martes, octubre 03, 2006

BOLETÍN LITERARIO NRO 55 -OCTUBRE 2006

boletín literario
basta ya!
año 1- nº 55
lunes, 02 de octubre de 2006

sumario

vida / alfonsina storni
nina simone / sings the blues / pasión
león gieco y el copyleft
libro libre o dejá un libro en el bar
córdoba también tuvo su noche de los lápices
presentación del libro de escritores “yofrenses” / analia reineri- mariana montenegro
cine: la casa del lago / adriana
una perlita entre los libros: la perla / fer
las calmas de enero / che, que mal / luis eduardo aute
es la historia de un hombre poco común / pascualette
tablas y vinos / pablo carrera

VIDA
Mis nervios están locos; en las venas
la sangre hierve; líquido de fuego
salta de mis labios, donde finge luego
la alegría de todas las verbenas.

Tengo deseos de reir; las penas
que de domar la voluntad no alego,
hoy conmigo no juegan y yo juego
con la tristeza azul de que están
llenas.

El mundo late; toda su armonía
la siento tan vibrante que hago mía
cuanto escancio en su trova de
hechicera.

¡Es que abrí la ventana hace un
momento
y en las alas finísimas del viento
me ha traído su sol la primavera!

ALFONSINA STORNI
(La inquietud del rosal, 1916)
Poema enviado por
ERICA CORONEL

Nina Simone - Sings the blues – Pasión

El jazz es el nombre que los blancos le dieron a la música negra. Yo hago música clásica negra”

Se ha reeditado el primer álbum de Nina Simone grabado en RCA, que data de 1966. Contiene una selección de joyas del blues más sentido. El disco fue reeditado en la turbulenta primavera de 1967 y fue aclamado por la crítica.

Eunice Kathleen Waymon (Tryon,
21 de febrero de 1933 – Carry-le Rouet, 21 de abril de 2003), era el verdadero nombre de Nina Simone, cantante, compositora y pianista estadounidense de jazz, blues, rhythm and blues y soul. Se la conoció con el sobrenombre de "High Priestess of Soul". El nombre artístico de ''Nina Simone'' lo adoptó en 1954 ; "Nina" era como le decía su novio (variación de ''niña'') y "Simone" lo tomó de la actriz francesa Simone Signoret]

La palabra que mejor caracterizaba a Nina Simone es pasión. Su voz esta cargada de pasión, una voz jadeante, sofocada,
sin aliento y su trémolo. Su vida fue pasión también, por su lucha en pos de los derechos civiles e indignación por las injusticias y el racismo de la sociedad norteamericana.

La influencia de Duke Ellington es patente en toda la obra de Nina, pero muy especialmente en cierto tipo de composiciones rebosantes de
improvisación y de cercanía espiritual. Nina lograba la complicidad del oyente con un empleo intencional de los silencios y minimizando el acompañamiento. Su voz a veces sólo susurraba, pero luego gritaba o gemía, transmitiendo todas las sensaciones que el alma humana es capaz de experimentar.

Gran luchadora por los derechos civiles de los negros, lo que quedó expresado en su acción y en muchas de sus canciones. Simone dejó
Estados Unidos en 1969, tras el asesinato de Martin Luther King, cansada de la segregación racial contra los afroamericanos.

Regresó a los Estados Unidos en 1978 y fue arrestada por evasión de impuestos (se había negado a pagarlos durante varios años como protesta a la Guerra de Vietnam).

Vivió en varios países del Caribe, África y Europa. En los 1980 cantaba regularmente en el club de ''Ronnie Scott'' de Londres.

El 24 de julio de 1998 Nina Simone fue la invitada especial en la fiesta del 80 cumpleaños de Nelson Mandela.

En 2000 recibió el título de ''Honorary Citizenship'' de Atlanta.

Murió mientras dormía en Carry-le-Rouet, Francia, en 2003.


León Gieco y el copyleft

Un grupo musical europeo realizó una versión en inglés del conocido tema Sólo le pido a Dios, de León Gieco. Como prácticamente lo reinventaron y el video era muy original, León donó el 15% de sus derechos de autor al grupete como reconocimiento a la calidad artística con que la banda había modificado su canción. Pregunta: ¿Con ello Gieco hizo copyleft ?

