jueves, enero 01, 2009

Boletín Literario nº 97 Diciembre 2008



Boletín Literario
Basta ya!
Año 3 / nº 97
Diciembre 2008 / Córdoba / Argentina




Boletín Literario Basta Ya! / Año 3 / nº 97 / Diciembre 2008
Revista Cultural

Director / Propietario: Eduardo Alberto Planas
Consejo de Redacción: Adriana Pozzo, Liliana Chavez,
Jorge Luis Carranza, Hugo Conterno, Pablo Carrera, Caro Riachi, Alfredo Lemon
Colaboradores Permanentes: Mónica Ferrero, José Luis Planas Osorio, Carlos Penelas, Guillermo González, Raquel Martínez, Mariana Montenegro,
Diseño y Diagramación: Eduardo Alberto Planas
Dibujos: Matías Arese: “Pesebre”
Los artículos firmados no reflejan necesariamente la opinión del Basta Ya!
Este Boletín se edita en forma virtual Quincenalmente
Registro de Propiedad Intelectual nº 598958. Hecho el depósito que marca la ley 11.723
Prohibida la reproducción total y/o parcial por cualquier medio, sin cita de autor y fuente

Web-blog: www.boletinliterariobastaya.blogspot.com
Suscripciones: eduardoplanas2001@hotmail.com

“Dale una oportunidad a la paz” / John Lennon

Córdoba / Argentina
“La tarea de ablandar el ladrillo…”
Julio Cortázar.


La pizarra
Jorge Luis Carranza

Que la escritura sea alerta y pronta.
Que capture el momento
y lo entregue así, sin más.
Sencilla como
la pizarra que en la puerta del bodegón
tiene escrito con tiza “Hoy: ravioles con tuco”.
Una palabra austera como un pan,
como un camino de sierra por el que no pasa nadie,
como la ola que viene detrás de otra ola.
Casi, casi,
un trozo de aire
y de luz.








Pinito navideño

Im-
buidos
del espíritu
navideño que reina
en estos tiempos y emulando-
al periodista y escritor José Playo, el de la revista “Péinate que
viene gente”, en cuanto al “pinito”, coincidimos con el pelado Galeano en que preferimos el
cálido abrazo humano al consumismo que
tanto se incentiva anualmente. Me recuerda a un chiste
de Quino en donde Miguelito esta viendo tele
y viene Mafalda y le dice:”Que hay de nuevo”
“Bueno –contesta Miguelito-
parece que si no tenés
una
licuadora
un lavarropas
y un secador de pelo sos un tarado si no sos feliz.”
Ahora es el plasma / lcd o los celulares multimedia, con. Mp3/4 hasta 8, grabador, video y cámara de foto, sonido estéreo y bloo too, lo más. Sinceramente tampoco me gusta andar cambiando de celular cada
seis meses, pero una vez me obligaron sino me
“sacaban la antena” (¿?).
Bueno el asunto es que muchos escritores
todavía reniegan
de la compu, lo que no esta mal ni tampoco esta bien del todo. Máximo Simpson uno de los nuestros mejores poetas argentinos vivos, escribe de puño y letra, en tinta y papel. Macedonio Fernández, escribía todo en papeles, servilletas de papel, y los guardaba, los escondía y muchas veces los dejaba en las pensiones que luego abandonaba, y la dueña
por supuesto los tiraba, que iba a hacer. Así se perdieron inéditos de aquellos.
(al igual que Oliverio Girondo y sus famosos cuentos para leer en el tranvía),
La cuestión que quería llevar es que estas épocas a algunos los ponen alegre a otros tristes
Debería reinar la tranquilidad y todo es mucho ruido, mucho ruido, como canta Sabina. Lo importante es saber qué aprendimos
en este año, en este
balance que hagamos
y que podemos aprender para nosotros mismos
y para ayudar a los demás. Pinito de navidad del Dr. Crespo
deseando a todos que ni infernal ruido, ni los nervios de tener que hacer todo “antes de”, nos haga olvidar
que lo primero son las personas, luego las cosas, y que no debemos ser prisioneros de ellas, y que –fundamentalmente- no nos quiten la esperanza
de poder ver o de seguir bregando por construir
un mundo mas justo y digno.
Saludos a todos y felices fiestas.
(Recordamos que preferimos el “pesebre” al “Pinito” y al “niñito Dios” que a Papá Noel, que no sabemos que hace aquí con renos y nieve)


