, su colección de antiguedades, es algo nunca visto ( al menos por mi): si bien el hotel propiamente dicho aún no está funcionado, va a tener 12 habitaciones y todas con temáticas diferentes (Luis XV, Luis XVI, ambientación de los `60, de los `70, etc. La recepción tiene un antiguo mostrador como de 3 ò 4 mts. de largo que perteneció a un almacén del 1900 y detrás el espejo biselado con marco de madera mas grande que vi en mi vida. Una parte del techo del comedor está "tapizada" con carteles de chapa con publicidad antigua: Quilmes, Cinzano, Coca, etc. Tenés que conocerlo, es un poco caro comer, pero como escapada, bien vale la pena. Realmente lo vale. Es un lujo para el lugar. Gracias a Pablo por esta nota. Hay que difundirlo más. Besos. La Vivi.

Anónimo dijo...

EXCELENTE EXCELENTÌSIMO ALEGGRO VIVANTE PIU FORTE FORTÌSIMO !!!!! ABRAZO AFECTUOSO Y FELICITACIONES, CADA VEZ MEJOR, CADA VEZ MÀS PARA QUEDARSE !!! BASTA YA DE TANTA MEDIOCRIDAD, A SUMARSE A ESTE ANDÈN CLASE VIP DE LA LITERATURA VERNÁCULA !!! BENDICIONES, FELICIDAD INFINITA, MUERA LA MUERTE !!!

Anónimo dijo...

Gracias Eduardo.Como siempre muy bueno el material. Raúl

Anónimo dijo...

Tan bueno el boletín que no sé por donde empezar. Tal vez diciendo una barrabasada,pero lo único que no leí es el artículo de Lemon porque el tema no me va pero sí me encantó el poema de Alfredo, y lo del genocidio armenio, lo de Pablo Carrera, buenísimo eso y rescatar a Liliana Chavez que hace muy grato su Una cosa trae la otra. Poesía muy buena y Juan Martín Velazquez. Las ilustraciones o fotos son fantásticas, especialmente la de sapo a la estrella o algo así. Buenísimo, sigan con este contenido.

Eugenio Banegas
Bialet Massé

Anónimo dijo...

Edu, lo tuyo es increible, sos un motor. Me alegro de estar por ahí cerca, y poder sumar algo, nada más.

Anónimo dijo...

Edu, lo tuyo es increible, sos un motor. Me alegro de estar por ahí cerca, y poder sumar algo, nada más.

Anónimo dijo...

Muy buena la Revista. Me gusta casi todo, porque no decir todo. Saludos. Sigan Adelante. Claudia

Anónimo dijo...

Me ha gustado el Boletíhn. Es la primera vez que ingreso. Quisiera saber el porque del nombre. Saludos. Una curiosidad nomás.

Anónimo dijo...

"En la portada: Cristina Ramb ( Escritora cordobesa integrante de la Bandada) ¡ A Volar! lo que nunca debieramos dejar de haceer para vivir mejor. ...Bendita Sed: Completud del sexo.....

Viajes: por Jorge Carranza. Están los que vuelven de ellos y los que nunca regresan y seguimos esperando, como lo manifiesta Jorge son "el alma y los amamos".Por estos tiempos valentia y sensibilidad de quién escribe esta poesía usand opalabras casi en extinción como "Te amo" por ejemplo.

Sapo con estrellas. Ronzerta Coanca. No me caben dudas una vez quye la luz se instala en el corazón colmándolo de vida y color como la Historia del sapo que vivía en un pozo. Puede no estar afuera porque esté nublado o tal vez en otra galaxia la estrella de luz, pero esta dentro. Lo demás es lo demás.

Martín Velázquez: Tratando de encontrar en los rostros nuevos actuales que a veces no conoce todo el ensueño de sus amigos de la infancia que eran tres. Rina, Miguel y Ricardo. Nostalgias por lo perdido y cueta tanto encontrar nuevamente.

La Voz de María Teresa Archina: tratando de poder ver lo apacible en esta vorágine que vivimos todos que no nos permite rescatar lo verdadero. Lo que realmente tiene contenido.

Santa Magdalena por Alfredo Lemon: Vinimos a purificarnos los pies los unos a los otros. Vinimos a perdonarnos, hacer el amor, Resucitarnos.Esa debió ser la misión del hombre en esta tierra, tendríamos un mundo mejor donde exalsar nuestras virtudes y nomansillarla con nuestras miserias, como dice Alfredo :"...de qué valen los honores, las calumnias, los insomnios, las traiciones, los reinos, crucifixiones...."

Llegaste, por Eduardo Planas: Conozco a Cintia Campos y la descripción que hace Eduardo es tal cual: Un ángel insertado eneste mundo cruel que conocimos en momentos muy difíciles de nuestra vida familiar. Y fue uno de los ejes que ayudó para que esa persona " que nosabía quién era" ( había perdido su identidad" -provocada por la enfermedad- resurgiera como el Ave Fenix para engalanarnos a todos con su carisma, bondad, entrega a los demás, tan necesario como Cintia, para saber: "Que se puede!! el Esfuerzo vale la pena, jamás debe quedar caduco!!.



Cafe para dos - Raúl Lelli: para romper un recuerdo, el hombre lo vivenció de tal manera que hasta dejó indicios en los utensilios del misterio. No estaba loco:"... para desterrar un sentimiento muy fuerte, se necesita una fortaleza extrema porque no hay retorno. Se elabora el duelo y se comienza algo nuevo que nos hace crecer.