Pero, ¿Qué significa copyleft? ¿Es anticopyright?¿Es el conocimiento libre?¿Es el derecho a difundir el conocimiento, poniendo como única condición la de citar la fuente de donde se lo sacó? ¿Es la colectivización de la belleza?

El término copyleft describe un grupo de
licencias que se aplican a una diversidad de trabajos tales como el software, la literatura, la música, la fotografía, la plástica y el arte en general. Una licencia copyleft se basa en las normas sobre el derecho de autor, las cuales son vistas por los defensores del copyleft como una manera de restringir el derecho de hacer y redistribuir copias de un trabajo determinado, para garantizar que cada persona que recibe una copia o una versión derivada de un trabajo pueda, a su vez usar, modificar y redistribuir tanto el propio trabajo como las versiones derivadas del mismo. Así, y en un entorno no legal, el copyleft puede considerarse como opuesto al copyright”., dice Wikipedia..

Además,los vocablos ingleses "right" y "left" significan "derecha" e "izquierda" respectivamente, lo que acentúa la diferencia entre ambos conceptos. Una posible traducción al español sería "izquierdos de autor", en contraste con los
derechos de autor. Sin embargo, en la práctica el término se deja sin traducir.

Curiosamente, "left" también se puede traducir como dejado o abandonado, mientras que "right" es derecho o recto. Los autores y desarrolladores usan el copyleft en sus creaciones como medio para que otros puedan continuar el proceso de ampliar y mejorar su trabajo. Copyleft dice que cualquiera que redistribuye el software, con o sin cambios, debe dar la libertad de copiarlo y modificarlo más. Copyleft garantiza que cada usuario tiene libertad.

Pese a que el concepto de copyleft puede aplicarse hoy en día a una amplia variedad de trabajos, sus raíces se encuentran en el mundo del
software, más concretamente en la época en la que el padre del software libre, Richard Stallman, creó su propia licencia de copyright, la Licencia Pública General de GNU (GPL), la primera licencia copyleft.

El tema da para mucho y evidentemente choca con la rigidez de las leyes de propiedad intelectual, que en nuestro país, por ejemplo, penalizan la reproducción, por cualquier medio o difusión de una obra sin la autorización de su autor o sus derecho habientes.

No obstante ello, están surgiendo movimientos en todo el orbe que van mucho más allá, y considerando que el conocimiento es público, propician la literatura libre, la música libre, en definitiva el arte libre.
Hay algunos que pregonan directamente el anticopyright, estableciendo, en el ámbito de la literatura por ejemplo, que se puede reproducir cualquier artículo, ensayo u obra, siempre que se cite expresamente el autor, el traductor en su caso, y la fuente.


Libro Libre o dejá un libro en el bar

La organización mexicana Letras Voladoras ha planteado desde hace años la propuesta Libro Libre, que es un movimiento que consiste en que todos los días 7 de cada mes se debe dejar un libro –preferentemente un buen libro- en cualquier sitio público, una plaza, una cabina telefónica, un centro comercial, un restaurante, etc. El libro dejado debe tener una dedicatoria en la primera página que diga más o menos así :”Este libro fue dejado aquí a propósito, para que tú lo encuentres” y se deberá dejar una dirección de correo electrónico y se aconseja el de la entidad (
www.librolibre.net), para que se tomen contacto y se siga la cadena. La idea es liberar (dejar) el libro para que otra persona lo encuentre, y tras su lectura repita la acción. El movimiento ya tiene adeptos aquí:librolibreargentina@hotmail.com.

El slogan de la agrupación es que “Un libro guardado es una medicina que no cura” y lo peor que le puede pasar a un libro es quedar olvidado en el anaquel de una biblioteca.

El movimiento ha crecido gracias a Internet y tiene millones de fieles seguidores, que todos los siete días de cada mes dejan olvidado un libro en cualquier plaza o en el colectivo. El pasado 21 de Septiembre de 2006 se estableció como un día de “liberación” de libros. La fotografía corresponde a un libro liberado en el cementerio de La Recoleta, en Buenos Aires.
Una propuesta interesante.