La casa
Carlos Penelas

Al hablar de esta casa
arcaicos campesinos se sientan a la mesa.
Me alimentan de lluvias,
de brumosos dólmenes,
de candiles que elevan escudillas.
Por sus pasillos de altas banderolas
soñaba epifanías,
revoluciones libertarias,
el tiempo de los bosques sin reyes.
Era la hora en que el caldero
llamaba en los relojes,
la hora en que mi padre partía el pan
para sus hijos.
Mi madre concebía bordados
en imágenes donde la luz era agua.
Las resurrecciones protegen
encinas y fuegos consagrados.

Estoy en donde estuve.
Mis hijos inscriben
la sombra de otras voces.
La palabra tamiza la dulzura
que engendraron los dioses.
Buenos Aires, 12 de enero de 1992



Esto es muy argentino

Luego de estar unos años afuera, vuelvo para pasar las fiestas en familia.
El taxista que me trae del aeropuerto me habla de la última novela de Paul Auster.
Cansado, apenas escucho lo que me dice.
Miro, somnoliento, por la ventanilla, noto que las plazas están repletas de personas leyendo.
Puedo ver en los bares libros sobre todas las mesas y basta que avancemos unas cuadras para que la vidriera de alguna librería aparezca frente a nosotros.
Me incorporo, bajo el vidrio para que el aire fresco termine de despertarme..
Al detenernos en un semáforo una señora que cruza la calle, llevando las bolsas del supermercado, le dice a su amiga: - 'No, no... en Cortázar la fuerza de la lectura es centrípeta, mientras que en Borges es una lectura centrífuga que
te impulsa hacia un saber enciclopédico' .
No logro entender lo que sucede.
Donde mire hay alguien con un libro en la mano.
Me bajo del taxi.
En la puerta de casa me están esperando.
Antes de soltar las valijas pregunto qué es lo que está pasando....
-Ah... claro, no sabes nada... Fue hace 6 meses... Murió Tinelli…

Carlos Penelas



Arráncame la vida
Adriana Pozzo




La película Arráncame la vida, basada en la novela de Angeles Mastreta, nos lleva a Puebla (Méjico) de 1930. Es la historia de Catalina Guzmán una joven de quince años que intenta salir de su pequeño mundo con un militar Andrés Ascencio, bastante mayor que ella y que se encuentra dominando la trama del poder político.
Ese amor inicial sumiso de una apasionada mujer mejicana por el candidato a gobernador del estado de Puebla se transforma y se convierte en una progresiva desvinculación de su papel de subordinación conyugal, cuando empieza a descubrir el contexto social que la rodea y la corrupción política.
La música es el hilo conductor, pues cuando era pequeña su padre siempre le cantaba Cielito lindo “De la sierra morena, cielito lindo vienen bajando, un par de ojitos negros, cielito lindo de contrabando…
Esta mujer toma conciencia de la injusticia social que se comete de la mano de su marido y una nueva música suena en su alma cuando se enamora de un director de orquesta, progresista y de su edad. Allí se escucha con toda la fuerza el bolero Arráncame la vida, que juntos cantan con frenesí.
Arráncame la vida de un tirón que el corazón, ya te lo he dado, apaga uno por uno sus latidos pero no me lleves, al camino del olvido. Arráncame la vida de un tirón que mi razón se fue contigo oblígame a vivir para tu amor pero no me obligues a decirte adiós.”
Un desenlace dramático la deja sin su amor verdadero, cuando ha logrado madurar y descubrir el sentido de la justicia social. Es allí que decide ser la protagonista de su vida, en forma inteligente, con belleza y mirada social.
La imagen final muestra a una Catalina con plena conciencia de sí misma. Que ha logrado neutralizar la corrupción del general y darse cuenta que su amante no la supo cuidar. Sola mirando hacia el horizonte sabe que un futuro la espera y está dispuesta a caminar. Piensa en Carlos y sus manos arrancadas de golpe, pero se siente divertida con su futuro, casi feliz.
El director es Roberto Sneider para quien esta película representa la valiosa oportunidad de ver el Méjico del pasado, lo que ha avanzado en ciertos aspectos y lo que ha permanecido igual.


