Boletín Literario nº 75 // Septiembre 2007



// Paloma Povedano (Córdoba, España, 1974), cantante del grupo Almasala //
Boletín Literario
Basta ya!
Año 2 // nº 75 // Septiembre de 2007




El otro / Tres o cuatro // Jorge Luis Carranza
Los Julios de Julio Cortázar // Eduardo Planas
Alejandra Pizarnik
Tengo para ustedes… // Liliana Chávez
Luna // Erica Coronel
Córdoba danza al ritmo de la MPB // Eduardo Planas / Adriana Pozzo
Papá // Matilde Flores
Juzgado I / María Inés Repetto
Voce e eu // Teresa Salgueiro
El intelectual y la política en Hispanoamérica // Julio Cortázar
Error // Elías Atea


El otro
Jorge Luis Carranza



Busco dentro mío al otro,
al que está detrás,
bien al fondo
del que va y viene por la vida.

Ahí está inmóvil,
ante la luna
el viento, el fuego, el amor.

No lo he perdido, no me ha perdido.

Surge nítido.

Está trazando
en la tierra,
un dibujo que,
me dice,
recuerda haber visto en un sueño.

Dibuja,
me dice,
la ruta que recorreré el día que sigue
y la del día que sigue
al día que le sigue.



Los Julios de Julio Cortázar
Eduardo Planas




26 de Agosto de 1914: nace Julio Cortázar

La particularidad de Julio Cortázar se puede constatar en cualquiera de sus libros, pero también en su entrevistas y declaraciones, así como en sus cartas y, porque no, en las fotos que retratan las diversas etapas de su vida. Siempre nos sorprende. Siempre esta distinto pero igual a sí mismo.
Nos preguntamos: ¿Julio Cortázar: que Cortázar?, ¿Cuál de los Julios? ¿El apolítico del 50 o el comprometido del 80? ¿El novelista o el cuentista?
¿Quién era en verdad este hombre que no se parecía a ningún otro, tímido y polémico, con cierto aire de guerrillero jubilado, destructor implacable de todo tipo de géneros literarios, autor de cuentos perfectos de estructura clásica, solitario y enamorado -sobre todo de la vida y las causas nobles-, pudoroso o exhibido hasta en carne viva, según el texto que tomemos o las circunstancias?

Nada ni nadie nos podrá dar una respuesta certera, porque el mismo Julio Cortázar no era afecto a las mismas. Cualquier intento de totalizar a este hombre sería en vano, o peor, seria una traición al hombre que fue, y por ende, también al lector, del que siempre buscó su complicidad.

Cortázar no era un intelectual en su acepción clásica o académica y por ello evitaba las discusiones. Afirmaba haber perdido todas en las que se enredó, si por saber se entiende lo que comúnmente se entiende: una seguridad o certidumbre, alguna forma de indomable y orgullosa certeza. Cortázar navegó sin pausas por el río sin fin de las preguntas: esa aventura que elude la definición y sobre todo las respuestas, porque carece de cualquier expectativa o esperanza que no consista precisamente en navegar. Cortázar le quitó solemnidad a la literatura y desde ahí nada fue igual.
Su obra –que cambió la literatura para siempre- se encuentra en continuo estado de reinterpretación. Se siguen reeditando sus libros, realizando filmes sobre su última recorrida por las autopistas francesas. Todos los días aparece una nueva biografía, anuncian ahora la publicación de su obra poética.

Los cronopios no eligen serlo y la realidad se resiste a las definiciones.
Acaso Cortázar sólo supo de verdad estas dos cosas, pero ellas le bastaron para construir un laberinto donde los perdedores pueden ser en verdad ganadores, los Minotauros ser poetas, y los héroes lacayos, donde moran los dioses y donde se encuentran el cielo y la tierra misma; donde la belleza puede abrirse paso en un rostro marchito o en la cotidianeidad, donde las leyes son las excepciones y por el que el lector deambula, dudando en cada esquina y pasadizo como le ocurre en las calles, pasajes y moradas que descubre en la vida: ese viaje acaso sin sentido que dura lo que dura, y transcurre por rutas no planificadas, entre el temible espanto y la imprevisible maravilla.
Su excelencia literaria, calidez humana, honestidad intelectual y compromiso político lo convirtieron en ícono de varias generaciones. Aún sigue siéndolo.
“Volvé, Cortázar, volvé. Total, ¿Qué te cuesta?”(De una pintada en los muros de Buenos Aires, citada por Ariel Dorfman).