Córdoba también tuvo su Noche de los Lápices

Durante los llamados años de plomo, once chicos, que habían estudiado en la Escuela Superior de Comercio Manuel Belgrano, de la Universidad Nacional de Córdoba, fueron secuestrados y desaparecidos a partir de listas que al parecer las autoridades del colegio facilitaron a los militares. Ana María Mariani, ha publicado recientemente un libro llamado Los chicos desaparecidos del Manuel Belgrano, fruto de la investigación sobre aquellos horrendos crímenes, que por estos días se presenta en nuestra en Córdoba, editado por Ediciones del Boulevard.
“A
partir del inicio de la investigación fueron innumerables los familiares, los ex alumnos del Manuel Belgrano, los compañeros de militancia de estos once jóvenes, que se acercaron para colaborar. Sintieron la necesidad de dar su testimonio. Muchos de ellos se enterarán del final de sus amigos por el libro, se enterarán de anécdotas y, quizá lo más importante, podrán armar una historia que no pudieron cerrar por los exilios, internos y externos, a los que fueron obligados para poder salvarse”.

Los jóvenes desaparecidos son pablo Schmucler, Raúl Castellanos, Walter Magallanes, Fernando Avila, Oscar Liñeira, Jorge Nadra y Gustavo Torres. Gaciela Vitali y Daniel Bachetti, casados padres de una niña que quedó al cuidado de sus abuelos y Silvina Parodi, embarazada de siete meses (su madre, Sonia Torres) todavía busca a su nieto nacido en cautiverio. Todos continúan desaparecidos, salvo Claudio Román de 16 años.

Mi reencuentro con mis compañeros del Belgrano hace un par de años contribuyó mucho para reconciliarme con mi pasado. Contrastes de la vida. Adaptarme a Venezuela me costó apenas unos meses. Insertarme en mi país de origen me costó una década y me sigue costando”. (De Clarisa, que se fue del Belgrano en 1975, cuando su padre decidió que el exilio era la única salida. Revista umbrales, del Cispren, junio de 2006


Presentación del libro de escritores “yofrenses”

Festejo el nacimiento de este libro, en este centro vecinal que se permite el placer de juntar vecinos, organizarse y darse la palabra. Un lujo para mi, haber conocido a estos nueve autores, y disfrutado la presentación del libro y los lomitos”. Mariana Montenegro

El sábado 23 p. pasado concurrí al Centro Vecinal de Barrio Yofre Norte en donde se presentaba un libro de autores del barrio. He aquí la crónica del evento que fuera relatada en un hermoso artículo por Analia Reineri, periodista del diario digital www.sosperiodista.com.ar, que también asistió al hermoso acto. Transcribo parte de su relato:

“El salón era enorme, blanco, alguna que otra mancha en la pared inevitable por la actividad que tienen los chicos todas las tardes. Prolijamente, vecinos del barrio Yofre Norte nos recibieron en la entrada de el Salón Amigos de las Letras de la Biblioteca Efraín Bischoff del Centro Vecinal de Yofre Norte. El salón en cuestión, es la sede del centro ubicada sobre la calle Altolaguirre al 2200, la que concentra los comercios y las luces del barrio (De paso: recomiendo visitar el micro centro)
En las paredes había unos globos medio desinflados celestes y blancos, recuerdo de alguna actividad anterior y guirnaldas plateadas cayendo del techo.
Las sillas de plástico blancas estaban dispuestas en semicírculo alrededor del escenario, y las colas apoyadas eran más bien de personas mayores. Había algún que otro niño que lloraba o dormía.
Antes de que los autores de Relatos, Cuentos y Poesías, nos recitaran algunos de los escritos del libro que presentaban -ese era el motivo del acto- los bailarines de la academia Martín Güemes danzaron, que fue muy tierno y emotivo, ya que la gente se emocionaba. Sobraba ternura. Los artistas, bailaron además algo dedicado a la tierra y un tango.
Después, los escritores hablaron. Una señora con mucho spray en el pelo y un chal con brillitos narró un poema, otro señor no pudo: advirtió que le ganaba la emoción si hablaba.
Las escritoras docentes no podían ocultar su profesión. Entre cada presentación, los aplausos. Y de fondo el tema del final de la película Nazareno Cruz y el Lobo. El broche, fue la presencia de Efraín Bischoff, prologador del libro, dueño del nombre de la biblioteca del barrio y figura emblemática de la historia de Córdoba. Efraín, con 94 años a cuestas, hizo gala de su memoria, rompió el protocolo, habló sin micrófono y homenajeó a Azucena Carmona, actriz que estaba presente. Bischoff recomendó a los autores no escuchar mucho los “palos” de los académicos y los animó a seguir. Para terminar, se recitó una poesía pícara que aflojó la carcajada de varios asistentes.

