BOLETIN LITERARIO NRO 62 / FEBRERO 2007


Sumario
Mojarse / Jorge Carranza
Editorial / Territorios de la memoria
Un grande de la literatura: Alejo Carpentier
Persona me celebro / Erica Coronel
La Queca / Eduardo Planas / Adriana Pozzo
Atril / Adriana Pozzo
En la casa de “El che”
La página de Julia / Patas Arriba / Eduardo Galeano
Arrancamos con Alta Gracia / Pablo Carrera
Esas almas sin tiempo / Pascual Rousse
DVD / De brasil para el mundo: Lenine

Boletín Literario Basta Ya! // nº 62 // Córdoba // Febrero

2007

STAFF:Director: Eduardo Planas
Consejo de Redacción: Adriana Pozzo, Mariana Montenegro, Pascual Rousse, Caro Riachi (corresponsal en Oñati)Colaboradores Permanentes: Jorge Luis Carranza, Hugo Conterno, Pablo Carrera, Raquel Martínez, Licurgo, Guillermo GonzálezColaboran en este número: Julia Valle
Los artículos firmados no reflejan necesariamente la opinión del Basta Ya!
Este boletín circula bajo Licencia Copyleft, y puede difundirse siempre que se mencione el autor y la fuente.
Web-blog: boletínliterariobastaya.blogspot.com
Suscripciones: email:
eduardoplanas2001@hotmail.com
Fotografía de Tapa: www.paopaula.site.blogspot.com


La tarea de ablandar el ladrillo…”
Julio Cortázar



Mojarse

las verdaderas fiestas tienen lugar en el cuerpo y en los sueños”
Alejandra Pizarnick

Llovizna oblicuo.
Llovizna con sol.
Llovizna sin viento.


Llovizna
y me empapo.
Me empapo
y no me importa.


Solo cuenta el abrazo
de las gotas de luz
que caen lentamente,
como una caricia,
así, como si nada.


Jorge Luis Carranza


Editorial
Territorios de la memoria

El cantante popular Víctor Heredia ha reciclado su trabajo discográfico Taki ongoy, donde rescata la memoria de los pueblos originarios americanos.

En el Prólogo del verdadero libro que acompaña al disco editado originariamente en el año 1986 y dedicado a sus hijos Laura, Daniela y Lautaro, “que es decir el luminoso futuro de América”, Víctor Heredia expone:
“Quienes suponen que la historia puede ser contada desde una sola posición, desde un solo punto de vista, se equivocan, por eso no pretendo que esta que presento aquí sea la única versión. No lo es, está es la de los vencidos, o por lo menos la de los que aparentemente han sido derrotados, el reverso de la moneda que hasta hoy nos han mostrado los supuestos vencedores; pues habría que preguntarse hasta que punto ha sido vencida una cultura que subyace en nuestra memoria colectiva y pugna tozudamente por perdurar a través de los siglos y lo consigue con la permanencia de sus ritos y creencias ancestrales, con la permanente vigilia de quienes son descendientes directos de los que alguna vez fueron dueños de estos territorios y del continente entero”.

En su último libro El pasado pensado el historiador Felipe Pigna hace un repaso de una época reciente (1955 a 1983) utilizando la técnica de entrevistas y reportajes. Para no dejar dudas sobre su ubicación sobre tal o cual acontecimiento histórico, fija su posición con claridad meridiana.
Todas las voces se escuchan allí.
Una forma de indagar de donde venimos, para saber quienes somos y adonde vamos.
Esta es la búsqueda paciente y reflexiva de los Territorios de la Memoria, que se inician con La Nave de Jorge Luis Carranza publicada en el Anuario, que tiene que ver con la memoria individual y colectiva.
En el tiempo que es hoy vamos presentando estos espacios llenos de causas.