Poetas del Interior


Arbóles, sonidos, lágrimas



Las lágrimas vuelan con el viento
entre remolinos de sal.

En medio del sendero
me aturdo en la nostalgia,
me ciego en mi locura.

Los sonidos son mantras
que avivan mi interior.

Hay un sol que incendia el cielo
en la sierra sangre.

Los árboles yacen aturdidos
por el calor y la lluvia que no llega.

Una alfombra de verde
muerde mis pies,
descalzo voy en busca del llamado,
a tientas voy para parirme
en el roce dulce de la muerte.

José Luis Colombini
Villa Dolores
De su libro “Remolinos de sal”


POEMA PARA MI AMIGO DUENDE JUNKA WI
Junka Wi: Duende de AbraPalabra

El siguiente poema, lo escribí en lengua Whemú, privativa de una estirpe de Duendes cuyo orígen se remonta a la noche de los tiempos y cuyo pueblo se asentó originalmente en los Montes Urales de la estepa Rusa.
Este poema habla de mi relación con el Rey Duende Junka Wi y que menciona las burlas de los mortales que no creen.
Para aquellos que tengan el corazón de niño, su lectura le provocará la concesión de muchos de sus deseos, ya que este poema habla del amor sano y de la amistad sin fronteras y de todo lo que es posible con la fe.
En mi nombre y en el de mi amigo Duende Junka Wi, les deseamos paz, salud y prosperidad y que Jesús bendiga vuestros hogares.

¡FELICES FIESTAS 2008 / 2009!
Raúl y Patricia Lelli

SOUSORE TEMIN BIÁ

Miosi puy hass
Soyunh ashedd melton ishis
Sahane win iñique wuas
Son sousore temin biá Junka Wi ñaha.

Ellen astud puy hass
Ashedd melton ishis nobar nú
Caldare neme mo buom
Soyás son temin biá.

Das damú iñique wuas
Sereth dem neme sha tsá
Daram sá al soyás
¡Oshoo! Simth da guhá.

¡Mohosmahá Junka Wi!

© Raúl Lelli


Una cosa trae la otra.
De las emociones…

Por Liliana Chavez

Compararía este Una cosa trae la otra, con esas Ediciones Especiales que suelen editar los diarios en ocasiones. Tengo tanto por contarles que no sé por donde empezar. Y como ha sucedido antes, algunos dirán: “por el principio” y sí, el principio fue ser invitada por la Revista Literaria AERA para presentar mi poemario “Sobre lo baldío” en la sede central de la SADE en Ciudad Autónoma de Buenos Aires.
Y qué decir, fue más de lo que esperaba. Como ocurrió en Córdoba, mucho afecto y energía positiva. Amigos que me dio la literatura, amigos de la palabra y de los silencios – ese tiempo que dura un abrazo -. Necesito agradecer en primer lugar a mi amigo Alejandro Drewes que junto a Silvia Long-Ohni, son coordinadores de las Lecturas de AERA desde elaño 2005 y a quienes estuvieron presentes en el evento: Adela Salas, Marcela García Ferre, Jorge Paolantonio, Gustavo Tisocco, Elisa Dejistani, las chicas del Grupo Pretextos (Gaby Delgado, Bibi Albert, Alicia Marquez) , Arturo Trinelli, Matias Tisocco, Paula Mones Ruiz, que aparte de amiga presentaba también su libro “La Clave”. A Eugenio Polisky; mi presentador de lujo, a los poetas invitados a la Lectura de ese día : dos grandes por cierto, Ernesto GOLDAR Y Héctor Miguel ANGELLI. Y aclaro que si falta alguien de mencionar no es por olvido, voy a dar su nombre cuando mencione otros pasajes emotivos y bellos que me sucedieron. Porque para mi felicidad y sorpresa, se acercó al evento un poeta con mayúsculas al que admiro y quiero: Máximo Simpson y por suerte tenía otro compromiso. Digo por suerte, porque eso facilitó un encuentro posterior del que luego les hablaré. Gracias también a quienes no pudieron estar presentes y sé que les hubiese gustado: A Carlos Penelas, que tenía una presentación en el mismo horario, a Mary Acosta, Laura Chiesa y Sebastián Olasso, entre otros.
Tenía previsto regresar a Córdoba el domingo 30 pero, con tanta magia dando vuelta, decidí quedarme para poder concurrir a la Cena de Poetas contemporáneos. Gustavo Tisocco es un amigo pero además, un hombre que todo el tiempo trabaja para la difusión de otros.; tarea que no siempre es reconocida como se debiera; destina mucho tiempo a ese blog que permite a numerosos poetas tener un espacio y difundir su obra. Al final del artículo, estarán las direcciones de la web que les permita comprobar de lo que hablo y también otra, donde podrán ver las imágenes de lo que fue esa fiesta.