Conózcalos, ellos escribieron un libro:

Eleuterio López, nacido el 28 de mayo de 1924, de profesión conductor de vehículos de transporte de pasajeros en la actualidad jubilado y haciendo trámites, pago de impuestos y servicios a los vecinos que por sus ocupaciones no pueden hacerlo. Vive en Yofre Norte desde 1984.

Chiquita Minoldo, nació en Santa Fe, reside en Córdoba se dedica a la pintura y a las letras. Sus relatos se dirigen a la niñez y a la adolescencia.

Lily Andreis: es docente, miembro de la biblioteca del Centro y se dedica a escribir sus sentimientos más profundos.

Yamil Yoma, se recibió de director en el seminario de arte dramático del San Martín incursionó en el radio teatro y con su compañía llevo su arte a todo país y al exterior. En 1992 dirigió e interpretó Evita, una mujer, un pueblo. Hoy reconstruye y reescribe libretos teatrales y poseía.

Raúl Benito, nació en Mendoza pero vive en Yofre desde 1966. Su actividad laboral es la fotografía y la imprenta. (Editó el libro)

Mario Carlos César, nació en 1942, se dedicó a Recursos Humanos, es docente y escritor.

Carlos Parente, nació en 1928, es docente y escritor, escribió dos libros dedicados al barrio.

José Raúl Alside Marassini, 68 años, argentino, cordobés, yofrense, lector, bachiller en generalidades y especialista en sueños.

Adela Ester Cabral desde hace 15 años reside en Yofre, docente y miembro del grupo literario Efraín Bischoff del centro vecinal Yofre Norte

Si pasa por Yofre Norte cómprelo. Y si tiene más tiempo, siéntese en Casablanca, la confitería que vende unos lomitos completos baratísimos y muy sabrosos (cinco pesos) con paredes tapizadas de afiches de películas y en la que terminaron el festejo las autoridades del centro, los autores, el propio Efraín y demás amigos de las letras y del barrio”.


Cine: La casa del lago

El director argentino Alejandro Agresti ("El viento se llevo lo qué", "Valentín") debuta en USA. La película, todavía no estrenada en Córdoba, cuenta con el protagónico de Sandra Bullok y Keanu Reeves.
Es una remake de la película coreana Siworae. Pero parece sacada de un cuento del realismo mágico.

Con la sensación de que es el momento para efectuar un cambio en su vida, la Dra. Kate Forester abandona su trabajo en las afueras de Illinois para trabajar en un ajetreado hospital de Chicago. Algo que le da reparo dejar atrás, sin embargo, es la bellísima y original casa que ha estado alquilando - un refugio amplio y de alto diseño con enormes ventanales que dan a un tranquilo lago. Es un sitio que la hace sentirse totalmente libre. De camino a la ciudad, Kate deja una nota en el buzón dirigida al próximo inquilino de la casa del lago, pidiéndole que le envíe el correo que le llegue y avisándole que las inexplicables huellas de pata pintadas que puede ver al lado de la puerta de entrada ya estaban allí cuando ella se mudó a la casa.

Pero cuando el siguiente inquilino llega, ve algo muy diferente. Alex Wyler encuentra la casa del lago muy abandonada: polvorienta, sucia, y el jardín invadido de maleza. Tampoco hay ninguna señal de huellas de patas por ningún lado. No hace caso a la nota de Kate hasta días después, mientras pinta el muelle, deteriorado por el tiempo, ve a un perro suelto correr sobre la superficie recién pintada y luego hacia la entrada de la casa, dejando sus huellas exactamente donde ella dijo que estarían. Aturdido, Alex le escribe, contándole que no hubo ningún inquilino antes de él y preguntándose como ella podía saber lo del perro; a todo esto, Kate que acaba de dejar la casa hace tan solo una semana piensa que él le está gastando algún tipo de broma y rápidamente le contesta, descubriendo que se comunican a través del buzón con dos años de diferencia. Ella está en el invierno de 2006 y él en el del año 2004.
Son dos almas diría Jung predestinadas a estar juntas, pues se presienten, conectan y vibran con la misma intensidad, la dura realidad es que el tiempo de cada uno los separa, la solución pragmática no existe, tan solo la sutileza podrá trasponer los límites, pero eso depende de los protagonistas, como en la vida.
ADRIANA


Una perlita entre los libros: LA PERLA

Quería compartir con Uds., una novela corta que cayó en mis manos y que me emociono tanto por su sencillez y contundencia que vale la pena transmitir la experiencia para que, si alguno que todavía no la leyó, si quiere lo haga. Se trata de “La Perla” el autor es John Steinbeck, (Nóbel 1962).