UN GRANDE DE LA LITERATURA Alejo Carpentier


Nació el 26 de diciembre de 1904, en La Habana (Cuba). Cursó parte de sus estudios iniciales en su ciudad natal, y con doce años, se trasladó a París donde asistió al liceo de Jeanson de Sailly, y se inició en los estudios musicales con su madre, desarrollando una intensa vocación musical. Al regresar a su país, inició los estudios de arquitectura, pero no finalizaría la carrera.Comenzó a trabajar como periodista y a participar en movimientos políticos izquierdistas. Fue encarcelado y una vez en libertad se exilió en Francia.Regresó a Cuba donde trabajó en la radio y llevó a cabo importantes investigaciones sobre la música popular cubana. Visitó México y Haití donde se interesó por las revueltas de los esclavos del siglo XVIII. Se trasladó a Caracas en 1945 y no regresó a Cuba hasta 1956, año en el que se produjo el triunfo de la Revolución. Trabajó en varios cargos diplomáticos para el gobierno revolucionario. Falleció el 25 de abril de 1980 en París.


Entre sus novelas hay que destacar El reino de este mundo (1949), que tiene como tema central la revolución haitiana y el tirano del siglo XIX Henri Christophe, y Los pasos perdidos (1953), el diario ficticio de un músico cubano en el Amazonas, que intenta definir la relación real entre España y América siguiendo la conquista española. Ésta ha sido calificada como su obra maestra. Guerra del tiempo (1958) trata la violencia y la naturaleza represiva del gobierno cubano durante la década de 1950. En 1962 se publicó El siglo de las luces, en la que narra la vida de tres personajes arrastrados por el vendaval de la Revolución Francesa. Concierto Barroco (1974) es una novela en la que muestra sus visiones acerca de la mezcla de culturas en Hispanoamérica. El recurso del método (1974) y La consagración de la primavera (1978); la primera suele "considerarse como la historia de la destrucción de un mundo", la caída del mito del hombre de orden, mientras que la segunda representa la larga crónica del triunfo en Cuba de un nuevo mito, que Carpentier trata de explicar desde su imposible papel de espectador: el autor desde su mirada dibuja el inconciliable desajuste entre el tiempo del hombre y el tiempo de la historia. Carpentier fue el creador del llamado “realismo mágico” que después impregnara a toda la literatura latinoamericana. Así en forma poética inicia este libro La consagración de la primavera con una cita de Lewis Carroll el autor de Alicia en el país de las maravillas:
-¿Quisiera usted decirme que camino debo tomar para irme de aquí?
-Eso depende, en mucho, del lugar a donde quiera ir –respondió el Gato.
-No me preocupa mayormente el lugar… -dijo Alicia.
-En tal caso, poco importa el camino –declaró el Gato-
-...con tal de llegar a alguna parte –añadió Alicia, a modo de explicación.
¡Oh! – dijo el gato-: puede usted estar segura de llegar, con tal de que camine durante un tiempo bastante largo.


Persona me celebro

Esta noche no estoy me fui acompañando el ocaso.
andando…Me fui despojando de máscaras, caí de bruces,
sentí dolor…lágrimas, llanto, grito…frente a mí una flor
silvestre, sentí alegría…sonrisa, risa, carcajada…
contraste…

Esta noche no estoy me fui acompañando el ocaso…
y al descubrir la luna, admirarla, contemplarla…
libre, sentí una explosión de sangre, lágrima, sudor,
sentidos. Pensamientos. Palabras. Sentimientos. Vida…
Explosión…Silencio. Armonía. Libertad
Me descubrí persona.
Con idas y vueltas, y vueltas a ir y venir.
Soy.
Presencia en mi cuerpo…
Existencia en un pensamiento…
Ausencia en un recuerdo…
Comunicación en un sentimiento…
Interrogante en una búsqueda…
Porvenir en un sueño…
Soy esencia…
Persona me fui acompañando el ocaso…
Vuelvo acompañando el amanecer…
Esta mañana regrese, volví acompañando el amanecer…
Persona me celebro.

ERICA CORONEL

Supe de tu lucha,
inclaudicable.
De tu coraje
y de tu fuerza.
De tu alegría a pesar del dolor.
Luego en el repaso de tu vida,
al cumplir tus 80 años,
cuando todo un pueblo te saludara,
docentes,
obreros,
H.I.J.O.S.,
desocupados,
inundados,
comprendí
tu verdadera dimensión,
y la de tu lucha.
Y al ver esta foto,
no pude soportar
y lloré.
Eduardo Planas y Adriana Pozzo

La Queca // Madres de Plaza de Mayo // Santa Fe

ATRIL
Las hojas de un cancionero
que liberan la voz,
el canto que vuela
la vida que se expresa.
El libro que se abre
comunica y entrega.
La caverna que deja de ser oscura
para transformarse en luz.

El atril que sostiene
de madera noble
y acompaña
las noches de búsqueda.

Que es único
que pertenece
que no puede compartirse
que existe en el momento de soledad.
Mi atril y yo
entrelazados en el acto creativo
sin miradas,
sin aplausos.
Adriana Pozzo

EN LA CASA DE “EL CHE”

En la hermosa y soleada mañana del domingo 18 de febrero decidimos ir a visitar el Museo La Casa del Che, ubicada en una de las viviendas que habitara el joven Ernesto, en calle Avellaneda 501 de la Ciudad de Alta Gracia, Córdoba . Sí, la misma donde estuvieron Fidel y Chávez. He aquí una pequeña reseña, donde la distintas emociones se conjugaron entre los presentes, como un verdadero homenaje a ese niño Ernestito que después se convirtiera en el ícono universal de justicia y libertad

El museo abrió sus puertas el día 14 de Julio de 2001 y depende de la Municipalidad de la Ciudad de Alta Gracia. Está ubicado en la vivienda llamada “Villa Nydia”. El objetivo es mostrar qué fue lo que Ernestito –como la guía lo nombra permanentemente- encontró y vivió en este lugar que contribuyó a crear la personalidad y el carácter de quien se proyectaría sobre la historia como “El Che”. Al final del recorrido por la Casa impregnada de la fuerza vital que respiró Ernestito se recibe como regalo la difusión de un D.V.D. con imágenes originales de la infancia y otro que narra su lucha en Guatemala, el viaje a México, posteriormente a Cuba, la incursión en Sierra Maestra, y la emblemática participación en la Revolución, su actividad en Bolivia, la captura y ejecución.

Causan admiración las reproducciones de la serie que el pintor cordobés Carlos Alonso efectuara sobre la exhibición del cadáver de El Che, que imitan la famosa pintura de Rembrandt Lección de Anatomía.

Las fotografías de Fidel y Chavez tan actuales y vívidas, llenas de color buceando con la mirada de un padre en la infancia del compañero de lucha, hacen estallar la historia en esta casa familiar; es el momento en que los visitantes del Basta Ya! son traspasados por la energía que late en estos muros.
Eduardo Planas, Adriana Pozzo, Mariana Montenegro



La página de Julia

Patas arriba // La escuela del mundo al revés // Ed. Catálogos // 2005 // Eduardo Galeano // Grabados de José Guadalupe Posadas

Una obra magistral ha plasmado Galeano en “Patas Arriba”, todo lo que le aconteció, le acontece y acontecerá a Latinoamérica en el marco del “sistema globalizado”, donde prima el poder ante lo humano; los testimonios de este inteligentísimo “ser” que maneja tanta información: política, ecología, humanismo ¡impacta!. Atrapa al lector desde el inicio, allí esta la clave, pues ante la realidad dolorosa, lacerante que no se puede tomar con liviandad, ocultar con ningún velo, propone como siempre en el contenido de sus textos LA ESPERANZA, esa que surge del desatino y tratar de crecer como una flor en medio del desierto queriendo seguir creyendo en la belleza que indudablemente existe. El último capítulo “El Derecho al delirio” es una invitación al vuelo, no tiene desperdicio. Es para tenerlo, guardarlo, recordarlo siempre.

“…¿Qué tal si empezamos a ejercer el jamás proclamado derecho a soñar? ¿Qué tal si deliramos, por un ratito?. Vamos a clavar los ojos más allá de la infamia, para adivinar otro mundo posible:
…serán reforestados los desiertos del mundo y los desiertos del alma;
los desesperados serán esperados y los perdidos serán encontrados, porque ellos son los que se desesperaron de tanto esperar y los que se perdieron de tanto buscar;
somos y seremos siempre compatriotas y contemporáneos de todos los que tengan voluntad de justicia y voluntad de belleza, hayan nacido donde hayan nacido y hayan vivido donde hayan vivido, sin que importen ni un poquitito las fronteras del mapa o del tiempo;
la perfección seguirá siendo el aburrido privilegio de los dioses; pero en este mundo chambón y jodido, cada noche será vivida como si fuera la última y cada día como si fuera el primero”.

