domingo, julio 06, 2008

VII FERIA DEL LIBRO EN VILLA MARIA





El día viernes 13 de Junio estuve en Villa María para conformar junto a otros poetas el ciclo de Lectura “Poesía Viva” y, con motivo del Día del Escritor, asistir al programa de radio “En voz alta” conducido por Javier Arenas.
La Feria contó con el auspicio de la Municipalidad de Villa Maria, la Universidad Nacional de Villa María y la Asociación Comunitaria Biblioteca Municipal y Popular Mariano Moreno, siendo promotores del evento la gente de la Escuela José Ingenieros, quienes concedieron – con muy buen criterio – un espacio para los poetas.
En la Carpa Cultural “Olga Fernandez Núñez de Olcelli”, declarada de Interés Municipal, Declaración Nº 176/2008, se llevaban a cabo la mayoría de las propuestas y sólo de las que pude presenciar, hablaré en esta reseña.
En primer lugar quiero comentar que coincido plenamente con un artículo del diario Puntal de esa ciudad, del día domingo 15, respecto a la falta de acompañamiento por parte del público. Más allá de las bajas temperaturas y el problema de transporte ocasionado por el conflicto del campo creo que, efectivamente, la organización deberá analizar y replantear la próxima edición de la feria. A mi entender, faltó publicidad y hubo improlijidades sobre la marcha que desconcertó a más de un interesado, además de los horarios poco convenientes establecidos para ciertas actividades, considerando las bajas temperaturas en está época del año.
Fui testigo de la escasa convocatoria incluso, en aquellos eventos relevantes o que involucraban a escritores locales. De algunos de ellos salí sumamente gratificada pese a que los escuchas no éramos más de diez. Me cuesta admitir la falta de apoyo, presencié un enriquecedor trabajo de dos alumnas del Profesorado Víctor Mercante sobre “La bicicleta roja” un excelente libro del villamariense Marcelo Dughetti, editado por Ediciones Recovecos a fines del 2007; hubiese sido muy interesante que otros grupos escolares participaran del relato de esta experiencia.
Pese a lo comentado, no faltó el carisma y la buena voluntad de quienes querían contribuir de la mejor manera, me refiero a Anabella Gill, Normand Argarate y los demás colaboradores.
El sábado a las 11:30 comenzaba el Concierto al aire libre de la Orquesta del Centro del País bajo la dirección de Esteban Schaad con el acompañamiento del coro del Centro Vasco dirigido por Silverio Urbani. “Esperaremos un rato más dijo Esteban en un momento, y risueñamente agregó quiero que haya más gente de aquel lado que de este” refiriéndose a la cantidad de músicos. Y fue precisamente este joven que cautivó con su talento y simpatía quien dijo palabras comprometidas con la realidad, habló del esfuerzo de los músicos de otras localidades, la mayoría muy jóvenes que pese al paro se las ingeniaron para estar presente, cómo la orquesta se lleva adelante con escasos recursos y la falta de concientización en la población de que la orquesta es parte de la cultura del pueblo. Lo demás lo dijo la música, desde temas clásicos hasta temas de películas infantiles y el aporte de un coro impecable. Los “otra… otra” se sucedieron y el público aplaudió de pie.
El ciclo de lectura de “Poesía viva” del día miércoles y el viernes tuvo buena presencia de público. Del día 11, en el que participaron Eduardo Belloccio, Eduardo Pin, Omar Alves, Ricardo Kestli, Fernando de Zárate y Marcelo Silvera, con el acompañamiento musical de Neri Aguilar transcribo la reseña de la poeta villamariense Susana Zazzetti:
”Juntos, hoja en mano, seis hombres suben a un pequeño escenario. El frío congela venas bajo la carpa y los rostros esconden su impaciencia ante las ráfagas heladas. De repente, todo se transforma en emoción pura. Las voces de los seis hombres, de a una, cortan el aire con su expresión poética, pura llama, fuerte, profunda, pausada y todo el lugar es fuego vivo que brota de cada uno de ellos. Ofrecen un recital que eleva, la poesía invierte el ánimo y uno hubiese querido que los seis poetas, eternizaran con sus maravillosos contenidos, el mundo, el tiempo, el amor, la universalidad del ser y hasta el frío de la noche. Derecho que se le otorga al poema, cuando es vibración encendida”
El día viernes participé en el ciclo de poetas, en “Lectura de no pocas voces” junto a poetas amigos como Fernando de Zarate, Susana Zazzetti, Eduardo Cichy, Lelia Frías y Bibiana Perez, quien además deleitó con su guitarra.
Posteriormente, en compañía de Fernando de Zarate y Susana Zazzeti estuvimos en el Programa “En voz alta”, excelente espacio de interés general que se emite por la Emisora LV28 Radio Villa María en una amena charla sobre la escritura, Leopoldo Lugones, los poetas, la poesía y los narradores. Un agradecimiento especial a Javier Arenas por su trabajo a favor de la cultura y por ser tan cálido y buen anfitrión.
Para finalizar y como siempre lo hago, nada mejor que un poco de poesía, esta vez con textos del joven poeta villamariense Marcelo Dughetti de su libro “Esa joroba de bronce”

Profana (dedicado a Gustavo Borga) conozco / a este niño / que / desentierra a su padre /. Conozco / porque lo muerde / porque escupe las flores / y hecha / el retrato / al fuego.

Los ojos. Para ser tan pequeños / mis ojos/ mis sombríos ojos / duelen como dos elefantes muertos / como dos campanas mudas / como dos árboles quemados / como dos perros que aúllan / como dos gigantes enjaulados / como dos heridas que supuran / para ser tan pequeños / mis ojos / mis sombríos ojos / duelen como dos universos ciegos.

¡Hasta pronto Villa María.! Las noticias frescas indican que habrá actividad literaria también durante las vacaciones de invierno. Se está organizando el ciclo “Biblioteca con aroma a café” con espectáculos de narración oral, lectura de poesía y música. Está previsto los jueves de julio, comenzando el día 10 a partir de las 20:30 hs en el Café Literario.




Boletín Literario Basta ya!
// Suplemento //
VII Feria del Libro de Villa María

No hay comentarios.: