viernes, noviembre 16, 2007

Edición Especial / Noviembre 2007

Premio Bigua // Reseña Tercer Encuentro Latinoamericano / Villa María / Córdoba.




Ciao, Verona // Un cuento inédito de Julio Cortázar

Eduardo Alberto Planas

Babelia, el suplemento cultural de El País, en su número del día 3 de Noviembre de 2007, regaló a sus lectores, un relato inédito de Cortázar. Para Carmen Balcells, a quien le debemos el descubrimiento, este sería “quizás el último acabado y de innegable importancia que pueda llegar a encontrarse entre los inéditos del autor”. En verdad ella recibió el legado de Aurora Bernárdez, viuda y albacea de Cortázar, quién le donó en febrero de 2007 el borrador para que integraran la colección de manuscritos de Barcelona Latinitas Patria. El mismo está mecanografiado con correcciones de puño y letra de Cortázar. Se lo ha considerado un “cuento muy largo”, ya que tiene diecisiete páginas. Se sabía que la única copia permaneció depositada en la Universidad de Texas.

Aquí hizo lo propio la Revista Ñ el sábado 12 de noviembre con un artículo introductorio de Carles Alvarez Garriga, y sendas opiniones de la española Rosa Montero, que se manifestó en contra de la publicación no sólo de este cuento sino de todo otro inédito, con la rotunda frase “malditos sean los inéditos”; y la contextualización del argentino Mario Goloboff. No coincido con aquella, ya que no se trata de un “folio desparejo que alguien encontró por casualidad en el fondo de una gaveta”, sino que el cuento tiene su propio valor literario.

Me parece que el texto no defraudará a los lectores habituales del cronopio mayor. Escrito en forma de carta, Ciao, Verona nos asoma a una historia de desamor triangular: una mujer cuenta a una antigua amante su relación con un hombre que espera de ella un amor imposible. En el relato encontramos el gran manejo de la prosa, las emociones y la ironía, un poco agria a veces, del último Cortázar. No en vano fue escrito a mediados de los 70.

Carles Álvarez Garriga ve en este inédito una fuerte impronta autobiográfica y lo relaciona con Las caras de la medalla incluido en el libro Alguien que anda por ahí. Se publicó también en la Revista Ñ, ya que el inédito sería una especie de continuación del mismo o más bien vendría a ser una especie de reverso oculto de la historia que aparecía allí.

De todas formas entiendo que esta temática es recurrente en la obra cortazariana, tanto es así que se la puede vislumbrar en la novela 62/Modelo para armar, donde aparece también de una forma similar a como lo hace aquí, así como en Salvo el crepúsculo, último libro publicado en vida de Cortázar (1984).

Los que quieran sacar sus propias conclusiones deberán acercarse a la edición impresa de Babelia, así como de la Revista Ñ, ya que ambas versiones digitales no incluyen este relato inédito. Se aclara que se desconoce porqué Cortázar no publicó luego el texto en los dos únicos libros de cuentos relatos que editara posteriormente, a saber, Queremos tanto a Glenda y Deshoras.
En la web: BloGus, sitio de un joven argentino radicado en Madrid, ya se ha posteado –como se dice ahora- el cuento inédito, aclarando que se lo ha efectuado en tres partes dada su extensión, por lo que resulta ahora una visita obligada para los incondicionales cortazarianos. Lean el inédito, el publicado y busquen las otras pistas. Después me cuentan…


Reseña III Encuentro Latinoamericano Villa María.9, 10 y 11 noviembre de 2007

Liliana Chávez




Era muy difícil que la gente de SADE Filial Villa María pudiera este año superar lo que fue el Encuentro anterior, calificado por quienes concurrimos como impecable. El año pasado contaban con un importante apoyo económico de la Fundación Fernández Núñez que facilitó la asistencia de poetas de todo el país con los gastos prácticamente cubiertos en su totalidad. Este año, al no existir ese aval la tarea fue a pulmón, con mucho trabajo de un grupo reducido de soñadores que no bajaron los brazos.

Fueron menos los escritores, es cierto, pero se notó en el ambiente la satisfacción de todos; lo definiría como un encuentro de excelentes poetas, de gran camaradería. Y si surgieron inconvenientes, fueron por motivos climáticos o ajenos a la organización. Eso quedó en las napas del encuentro, superado ampliamente por la calidez de su gente, el abrazo genuino, la palabra, el respeto en la escucha.
Un reconocimiento a sus poetas organizadores: Luis Luján, Eduardo Cichy, Mary Baigorria, Evangelina Sodero y Omar Alvez, quien sin pertenecer a la entidad, colaboró activamente con la gente de SADE. Alvez es periodista de la Sección Cultura del diario “El Regional” pero además, el artista creador del Biguá, estatuilla que se entrega durante el evento al poeta revelación elegido por sus pares a través del voto secreto.