Bibliografía: Julio Cortázar // Alberto Cousté // 2001 // Saúl Sosnowki, Julio Cortázar, una búsqueda mítica, Ed. Noé, Bs. As. 1973. // Julio Cortázar, Obra Crítica, Vol 1, 2, y 3, Edición de Saúl Sosnowki, 2004


Alejandra Pizarnik



Una mirada desde la alcantarilla
puede ser una visión del mundo

La rebelión consiste en mirar una rosa
hasta pulverizarse los ojos

De Árbol de Diana // 1962
Poesía completa, Ed. Lumen, Diciembre de 2003




Tengo para ustedes...
Liliana Chavez

Este texto de Cabrera Infante, donde visualiza la pequeñez de su personaje mediante un recurso tipográfico:

Y el dueño se achicó, si es que podía hacerlo todavía y
fue el hombre increíblemente encogido, pulgarcito
o meñique, el genio de la botella al revés y
se fue haciendo más y más chico,
pequeño, pequeñito, chirriquitico,
hasta que desapareció por
un agujero de ratones al
fondo– fondo fondo,
un hoyo que
empezaba
con
o
de Tres tristes tigres





Luna
Erica Coronel



diurna luna
noctámbula luna

Luna compañera de mi andar...
Luna acompaña mi tristeza
mi dolor
mi pena
mi alegría
mi amor
mi desamor
mi pasión
mi hacer
mi crear
mi soñar
mi resistencia

Luna acompaña mi palpitar
mi respirar
mi andar

Luna compañera y testigo de mi andar...

Luna nueva ...
sombras en mi corazón
Luna menguante...
cuando menguara mi dolor?
Luna creciente...
crecimiento interior
Luna llena en el poniente...
haces de luz en mi alma...


Boletín Literario Basta Ya! // nº 75 // Septiembre de 2007 // Córdoba

Equipo de trabajo
Director / Propietario: Eduardo Planas
Consejo de Redacción: Adriana Pozzo, Mariana Montenegro,
Jorge Luis Carranza, Hugo Conterno, Pablo Carrera, Caro Riachi
Colaboradores Permanentes: Liliana Chávez, Mónica Ferrero, José Luis Planas Osorio, Guillermo González
Colaboran en este número: Erica Coronel, Matilde Flores
Los artículos firmados no reflejan necesariamente la opinión del Basta Ya!
Este boletín se edita Quincenalmente
Registro de Propiedad Intelectual en trámite.
Prohibida la reproducción total y/o parcial por cualquier medio, sin cita de autor y fuente
Web-blog: www.boletinliterariobastaya.blogspot.com
Suscripciones: email: eduardoplanas2001@hotmail.com