En el ínterin, sucedieron muchas cosas que reconfortaron mi alma y que sonaron como semillas en un palo de lluvia. Acá aparece Adolfo Zutel, excelente poeta, narrador y amigo, que puso a mi disposición su tiempo para poder hacer que todas las sonrisas desembocaran en mi cara. Un almuerzo y muchas horas de charla nada menos que con Máximo Simpson y en otro momento, un café con otro grande, Hugo Caamaño. Café prologado con anécdotas, con pensamientos que no podían dejarse pasar, porque estos dos seres coincidían en algo inusual en la actualidad: contaban con un preciado valor: LA HUMILDAD.
Y aquí, quiero detenerme en un proverbio de la Biblia “Donde hay soberbia hay ignorancia; donde haya humildad, habrá sabiduría”.
Tal vez, sea un valor de cada uno o la experiencia que llega en cierta etapa de la vida.

Y ahora….
MÁXIMO SIMPSON.






El Basta ya! le realizó anteriormente bajo el título de HOMENAJE , una reseña de su trabajo publicando en ese Nro. 91 de agosto de 2008, algunos de sus poemas. Pero esta vez la nota pasará por Máximo Simpson persona.

-Soy Liliana Chavez, dije ante un portero eléctrico que interrogaba con una voz muy particular. Y a los segundos, pude ver a Máximo caminar por el corredor hacia la puerta. Nos esperaba. Se levanta tarde y el mediodía era su hora adecuada. Tiene muy buen humor y lo dice como lo hace Cacho Garay, poniéndose serio, como al pasar. Y uno se queda mirándolo hasta que reacciona.
Viste un camisaco celeste, pantalón gris, está cómodo con sus zapatillas Pampero verde aceituna. Me gusta como hablan sus manos y me gustaron sus brazos cuando me abrazaron. Como amigos separados por un ancho tramo de tiempo. Allí , en su sala de estar, su biblioteca, sus cuadros , también pinta, yo no lo sabía; lo hace maravillosamente bien. Y varios de sus obras son tapa de sus propios libros. Hay dos fotos de su padre que llaman la atención, parecen iguales pero no lo son. Se pone de pie para verlas como si fuese la primera vez. Sobre el hogar otras muchas otras …de sus afectos , de sus seres queridos . Cada cosa tiene su anécdota aunque parezca que sólo se trata de simples objetos. Sobre su escritorio una gran lámpara encendida, sin embargo lee sin anteojos y tiene 79 años, si es que no se sacó ninguno, él dice que nació en el 29, yo no me consta. También hay una fuente redonda, sobre ella un posa-pava de acero, la pava encima. Por supuesto el mate, compañero infaltable, amargo dice él y por mi parte agrego, “muy dulce cuando se toma en su compañía”.
Es tan humilde que no habla de él, quiere saber de Adolfo , quien me acompaña. Le interesa su tarea como toxicólogo; saber sobre gérmenes hospitalarios, contaminación, sobre lo que sucede con el Riachuelo y la presencia de metales tóxicos en el agua, sobre la pobreza y sobre lo que él -tan acertadamente -, define como “asesinatos de tránsito”. Después quiere saber más de mí, pregunta, opina, enseña, aconseja. Todavía siento su mirada mientras le leo, su atención, todavía percibo cuánto dice cuando hace silencio. Para todo se toma tiempo, como si escribiera en su mente lo que saldrá en palabras.
Y yo que soy totalmente abstemia, de pronto me encuentro aceptando un vaso con vino tinto para acompañar unas empanadas que no olvidaré. Picantes y de carne para mí, de pollo para él al igual que Adolfo. Hablamos de autores y de un amigo en común que está lejos. Todo tiene sabor a nostalgia en ese espacio. Cómo no ser feliz en ese entorno, cuando soy de las que ando persiguiendo lo que ya fue, temblando ante los recuerdos que me formaron a través de los años. Va y viene Máximo, el mismo que ha sido relojero, corrector de pruebas, vendedor de baratijas, periodista, investigador, profesor universitario y por cierto, poeta y escritor. Es generoso a la hora de dedicar sus libros porque me llama “mi muy querida amiga y poeta” y junto a la firma, la fecha y el lugar, Casa Solariega, como le gusta definirla, me dibuja una flor con muchos pétalos y sale de ella un “aroma increíble”.
Por momentos me siento en el cómodo sillón que da a su jardín de invierno y desde allí lo observo, hay paz y luminosidad en ese rostro, hay un hombre increíble, tan mágico como su poesía.

Hace mucho

Hace mucho que el tiempo me hace daño,
me golpea en la frente y yo me quedo
mirándolo extrañado,
Susceptible del año y la semana,
de la hora, del día y del fragmento
del más leve decurso.
Y hace mucho que estoy pensando en esto,
que husmeo en los rincones
de lo que transcurre.

A veces un zapato es como un libro,
como un sueño tenaz, como una piedra,
y a veces un recuerdo es un milenio,
una sombra tal vez,
un derrumbe del ser hacia su centro,
una brizna de tierra que nos cubre.

De su libro “Poemas del Hotel Melancólico”
Editorial Botella al Mar, 3º Edición, Montevideo, 2007.



Y ahora….
HUGO CAAMAÑO





Café Ópera, Corrientes y Callao, a las 18:30 horas. Hugo lo frecuenta desde hace mucho tiempo, cuando se reunía allí con su entrañable amigo Joaquín Giannuzzi.
Se pone de pie y saluda con la mano en alto cuando nos ve llegar, en realidad, al que reconoce es a Adolfo, por él accedió al encuentro. Si no es a las señas, imposible verse entre tanta gente. Un vocerío infernal invade el ambiente. Gritan los goles de San Lorenzo que juega contra Huracán. Recién cuando el partido termina y mucha gente se retira podemos hablar mejor. Hugo es cordobés y ama a su Córdoba, recuerda su Barrio San Martín con cierta mezcla de nostalgia y pena. Córdoba está muy venida a menos, dice, la vi chata, sucia, por momentos me costaba reconocerla. Tal vez es porque uno la ubica en el tiempo que la vivió le respondo y el asiente. Es un hombre inteligente y me alegro sobremanera haberme encontrado con su obra tiempo atrás; sólo conocía cosas sueltas pero la Provincia tuvo el buen tino de reconocer en Hugo Caamaño al poeta que es. Y publicó su Obra completa, editada en diciembre de 2007 por Alción.
Y tengo que decir, a título personal, lo hablaba con él también, que lamento los errores de impresión que encontré en la obra y cuando lo dije, el los tenía contados, apuntados y obviamente, también se lamentaba. Para un poeta, una palabra que falte o esté equivocada, puede cambiar la estética y hasta el sentido de lo que se quiere decir. Me cuesta comprender que se haga un esfuerzo tan significativo como esta publicación y no se tenga el máximo cuidado para que salga todo lo impecable que el autor merece.
Hugo me mira, tiene ojos inquietos, manos inquietas, piernas inquietas. Sale todos los días a andar en bicicleta y camina y no para. No quiere que le gane la artrosis que padece en su rodilla. Pero se lo ve espléndido, es nacido en el 23 y sin embargo, da sana envidia su lucidez y sus ganas.
Por momentos parece renegar de haber escrito tantos libros e incluso de ser poeta, se pregunta si sirvió de algo, si valió la pena, pregunta que es esto de Internet, en que quiere hacerlo incursionar su sobrino. Pero se le pasa, sabe que la palabra es la cumbre y en su vida, todo. Luego dice: por qué no habré sido músico, mi madre solía tocar el piano cuando niña y mi hermano siguió esa línea. Por qué no habré sido músico, se pregunta nuevamente. Y yo, desde mi lugar, tengo la respuesta, tal vez Hugo no hubieses vivido sin la poesía. No hubieses podido sin sacar esa rebeldía, esos vocablos que acostumbran a taladrar los oídos del lector. Por algo las cosas suceden, siempre lo he pensado así.
También es un ser generoso, me ha llevado todos tus libros, les has puesto en la tapa el número de orden en que fueron editados. La Casa del Canto, Delirios de Grandeza, El que manda de Lejos, La llama Movediza, dios, Homo Homini Lupus. Sabe que tengo la Obra Completa pero insiste en regalármelos.
Finalmente salimos los tres juntos y me da un abrazo fuerte, seguros de que nos veremos pronto. Alto, delgado, remera celeste manga larga, pantalón gris, zapatillas, casi como vestía Máximo, toma hacia la izquierda, por Corrientes. Voy a una librería – dice - quiero buscar un libro que alguien tomó prestado sin permiso de mi Biblioteca – y parte sonriéndole al presente. Vuelve la cabeza y saluda de nuevo, mientras cruzamos la avenida.