Un magnifico libro que se convirtió en un compañero que no podía dejar.

Hace ciento treinta años, después de visitar el país de las maravillas, Alicia se metió en un espejo para descubrir el mundo al revés. Si Alicia renaciera en nuestros días, no necesitaría atravesar ningún espejo: le bastaría con asomarse a la ventana. Al fin del milenio, el mundo al revés está a la vista: es el mundo tal cual es, con la izquierda a la derecha, el ombligo en la espalda y la cabeza en los pies”.
Julia Valle



Arrancamos con Alta Gracia


¡Buenas! Después de las vacaciones arrancamos de nuevo.Antes que nada, quiero agradecer las agradecimientos (valga la redundancia) de algunos lectores que han andado explorando lugares recomendados. Sigue llevándose palmas Raiz (Guille y Ra, me encanta que les gustara).Este verano anduve por zonas rurales anexas y vengo con algunas propuestas interesantes.La primera de ellas vino a partir de la exploración de un lugarcito que me comentara una amiga de Buenos Aires. Alguna vez me comento que en la web, encontró en una página internacional que el único lugar que recomendaba por debajo del Ecuador era el restaurant del Golf de Alta Gracia. Ojo, a no confundirse, no es el Potrerillo de Larreta. No. Este es el golf golf. Leí por ahí que fue la primer cancha de golf de la provincia. La dire es Pellegrini al 1000, y el phono 03547-422922. Conviene reservar si va a llegar tarde un fin de, porque se llena.El lugar es una casa baja, tranqui, con una galeria. En la misma funciona el club house, un bar, el resto y no se cuantas cosas más. El salón no dice mucho, tiene unos cuantos cuadros repartidos por las paredes, mesas bien presentadas y amplios ventanales que permiten una vista fabulosa del campo de juego. La atención es excelente. De nuevo encontramos un sitio ponderable, donde los mozos saben de que se trata el plato que ofrecen y preguntan cómo queres la carne. Ni hablar de vinos: la cava esta bien provista. Inclusive se ofrece vino en copa, que es de autor y realmente increíble. Hago esta salvedad porque fui con entendidos en la materia franceses -expertos en la materia- y alucinaron con lo que tomaron. (¡ah! También tienen boutique, así que si les gusta lo que beben, se lo pueden comprar y a buen precio).Ampliamente recomendable la tabla de quesos y fiambres de entrada, se puede compartir cómodamente. Los quesitos saborizados, ¡imperdibles!El menú es de lo mas variado: desde pastas que no probé (el Dr. Crespo, que fue, me dijo que se quedó con las ganas de una salsa) hasta aves, pescados y carnes. Yo comí la trucha con una ensalada de verdes. Perfecto el plato, bien presentado, el sabor del pescado intacto, no invadido por condimentos o aliños.Mis acompañantes le entraron al lomo en tres versiones diferentes. El punto de la carne fue el demandado al momento de la comanda, las guarniciones justas, nada que supere el principal, recuerdo haber probado el que venía con hongos y debo reconocer la calidad suprema del producto. Las verduras asadas mantienen el color natural, nada de cosas negras carbonizadas en los bordes. Uno solo de los cuatro se atrevió al postre (¡ya no dábamos más!!). Fue un flan muy rico, casero. Nada pretencioso. Acá también colabora el Dr. Crespo, que ponderó algo con turrón. Recuerdo que no había muchas cosas a considerar, pero sí que las que había eran tentadoras.A nivel precios, diría que normales. Nada extravagante. Aproxi $ 35/40 por persona, con copa de vino, entrada, sin postre pero con café (ojo, el calculo hecho sobre tres que pidieron lomo y uno que pidió trucha). Lástima que no habiliten la galería de afuera para la comida. Parece que la concesión de la misma pertenece al bar. O sea, si querés comer, tiene que ser sí o sí intramuros. Al solcito lo tomás después, en la caminata para bajar un poco.Que bien puede llevar a la casa museo de El Che, que también conocí en esta oportunidad y me gustó visitarla. Los dejo hasta la próxima.