“La tarea de ablandar el ladrillo…” Julio Cortázar


Córdoba danza al ritmo de la MPB
Eduardo Planas / Adriana Pozzo




El viernes 31 de Agosto tuvo lugar en la ciudad de Córdoba el Primer Festival de Música Popular Brasilera, Córdoba Canta Brasil, realizado en el Auditorio de la Facultad de Lenguas de la U.N.C.
Es una iniciativa inédita del Consulado General de Brasil que reunió a grupos de música brasilera provenientes de la jurisdicción del Consulado que abarca las provincias de Córdoba, La Rioja, Tucumán, Salta y Jujuy.
El objetivo de este Festival fue valorar e incentivar el buen trabajo realizado por solistas y grupos de música popular brasilera a fin de fortalecer el circuito de este movimiento para generar intercambios entre artistas locales y brasileros, permitiendo una instancia de difusión y promoción a los grupos de MPB en nuestro país.
Este concierto tuvo lugar luego de una preselección llevada a cabo por un jurado especializado que seleccionó las bandas participantes, cuyo premio es un viaje de intercambio cultural a la ciudad de Sao Paulo, donde la banda integrará grupos de talleres de música afín y realizará una presentación musical en el próximo mes de octubre. Así nos encontramos los espectadores en un espacio recreado que nos hizo sentir los sonidos, colores y música vibrante transportándonos en un instante a nuestro amado Brasil. La percepción artística tuvo la pincelada de este maravilloso pueblo, pues el auditorio se transformó en una mixtura de alegría y silencio para escuchar a Foncequita, Babel, Las Nanas, Manú, La Barata y Caixa de Música.
El jurado estaba integrado por Cristina Báez, locutora del programa radial “Murmullo de los Dioses” que se trasmite por radio FM UTN 94.3, Luis Lewin, músico especialista en MPB, y Paula Passos de la comisión de Cultura del Consulado. La locución estuvo cuidadosamente lograda por Gabriela Estofán, quien le dio un toque estético maravilloso.
Luego de disfrutar el festival el jurado seleccionó a Caixa de Música por la originalidad de las versiones de Vera Cruz de Milton Nascimento, Amar a María de Carlito Maia / F Machado e Injuriado de Chico Buarque.
El jurado destacó el excelente nivel de los grupos y su calidad musical, lo que dificultó la decisión final. El grupo La Barata, integrado por Federico Moreno, guitarra, batería, percusión, coros, Francisco Malbrán, teclados, voz, Antonio Avalos, guitarra y Cristina Pon, cantante / percusión que llenó de una mixtura de sensualidad y dulzura los temas, interpretaron A primeira vista de Chico Cesar donde lograron una excelente perfomance, luego Bem que se quís de Nelson Mota para terminar con el bello tema O Negócio é Amar de Carlos Lyra y D. Duram, que fueron seguidos por la torzida en forma sostenida, con la bandera típica del grupo que se movía sin cesar en la primera fila.
El festival se transformó en una fiesta auténtica de la verdadera música de los dioses, la MPB.
Todos disfrutamos de este infinito particular.




Papá
Matilde Flores



Tantos años de lucha
remontando la vida,
y a pesar de los años
no demuestras cansancio
no denotas fatiga.

Desde niña recuerdo
tu mirada serena,
el lenguaje pausado
en tus tiernos poemas:
"Adiós cunita mía...
me voy por unos días..."

Es que el alma poeta
no llegó desde afuera
se lo debo a tus manos
y a tu piel entera.

Es por eso que andando
una calle cualquiera,
construcciones de plazas,
edificios, veredas,
rememoran tu nombre,
y alimentan la espera
de que un nuevo ladrillo
asentarás otro día,
como la vez primera.

Porque quiero que sepas,
que a través de los años
seguiré con tu huella
imborrable e infinita,
de "Papá-Amigo-Hombre"
y del Ser más Sincero.

Óleo de: Ricardo Carpani






Juzgado I
María Inés Repetto



Y te dicen hembra
Y escuchas mujer fémina señora dama doncella matrona puta
Y grita hematoma
Y es moretón tu cuerpo
Y te dice hemorragia leve
Y diagnostican pérdida vómitos de sangre

Y te dicen henchir
Y pronunciar en voz alta hinchar
Y dice pequeña hendidura
Y le gritas fisura en el alma grieta en la memoria surco yermo herida
inconmensurable
Y te dice heno
Y escupes pasto
Y dice hercúleo espejismo
Y hablas de musculoso vigoroso tónico titánico corpulento poderoso
cariñoso amante

Y amenaza abandono
Y exiges libertades
// Del libro Jueves //
Grupo El Ático

Voce e eu



Teresa Salgueiro, nacida en Amadora, Portugal el 8 de enero de 1969) es conocida como la vocalista del grupo Madredeus. Ha estado unida al grupo desde 1987 hasta este momento.
Cuando Teresa Salgueiro era joven empezó a cantar música portuguesa tradicional conocida como Fado en las calles y tabernas de la hermosa capital lusitana. Después se trasladó a Lisboa para vivir con unos amigos a la edad de 16 y así continuar cantando.
En 1987 Teresa Salgueiro conoció al guitarrista y productor Pedro Ayres Magalhaes y formaron el grupo Madredeus junto con Francisco Ribeiro en el violoncelo, Gabriel Gomes en el acordeón y Rodrigo Leão en los teclados. La banda desde aquel tiempo ha estado unida, han grabado 11 álbumes. Madredeus ha llevado su música a través de los 5 continentes y se ha presentado en los mejores lugares de las principales ciudades que han visitado.
Salgueiro es conocida como una de las mejores cantantes contemporáneas. Ha cantado en álbumes del músico gallego Carlos Nuñez. Participó en el festival del Milenio, cantando a dúo con José Carreras "Manha de Carnaval" y "Alfonsina y el mar".
En Diciembre de 2005, Teresa Salgueiro editó su primer CD, Obrigado, con la participación de los otros músicos como el brasileño Caetano Veloso, el gallego Carlos Núñez, el catalán José Carreras, el acordeonista japonés Coba.
En Abril de 2007, Teresa Salgueiro junto al Septeto de Joâo Cristal sacó a la luz Você e eu, un hermoso y exquisito trabajo discográfico, con estupendos arreglos donde Teresa canta a Brasil, interpretando temas de Antonio Carlos Jobim, Ary Barroso, Dorival Caymmi, Vinicius de Moraes, Newton Mendoza, Chico Buarque, Carlos Lyra, etc.
Interpreta clásicos de la MPB como Chovendo Na roseira, Na baixa do sapatero, Estrada do sol, Valsa de uma cidade, O Samba da minha terra /saudade da Bahía, A felicidade, Inútil pasagem, Triste, Para machucar meu coracao, Samba do Orfeo, entre otros temas. En el link www.youTube.com, se puede ver un video de la presentación del trabajo en Río de Janeiro. Pueden verlo también en el Blog de nuestro Boletín. 67.22 minutos de belleza en estado puro