Inconsolable

Lo mejor es no estar, no existir.
No digo lo mejor es morir,
la muerte es la sumaria perfección del mal,
su trazo maestro – a lápiz o a pincel,
ya que los muertes existen, en negro,
pero existen,
y se dedican a molestarnos
con melancólicos recuerdos y amores imposibles;
pero no sólo eso,
nos señalan con vagos silbidos el camino.
Dije lo mejor es no estar, no existir.

Nadie se hace cargo de haberte creado
humanidad, desgracia planetaria,
puente en peligro de ser arrastrado
por un defecto del agua original.

De su Libro “ La llama Movediza”
Ediciones Del Doclk, 1997




Mensajes de la tierra




Desde Mendoza, por intermedio de Mariana Montenegro nos llega este hermoso CD de de Sandra Amaya y Zequech “Mensajes de la Tierra”.
“La intuición, la curiosidad, la realidad que vivo, fueron elementos que me ayudaron a componer este disco, con canciones puras, vestidas de fundamentos y sentidos, de sentimientos y emociones, de fuerzas y verdades. “, dice la compositora y cantante. ”El pensamiento y el sentimiento del Huarpe, aborigen mendocino, con toda la profundidad de su existencia, me erizó la piel, me hizo sentir el río en las venas, la arena en los pies, la inquietud del viento en la voz. Sus miradas, sus bondades, sus sonrisas, sus abrazos, sus cantos, sus bailes, sus necesidades, sus alegrías…sus silencios… todo…TODO… me hizo sentir que el Sol y la Luna cantan dentro mío.

Esta sabiduría de los ancestros es una de las esencias vitales que me inspiró para dibujarla con las palabras y las melodías de algunos temas. La otra esencia vital es el amor, movilizador de tantas fuerzas, de tanta magia…Transmisor de sensaciones sublimes…trasgresor desde su gestación…mensajero…decidor. El amor me abrió el camino para escribirle al desespero, a los niños desprotegidos, a los que defendemos nuestros derechos de ser humanos, mujeres, a los demás, a la Madre Tierra.

Canciones: 1. Caluyo del Desierto. 2. Soy el río. 3. Violeta .4. Entre suspiros. 5. Mujeres del mundo. 6. Al compás del sonajero. 7. Hoy. 8. Quinua. 9. Niños nativos. 10. Ola penosa. 11. Con mi caja. 12. ¿Dónde estás?. 13. Memoria.

Todas estas canciones nacieron al compás de una caja (instrumento andino nativo); fueron creciendo con la dirección musical de Valdo Delgado y se enriquecieron con el aporte de los músicos, mis queridos Zequech (pájaros en Milcayac), que se mencionan a continuación: Valdo Delgado (charango), Quique Oesch (percusión), Flavio Patiño (bajo), Elbi Olalla (teclados).