Gracias también a los poetas residentes en Villa María y Villa Nueva que estuvieron presentes y nos hicieron conocer su poesía: Fernando De Zarate, Magdalena Castro, Beba Gomez, Fabiana León, María Julia Mendez, Bibiana Pérez Gálvez (que, además, nos deleitó con su guitarra), Alicia Perrig, Verónica Picco Giannoni, Geroma Prado, María Elena Tolosa y Susana Zazzetti. Y a los que hicieron una llegada el sábado para acompañarnos, entre ellos, Eduardo Bellocchio, Dolly Pagani, Susana Accornero y Esther Figuera, entre otros.
Y a los que llegaron desde otras provincias. Por una cuestión de espacio no puedo mencionar a todos., pero necesito nombrar al menos algunos: Mónica Griolio de Corrientes, las santafesinas, María Cristina Fernier, Nerina Thomas, Neri Brunori y Ana María Torres de Buenos Aires quien fue homenajeada por la comunidad educativa de la escuela que lleva el nombre de José Bianco, su ilustre abuelo.

En música fuimos agasajados con la presencia del santiagueño Lázaro Moreno y el prestigioso guitarrista misionero Ramón Ayala. Este cantautor, viajero del mundo, tiene escritas más de 300 obras. Algunas de ellas como El cosechero, El Jangadero, El Cachapecero son cantadas por Mercedes Sosa y otros artistas, letras conocidas en el mundo. Los Cuatro de Salta, Los Nocheros, entre otros, cantan su zamba “Mirame otra vez”. En 1962 fue invitado a Cuba por el Instituto Cubano de la Amistad con los pueblos. Allí conoció a Ernesto “Che” Guevara y pudo comprobar que su obra El Mensú, compuesta con su hermano Vicente Cidade, era cantada en los fogones revolucionarios de Sierra Maestra. También participaron artistas locales: el Grupo de Música “La minga y sus ingredientes” y el Ballet folclórico Instituto de Arte Popular.
El sábado por la tarde se entregaron los Premios del Concurso Primo Beletti 2007. El Primer Premio fue para Cristina Fernández, oriunda de General Pico – La Pampa con su poema “Sanagasta”. Debió ser muy difícil para el jurado elegir entre 334 obras presentadas, ya que “Poemas de pampa, mar y sierras”, antología editada con los autores ganadores, habla a las claras del nivel de los finalistas. Entre ellos, Jorge Carranza del staff de Basta ya! y el cordobés Alfredo Lemon, que deleitó con su poesía en las mesas de lectura.

Por la noche, fue la entrega del Biguá 2007. El elegido fue Gustavo Tisocco oriundo de Mocoretá, Corrientes, que actualmente reside en Capital Federal. Pueden leer sus obras en las siguientes páginas. http://www.paisajedeadentro.com.ar http://poemasdegustavotisocco.blogspot.com y pueden ver la galería de fotos del Encuentro en http://gustavotisocco.blogspot.com

Aquí, por una cuestión de espacio, sólo un adelanto de su poesía:

El niño/ cubierto de barro/ quedó ciego. // Ya no vendrán mariposas a despertarlo / ni repicarán bombos/ con su nombre.// Una pobre cruz / denuncia el hastío.// Duele/ este naufragio de Dios, / ahora hieren las plegarias. // La madre / sentada al sol / quedó ciega / y no vendrán las mariposas...//
El balance fue altamente positivo. Le digo, a los tantos poetas que leen el Boletín que si pueden, no se lo pierdan el próximo año.

Fotografías de Gustavo Tissocco: Cena, Gustavo Tisocco y Liliana Chávez.

(Nota del Editor: en el presente Encuentro, fue galardonada también Liliana Chávez)





Boletín Literario Basta ya! // Edición Especial / Noviembre de 2007
Aviso a Lectores

Esta será la última entrega virtual del año del Boletín, ya que nos avocaremos a la publicación de la Revista Anuario 2007.
Gracias a todos.

1 comentario:

Gustavo Tisocco dijo...

Fue maravilloso el encuentro.
Bella reseña.
Un abrazo Gus...