Una cosa trae la otra por Lily Chavez: Que siempre activa y actualizada con respecto a los cuentos culturales, haciendo gala de sentido común, recurre a recursos para convertir la aridez en fertilidad mientras se desperdicia el tiempo en espera de colectivos que no llegan. Habla sobre que las ideas nose matan. Rebeldia de ideales compartidos. La importancia del Arte en cualquiera de sus manifestaciones

y nos induce a aprovechar LA FERIA DEL LIBRO, como posibilidad para los que no tienen mucho acceso a los libros.Nos invita a disfrutar de un poema escrito por Alejandro Ramón.

Para finalizar: Arde Renania. Zalarianda finalmente atacó a "los renanos " y los misiles eran dirigidos a la cultura ( escuelas y bibliotecas).La similitud de lo ocurrido en Renania con los hechos vividos en NUESTRO PAIS donde el atropello del poder por la fuerza militar quiso extinguir lo más preciado: El derecho a pensar. Ya lo ven seguiremos estando y lucharemos por RENANIA para su salvación que está basada enla PAZ, y la ARMONIA de su pueblo.



En fin: Hermosas como siempre las ilustraciones, en blanco ynegro.

EL BASTA YA ES NECESARIO COMO : EL Agua, el aire, la luz solar para relajarnos y gozar".

FELICITACIONES A TODOS Y GRACIAS.

UNA LECTORA DEL MISMO

JULIA

Anónimo dijo...

"En la portada: Cristina Ramb ( Escritora cordobesa integrante de la Bandada) ¡ A Volar! lo que nunca debieramos dejar de haceer para vivir mejor. ...Bendita Sed: Completud del sexo.....

Viajes: por Jorge Carranza. Están los que vuelven de ellos y los que nunca regresan y seguimos esperando, como lo manifiesta Jorge son "el alma y los amamos".Por estos tiempos valentia y sensibilidad de quién escribe esta poesía usand opalabras casi en extinción como "Te amo" por ejemplo.

Sapo con estrellas. Ronzerta Coanca. No me caben dudas una vez quye la luz se instala en el corazón colmándolo de vida y color como la Historia del sapo que vivía en un pozo. Puede no estar afuera porque esté nublado o tal vez en otra galaxia la estrella de luz, pero esta dentro. Lo demás es lo demás.

Martín Velázquez: Tratando de encontrar en los rostros nuevos actuales que a veces no conoce todo el ensueño de sus amigos de la infancia que eran tres. Rina, Miguel y Ricardo. Nostalgias por lo perdido y cueta tanto encontrar nuevamente.

La Voz de María Teresa Archina: tratando de poder ver lo apacible en esta vorágine que vivimos todos que no nos permite rescatar lo verdadero. Lo que realmente tiene contenido.

Santa Magdalena por Alfredo Lemon: Vinimos a purificarnos los pies los unos a los otros. Vinimos a perdonarnos, hacer el amor, Resucitarnos.Esa debió ser la misión del hombre en esta tierra, tendríamos un mundo mejor donde exalsar nuestras virtudes y nomansillarla con nuestras miserias, como dice Alfredo :"...de qué valen los honores, las calumnias, los insomnios, las traiciones, los reinos, crucifixiones...."

Llegaste, por Eduardo Planas: Conozco a Cintia Campos y la descripción que hace Eduardo es tal cual: Un ángel insertado eneste mundo cruel que conocimos en momentos muy difíciles de nuestra vida familiar. Y fue uno de los ejes que ayudó para que esa persona " que nosabía quién era" ( había perdido su identidad" -provocada por la enfermedad- resurgiera como el Ave Fenix para engalanarnos a todos con su carisma, bondad, entrega a los demás, tan necesario como Cintia, para saber: "Que se puede!! el Esfuerzo vale la pena, jamás debe quedar caduco!!.



Cafe para dos - Raúl Lelli: para romper un recuerdo, el hombre lo vivenció de tal manera que hasta dejó indicios en los utensilios del misterio. No estaba loco:"... para desterrar un sentimiento muy fuerte, se necesita una fortaleza extrema porque no hay retorno. Se elabora el duelo y se comienza algo nuevo que nos hace crecer.

Una cosa trae la otra por Lily Chavez: Que siempre activa y actualizada con respecto a los cuentos culturales, haciendo gala de sentido común, recurre a recursos para convertir la aridez en fertilidad mientras se desperdicia el tiempo en espera de colectivos que no llegan. Habla sobre que las ideas nose matan. Rebeldia de ideales compartidos. La importancia del Arte en cualquiera de sus manifestaciones

y nos induce a aprovechar LA FERIA DEL LIBRO, como posibilidad para los que no tienen mucho acceso a los libros.Nos invita a disfrutar de un poema escrito por Alejandro Ramón.

Para finalizar: Arde Renania. Zalarianda finalmente atacó a "los renanos " y los misiles eran dirigidos a la cultura ( escuelas y bibliotecas).La similitud de lo ocurrido en Renania con los hechos vividos en NUESTRO PAIS donde el atropello del poder por la fuerza militar quiso extinguir lo más preciado: El derecho a pensar. Ya lo ven seguiremos estando y lucharemos por RENANIA para su salvación que está basada enla PAZ, y la ARMONIA de su pueblo.



En fin: Hermosas como siempre las ilustraciones, en blanco ynegro.

EL BASTA YA ES NECESARIO COMO : EL Agua, el aire, la luz solar para relajarnos y gozar".

FELICITACIONES A TODOS Y GRACIAS.

UNA LECTORA DEL MISMO

JULIA