Primavera, verano, otoño, invierno y otra vez primavera
Pablo Carrera




¡Buenas! Vengo esquivando villancicos y decos navideñas. Donde pisas, salta una estrella federal dorada. ¡Dios!
Por eso quise irme lejos de tanta nieve sintética, a una tierra alejada de estas tradiciones tan nuestras como el Papa Noel vestido para encarar temporada en Las Leñas o los turrones, las garrapiñadas y todas esas comidas tan frescas típicas de nosotros.
Y se me ocurrió esta peli, al probar la comida de Bambú.
La peli es coreana-alemana. Una poesía visual. No me pregunten nombres de directores ni actores, porque son como complicados. ¡Ya el título es largo!
La historia del monje en formación, en esa casita flotante en medio de un lago, educado por el monje anciano, con las estaciones sucediéndose una a la otra, mutando paisajes, permaneciendo siempre en el fondo lo mismo. Y la idea y el saber constante de que el deseo de posesión conlleva indefectiblemente en su ser la destrucción de lo que más se quiere. En fin.
Vamos al local. Desde ya les aclaro que no hay mucho espacio para ir a regodearse.
Es mas, yo he ido y he comprado para llevar. Como se han mudado, no se si ya habrán habilitado en este nuevo mesitas
Lo atiende una pareja de orientales muy simpática, que entre ellos murmuran en su lengua pero a la hora del servicio, se defienden en un castellano más que aceptable.
Es comida vegetariana. Aclaramos. TODO lo que se sirve. No van a encontrar un bife ni un salmón ni por broma.
Pero si se animan, es de lo mejor en el rubro que tiene Córdoba.
Preparan un fiambre de soja que si uno no supiera, pasa por una salchicha de las mas tradicionales a la vista. El sabor, exquisito. Es el jamón vegetariano. Con el mismo preparan un sushi que es bastante aceptable.
Los highlights: Chaw Suey (verdura crocante salteada con más verduras crocantes), Chaw Fan (ídem con arroz), el Chaw Mien (idem con unos fideos ponjas que son como cabellos de ángel) y el Chaw Mi Fen (ídem al anterior, pero acá los fideos son de arroz. No vas al baño por una semana pero vale la pena)
También tienen unos bollitos de masa rellenos, llamados Pan China. Un manjar. El relleno, obviamente, es de verduras. Los doran en sartén con algún medio graso y quedan crocantones por fuera.
Obvio que también tienen las clásicas empanaditas chinas, esas rectangulares, que acá se llaman Arrolladitos Primavera.
Postres no les vi. Pero sí y también para llevar y es una de las cosas supremas de este local, jugos naturales. Y acá viene la recomendación de porqué vale la pena ir: en mi vida había probado algo más rico que el jugo de apio y anana. Parece engendro. No no, es una exquisitez!!! Justifica por demás el desplazamiento hasta el local!!
Bueno, esperando que les hayan servido mis reseñas, que no los hayan intoxicado en los lugares donde los mandé e invitándolos a que me cuenten sus impresiones de esos lugares, o informándome sobre nuevos (uno trata de actualizarse), les dejo mi email particular: carrera.p@gmail.com. Desde ya agradezco a ustedes los comentarios que a través de Eduardo me llegan siempre.
Que tengan unas muy lindas fiestas. Que sean la excusa para juntarse con los que más quieren. Y que el año 2009 nos encuentre de nuevo a todos en este maravilloso emprendimiento del Pelado.
Los saluda.
Pablo


Bambú
Tristán Malbrán 4100 (esquina Bustos)
Cerro de las Rosas
4816680



Lemon Chelo / Pesebre / Matías Arese






Hay acciones que reconfortan y que en ésta o cualquier época del año, son un auténtico regalo. Mejor que decir es hacer dice el dicho y lo creemos así.
Iniciativas como ésta encienden la esperanza, nos hacen saber que no todo está perdido.


Nota Editorial


“Las aventuras de Muci (I)”, así se llama el cuento para niños que Marcela Cantero presentó en el Salón Auditorio de la Bolsa de Comercio el pasado 26 de noviembre. ¿De qué se trata? Es la historia de un murcielaguito que ve muy poco. Es nacido en una caverna de Punilla, provincia de Córdoba lo que permite - a través de la narración – que los niños aprenden sobre el hábitat natural y la vida de los murciélagos.

Muci se presenta en formatos diferentes: en Braille con ilustraciones texturazas y en papel convencional con su traducción al inglés, realizada por Conrado Seifert.
El cuento en Braille, no se vende sino que se regala a las instituciones que lo precisen y así la narración llega a las provincias de Buenos Aires, San Juan, La Pampa, Santa Fe y La Rioja y a otros países como Bolivia, Colombia, Chile, Cuba, España y Méjico. La distribución es posible gracias a la solidaridad de mucha gente que comprendió el objetivo único de lograr una infancia feliz para todos los niños.
Susana Peñaloza colaboró en el armado del dibujo en Braille, y Juan José Ferrero, Director de la Biblioteca para Discapacitados Visuales, en la impresión.
La presentación del libro estuvo a cargo de Ethel Aparicio, Presidenta de SADE; Eduardo Chaves, y Conrado Seifert, Coordinador de la Secretaría de Extensión de la Facultad de Lenguas, Universidad Nacional de Córdoba, (Foto)



Se disfrutó además del Coro del Colegio de Abogados de Córdoba, con la dirección del Maestro Hugo Pera; y de la actuación especial de Eduardo Chaves, distinguido autor y narrador de nuestro medio.
Hubo un brindis obsequio de la Fundación Banco de Córdoba y regalos para los niños de las siguientes empresas: Luigi Albertinazzi, Fiorani, Van Loo Group y Naranpol.

Como dice la canción de Fito Páez:
"Quién dijo que todo está perdido,
yo vengo a ofrecer mi corazón…".


Marcela Cantero: mcantero@sinectis.com.ar


Recomendado:

El programa se llama “Residentes”, interesante para quienes gustan de la música electrónica. Lo pasan por Canal C, Canal 15, Cablevisión y Multicanal, los Jueves a las 23:30 hs. y se repite los domingos a las 22 horas. Lo conduce Sol Cafferata con producción de Charly Gutierrez y Ruso Moncholi.

El lunes 8, el primer programa tuvo cobertura de Ricchie Hawtin, una entrevista a Edu Vazquez y la biografía de Carl Cox. El jueves 18, Cobertura de John Digweed en el Orfeo, Biografía de Paul Van Dyk y entrevista a Sergio Saffe DJ.






Dale una oportunidad a la paz






Boletín Literario Basta ya!
Año 3 / nº 97
Diciembre 2008

8 comentarios:

José Luis Planas Osorio dijo...

EXCELENTE TODO EL MATERIAL ..!!!!

Anónimo dijo...

Queria nuevamente señalar a Eduardo y Adriana lo que el Basta ya! ha significado todo el año. Venir sobre todo los Lunes y abrir esta ventana de aire fresco, es una inmensa alegría.Gracias chicos por todo lo que brindan para romper este The Wall, que solamente hacerlo, ablandar cada día con el arte, con la imaginación y la alegría que le han puesto en todo este tiempo
Saludos a todos los que conforman el Basta ya! en este nuevo año.
Fernanda Argayo

Anónimo dijo...

Me gustó el material, lo de Pablo Carreras es sensacional. Me gusta verlo en el blog pero me llega también virtual y estoy equivocado o el pesebre de Arese era otro? Muy bueno eso de recomendar película, material discográfico y programa de música electrónica. Sigan adelante!

Pedro Castro,Lanús

Anónimo dijo...

Muy buena poesía tiene el Boletín y me parece un acto de justicia que siempre haya un autor del interior. Lo de Liliana es magnífico,muy ameno,es agradable leer el artículo: no conocía a Caamaño, sí la obra de Simpson. Me encantó "Arrancame la vida", me gustaría ver a Adriana más seguido.

Mónica Capra, Sinsacate

Anónimo dijo...

Estoy maravillada con el contendido y la vez la emocion de cada una de las notas, los felcitos a todos, A Eduardo , Adriana como simple referencia a los integrantes que paticipan en este Boletin.
Un abrazo
Marite

Anónimo dijo...

Debo ser sincera, porque creo que no siempre debe halagarse,a mi el material del Boletín siempre me parece buenísimo, esta vez ´sin embargo no me gustó lo de Penelas, lo de muy argentino, mejor expresado, no me gustó que matara a Tinelli,ni aún como un simbolismo pero bueno,son opiniones, seguramente le habrá gustado a otros. Muy bueno el pinito del Dr. Crespo, el Pesebre muy dulce, los poemas como siempre, la nota sobre los poetas y Pablo Carreras que me divierte muchísimo. Felicitaciones a todos, son un equipo de lujo.

Nilda Garro,de Flores.

Gustavo Tisocco dijo...

Gracias Liliana por tan interesante reseña, un abrazo enorme Gus...

Anónimo dijo...

Pensdar que empezó hace casi cuatro años como algo intimo, entre un grupo de amigos, y se fue agrandando, agrandando, incorprnadno cada vez más gente, dando cada unode elos su aporte, su modo de ver las cosas, su magia,hasta llegar a la presentación en Feria del Libro. Todo gracias a la constancia y perseverancia tuya Eduardo. Bueno saludos a todos los integrantes de esta maravillosa "revista cultural". ja.
Mariana