Reseña 3ra Edición de Voces 2008



Por Liliana Chavez


El Grupo Pretextos, conformado por las poetas Gabriela Delgado, Bibi Albert, Alicia Cora Fernandez, María Laura Coppié, Alicia Márquez y Mariana Toniolo, organizó del 1 al 4 de mayo, la 3ra. Edición de Reunión de Voces 2008.

¡Qué placer señores! Desde la camaradería, pasando por la organización, por la calidad de las voces convocadas hasta el lugar elegido para el evento: “El Casal de Catalunya”, sito en Chacabuco 863, un bellísimo edificio de estilo neogótico y modernista, manifestado incluso en los detalles interiores, la carpintería, los capiteles de las columnas, la escalera de honor, los vitrales del bar, el techo del salón, la herrería de su fachada neogótica y las cerámicas con motivos florales. La Sala Guimerá, en homenaje a uno de los fundadores de la “Renaixenca” (movimiento literario y político catalán por la recuperación de la cultura y tradiciones catalanas) albergó a decenas de poetas y plásticos que engalaron con sus obras las paredes del recinto: Claudio Curuchet; Francisco Ferreira, Cecilia Lynch, Javier Limas Monroy, Carlos y Santiago Panichelli. Hubo mesas de Poesía Latinoamericana, ponencias, presentación de libros, de editoriales y revistas literarias. Nuestro Basta ya! partía en maletines de poetas de diversos puntos del país y en valijas que tenían como destino: Brasil, Chile, Colombia y Venezuela.

Trato de capturar imágenes, no olvidar nada, porque todo valió la pena. Las mesas de poetas invitados: con María Granata, Osvaldo Rossi, María del Mar Estrella y un trío de varones que se las trajo: Jorge Ariel Madrazo, Marcos Silber y Eugenio Mandrini. En todos, solvencia, belleza poética, humor y una preciada humildad; hasta tuvieron la generosidad de acompañar y escuchar las demás voces.
Qué decir de la excelencia de los números musicales, no puedo dejar de nombrar a Hugo Araujo y Rocío Melina, de una voz impresionante. No, no se la imaginen una bella muchacha, imagen a una hermosa princesa de apenas siete años, acompañando en guitarra Nazareno Altamirano.

Paladar Negro con Norberto Corti y Flavio Tagini; Patricia Martinez; Alba Estrella Gutierrez y Julia Lascano; Marcela Passadore. Jorge Moya recitando sobre el acompañamiento en teclado de Leonardo Lapouble y la brillante actuación en el cierre, de una joven cantante de tangos: Eleonora Barletta, que deleitó a todos los presentes.

No quiero pasar por alto a dos niños que hicieron la delicia del evento. De acá unos años, así como pintan, serán seguramente los conductores del mismo. Dispuestos, atentos, el más pequeño, Joaquín Fraga, repartió caramelos, intervino en la locución, hizo de escribano en el sorteo de libros programado por la Editorial El Mono Armado, y Juan José Limas, el mayor, quien sacaba fotos como un profesional y al momento se lo veía intercambiando vales por café. Un disfrute, la frutilla de la torta.



Y Reunión de Voces también entrega un Premio. El colombiano Javier Limas, su diseñador, habla así de su trabajo: “El concepto que trabajé en el trofeo, fue la elaboración de un obelisco, representación de Buenos Aires., que a la vez fuese un faro y por eso el fragmento transparente. La inclinación de éste se debe a la simbolización de una luz que nos cobija a todos, a través de la literatura. Por ello, las letras.” Quiero agregar que Javier también es poeta y, que de no estar enamorado e involucrado afectivamente con una integrante del Grupo Pretextos, seguramente hubiese estado entre los preselecciones para el Premio, su poética y su voz son de excelencia. Rumor de pasillos.

Doce fueron los preseleccionados y, por el voto de los poetas presentes, en una reñida final, Marta Riskin de Capital se quedó con el galardón, recibido de manos de Gustavo Tisocco, ganador del año pasado.
Quiero mencionar especialmente a Rubén Eduardo Gómez, oriundo de Comodoro Rivadavia, finalista también, que cautivó con una poesía agreste, sólida y reflexiva. Para cerrar, precisamente un trabajo suyo. Un gusto que quiero darme.

Perro

nariz de piso busca sniff sniff
hueso y resto busca sniff sniff
sobran cáscaras
sobras de edificio
sobra el perro
calle busca sniff sniff
sobre el nylon
no comas arroz con vidrio
no puntos busca sniff sniff
se pega el pañal
nariz húmeda
de piso
al piso busca sniff sniff
basura
en nylon anónima busca sniff sniff
sobra doblado
duerme hambre busca sniff sniff
en el container
sobra




La Feria del Libro – Cómo decirlo…

No es fácil en pocas líneas. Trataré de comentar lo que pienso al margen de que, seguramente, habrá otras opiniones, según gustos e intereses. La tan mentada Feria del Libro de Buenos Aires no me gustó por varias razones: demasiado amplio el espacio, dispersos los stand, esmerados en su presentación sí, pero con pocas ofertas editoriales, excepto algunas excepciones. Era evidente la escasa señalización, la gente consultaba todo el tiempo, no sabía por dónde dirigirse hacia la salida, donde podía encontrar algo determinado. Está bien, en Informes se daba folletería, el diario de la Feria, el mapa para ubicarse pero eso, no resulta práctico.

Eran largas e interminables las colas para acceder a las charlas y conferencias, cuando, un evento de esta jerarquía y nivel debería encontrar el modo de evitar esa pérdida de tiempo, distribuyendo por ejemplo, entradas con anticipación. Comparaba con nuestra Feria del Libro Córdoba, y rescataba el valor de las carpas y los stand uno al lado del otro, eso le da un calor humano del que allá se carecía y aparte, la ventaja de poder hacer un recorrido más ágil pudiendo comparar precios y elegir en beneficio de la lectura y el bolsillo. El viejo tilde de la oferta y la demanda.
Debo destacar sí, la calidad de los stands presentados por cada provincia. Aportaron lo mejor pero, en este caso, se justifica, ya que los escritores del interior tienen pocas oportunidades de que el gobierno apoye el muestreo de sus obras, las haga conocer y las difunda. La mayoría de estos stands eran una conjunción de literatura, belleza paisajística y tradiciones.

Pero lo que menos me gustó es que se cobrara entrara, la Feria como un negocio. A ver: ¿Quién accedía al predio? La gente que habitualmente tiene acceso a libros, a conferencias, que tiene un nivel de vida y educación sin carencias. Lo interesante hubiese sido poder llegar a otra franja de la sociedad, que necesita de ese contacto con el conocimiento, con la información.
Este es mi parecer.

Boletín Literario Basta ya! / Mayo 2008
Suplemento
Reseña 3er Encuentro de Voces 2008
Buenos Aires

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Horacio Burgos // Biografía y Discografía // Video

BOLETÍN LITERARIO BASTA YA DICIEMBRE 2010