Pablo Carrera


ESAS ALMAS SIN TIEMPO

Las almas no tienen tiempo,
las almas que hemos amado y que ya no están,
aún las que sospechamos que nos han amado
y que nunca estuvieron
y que no hemos visto nunca.

De donde vengo saben mucho de esto,
esto que hablamos hoy de manera incidental,
de manera oficial, con la hora a cuestas y el dolor.
De donde vengo hay muchos soles que derrochan energía inacabable,
no puedo volver a ellos, no se puede, nadie puede.

Pero en una visión de ensueño retomo la gloria de imaginar,
de sentir profundamente sus presencias
y disfrutarlas por esos pocos segundos oficiales que dura un sueño,
veo por delante y veo hacia atrás y no siento el tiempo.

Yo también soy un alma que quiere escapar
y tengo miedo de no ser, temo no merecer, por eso escribo,
por eso amo, por eso existo,
¿sabes como se llama en el idioma oficial
esta cosa que nos pasa?
se llama amor...
Te extraño mucho mi alma sin tiempo.

Pascual Rousse






DVD / De Brasil para el mundo: Lenine


Si quieren ver bailar a miles de franceses al compás de la música de un brasilero, compren o alquilen el DVD LENINE IN CITÉ, grabado en vivo en la Cité de la Musique los días 29 y 30 de abril de 2004, en París. Lenine, a quién presentáramos a principios del año pasado en el Boletín nº 31, realmente logra hacer danzar frenéticamente a los parisinos. El show tiene momento sublimes, como cuando interpreta el tema Paciencia, que hace referencia a la necesidad de calma, tranquilidad que necesita el ser humano en estos tiempos tan vertiginosos; o cuando canta la bajista y vocalista cubana Yusa, de hermosa voz y extraño peinado. Un caso aparte es el percusionista, el argentino Ramiro Musotto, quien se luce tocando todo tipo de instrumentos, desde los típicos bahianos, hasta el bombo, otros realizados con huesos; en el segundo tema, Vivo, realiza una “percusión en el agua” que nos deja boquiabiertos.
Lenine, es un músico de avanzada, revolucionario. Se destaca entre los jóvenes compositores brasileros. Hace una fusión perfecta, extraordinaria entre la música electrónica y la tradicional, principalmente nordestina, Con una potente voz, una sensualidad única, con letras de profundo contenido social, que hacen referencia a la problemática no solo de su país, sino universal, hermosas canciones de amor, y una percusión repetitiva, obsesiva, hace levantar de sus asientos a los galos para compartir su ritmo. “Uma beleza”. Como dice Yusa al final: de Brasil para el mundo, ¡Lenine!

PACIENCIA

Mesmo quando tudo pede um pouco mais de calma
até quando o corpo pede um pouco mais de alma
a vida não para
enquanto o tempo acelera e pede pressa
eu me recuso faço hora vou na valsa
a vida tão rara
enquanto todo mundo espera a cura do mal
e a loucura finge que isso tudo é normal
eu finjo ter paciência
o mundo vai girando cada vez mais veloz
a gente espera do mundo e o mundo espera de nós
um pouco mais de paciência
será que é o tempo que me falta pra perceber
será que temos esse tempo pra perder
e quem quer saber
a vida é tão rara (tão rara)
Mesmo quando tudo pede um pouco mais de calma
mesmo quando o corpo pede um pouco mais de alma
eu sei, a vida não para(a vida não para não)será que é tempo que me falta pra perceber
será que temos esse tempo pra perder
e quem quer saber
a vida é tão rara (tão rara)
mesmo quando tudo pede um pouco mais de calma
até quando o corpo pede um pouco mais de alma
eu sei, a vida não para (a vida não para não...a vida não para)


Boletín Literario Basta Ya! // Año 2 // nº 62 // Febrero 2007

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Horacio Burgos // Biografía y Discografía // Video

BOLETÍN LITERARIO BASTA YA DICIEMBRE 2010