El intelectual y la política en Hispanoamérica
Julio Cortázar



Desde el punto de vista del tema de este charla, en América Latina (y en el resto del mundo) los intelectuales comprometidos en el plano de la lucha política pueden dividirse en dos categorías: los que entienden de teoría política y saben o creen saber exactamente por qué están comprometidos, y los que no entienden de teoría política y sin embargo están igualmente comprometidos. Cualquiera que me haya leído sabe que pertenezco a la segunda de estas categorías (…)
Esta nueva situación del escritor frente a su lector, es decir frente a su pueblo, exige de él una ardua y a veces terrible tarea cotidiana. Nacido para escribir, incapaz en general de mostrarse eficaz en otros terrenos, ese intelectual es por así decirlo la garantía moral de su propia obra, y debe presentar a cada instante y sin la menor vacilación las pruebas de que esa garantía esta justificada. No todos los intelectuales son capaces de ello, pero esta charla no es un acto de acusación puesto que los intelectuales en último término deben rendir cuentas ante sus pueblos y no ante otros intelectuales aislados. Por mi parte creo que la responsabilidad de nuestro compromiso tiene que mostrarse en todos los casos en un doble terreno: el de nuestra creación, que, como ya dije antes, tiene que ser un enriquecimiento y no una limitación de la realidad; y el de la conducta personal frente a la opresión, la explotación, la dictadura y el fascismo que continúan su espantosa tarea en tantos pueblos de la América Latina. Sobre este doble aspecto de la única relación legítima entre los intelectuales y la política quisiera agregar ahora los elementos que lo ilustren con suficiente claridad.
Comenzaré por la parte que toca a la responsabilidad personal, la conducta ética de un intelectual. No creo que en toda la historia latinoamericana haya un caso más perfecto, más bello y más puro que el ofrecido en su día por el cubano José Martí, y si cito aquí su nombre es porque basta sobradamente para mostrar lo que quiero decir, y no porque en nuestros días falten muchos otros nombres que podrían mencionarse como ejemplo. En Martí se da el caso del intelectual del más alto nivel que entra con todo lo que tiene en la lucha por la liberación de su patria, y termina sacrificándole la vida. Nadie, por supuesto, va a pedirle a todos los intelectuales que repitan ese ejemplo insuperable pero la línea más alta de conducta esta ahí dada para siempre, y en la medida de las posibilidades personales un intelectual latinoamericano tiene el deber de seguirla.(...)
Y ahora, para terminar, volvamos al otro aspecto de esa responsabilidad, lo que podríamos llamar responsabilidad profesional. Yo lo definiría en una sola frase: no retroceder jamás, por motivos de cualquier orden, en el camino de la creación. Poco importa que una literatura que podemos llamar de vanguardia no cuenta todavía con la comprensión de todos los lectores que quisiéramos; precisamente para conseguir alguna vez esa totalidad hay que buscar encarnizadamente las nuevas rutas de la creación y la palabra, hay que lanzarse a lo nuevo, a lo inexplorado, a lo más vertiginoso de la realidad del hombre. Toda simplificación en nombre o en procura de un público más vasto es una traición a nuestros pueblos. La creación puede ser simple y clara en su más alto nivel; enhorabuena, ahí están los poemas de Pablo Neruda para probarlo. Pero la creación puede también ser oscura y poco accesible en ese mismo alto nivel, y ahí están los poemas de César Vallejo para probarlo. Los dos fueron fieles a sí mismos, y su compromiso político se ejerció total y hermosamente sin que jamás claudicaran de su manera persona de sentir la realidad y de enriquecerla con su voz propia. Conozco de sobra los reproches de hermetismo que me han hecho a lo largo de estos años; vienen siempre de los que reclaman un paso atrás en la creación en nombre de un supuesto paso adelante en la lucha política. No es así como ayudaremos a la liberación final de nuestros países, sino combatiendo a la vez con la palabra y con los actos, con nuestros pueblos y para nuestros pueblos.
Al comienzo de esta charla dije que esperaba mostrar cómo los intelectuales que no entienden necesariamente de política podían comprometerse eficazmente en la larga lucha por nuestra plena identidad latinoamericana. No sé si habré conseguido mostrarlo; por mi parte, desde mi gran ignorancia de tantas cosas que ya no tendré tiempo de aprender, sigo un camino donde mis libros y mi persona son y quieren ser una sola voluntad tendida hacia un futuro más justo y más bello para todos mis hermanos de América latina y del mundo.
Julio Cortázar, Obra Crítica, vol. 3, 2004


Error
Elías Atea



Una cohorte de ángeles
llegaron con el conquistador.
excitados,
por la magia y exhuberancia de América,
algunos se creyeron cupidos,
capaces
de saetar enamorados
en las siestas del verano,
sin advertir que higueras y molles
a los enamorados flechaban.
Otros, laboriosos descendientes godos
subieron a los tejados
enfundados
en metálicos uniformes
para marcar la orientación del viento
y sus celestiales rumbos.
Los más, fueron deslizándose,
por la orilla de los ríos.
En la vera del Orinoco, y por la misma razón,
descubrieron que tenían sexo.
Ya en el caudaloso Amazonas,
dedujeron su esencia.
Esencia idéntica a íncubos y súcubos.
Arribaron, endemoniados,
a los ríos del Plata
y aledaños del sur.
Sin respetar preámbulos,
los ángeles se dividieron
en ángelas
Y angeloz…¡Perdón,
se me escapó!

// Jueves // Grupo El Ático


Tres o cuatro
Jorge Luis Carranza




Tener una vida austera.
Esto es, con fidelidades
que puedan contarse
con los dedos de la mano.

Llevar una franqueza considerada,
esto es, que se sostenga por sí misma
y que no busque lastimar.

No temer desdecirse,
ni disculparse.
Ni tampoco
volver a empezar.

Una vida simple,
con tres o cuatro cosas
que no se negocien ni se ostenten
y de las cuales no haga falta
ni hablar.
Vivirla en silencio
para escucharla
cuando nos habla
y también cuando dispone callar.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Horacio Burgos // Biografía y Discografía // Video

BOLETÍN LITERARIO BASTA YA DICIEMBRE 2010