Dice Sturniolo: “una perla trastoca la existencia de un pescador y su familia y les conduce, al estilo de los mitos griegos, a un desenlace fatal. Esta pequeña obra maestra está contada como una bella historia en la que se ejemplifica a la manera de los mitos o tragedias clásicas la imposibilidad de vencer el fatum, el destino adverso que es más poderoso que cualquier intento titánico del hombre por vencerlo. El relato de la desventura del humilde pescador Kino, su mujer Juana el hijo Coyotito y la perla más hermosa del mundo contiene una amarga crítica de la codicia y rapacidad. En medio de una vigorosa descripción en la que el mal está expresado a través de una música letal que se percibe con el corazón y del luctuoso color negro aparece la crítica de las injusticias sociales”. Disfrútenla y nos vemos.-
Fer

STAFF :Director: Eduardo Alberto Planas
Consejo de Redacción: Adriana Pozzo, Mariana Montenegro, PascualetteColaboran en este número: Fer, Erica Coronel, Analía Reineri
Colaboradores Permanentes: Pablo Carrera, Raquel, Licurgo
Las páginas del BASTA YA!, están siempre abiertas para todos
Los artículos firmados no reflejan necesariamente la opinión del BASTA YA!
Web-Blog: boletínliterariobastaya.blogspot.com
Suscripciones:
eduardoplanas2001@hotmail.com (100 y contando…)
Caro Riachi (corresponsal en Oñati)


Las calmas de enero
Esta es una canción dedicada a un amigo llamado Carlos Arjona; murió hace un año y medio, lo conocí en Denia, un pueblito en la costa del Levante del Mediterráneo, en España.
Lo conocí poco tiempo pero fue una amistad profunda.

Era un hombre sencillo, generoso, no pedía nada de la vida; lo que más le gustaba era satisfacer a los amigos y organizar unas enormes paellas en la playa, al borde del agua.
Tenia un barquito, nos invitaba al barquito para ir mar adentro y observar la puesta de sol.

En su casa tenía un jardín con una pequeña huerta y hacía lo que llamaba safari de olores, que era recorrer las flores y los árboles, tomar las hojas y los pétalos, frotarlas con las manos y respirarlas. No quería nada más de la vida, solo eso.

Recuerdo, sobre todo, en el mes de enero unos días que yo estuve en Denia, me dijo “te voy a mostrar las calmas de enero”. Las calmas de enero son unos días en que la luz y el silencio casi se pueden tocar y el mar es un espejo absolutamente inmóvil en donde se ve reflejada muy nítidamente cada estrella.
En la noche, cuando tumbados en la barca estábamos viendo esas calmas, decía en su lengua, el catalán, “che quin gust”, “che qué bo, che que be”, es decir: “che que gusto, che que bueno, che que bien”.
Remataba diciendo: “ja ho veus, va ser al gener quand Déu va fer la Creació”:
Ya ves, fue en enero cuando Dios hizo la Creación”.
A Carlos Arjona “in memorian”.

Luis Eduardo Aute / del CD en vivo en Córdoba/ abril de 1998


Che, que mal

Te fuiste, amigo, sin decir adiós,
sin dar ninguna explicación.
Ya sé que fue por un golpe de tos
y no por mala educación.

Aunque, de todos modos, que marrón,
zarpar así, sin avisar,
sabiendo que sin tu tripulación
no te gustaba navegar.

Pero lo cierto es que no volveré
a oir tu “che, quin gust”,
tu “che, qué bo”, tu “che, que be”
tu corazón no aguantó,
te reventó…
che, qué mal, que, qué mal…

Qué fuego urgente había que apagar,
qué prisa en irte, qué ocurrió,
si a mejor vida no podrás pasar,
incluso el Papa te envidió.

De nada, amigo, te podrás quejar…
hasta te amó una emperatriz.
Tu reino era la inmensidad del mar
y tu bandera, ser feliz.

Pero lo cierto es que nó volveré…

Y cuando llege la “Nit de Sant Joan”
oliendo a piras y a jazmín,
quién montará “safaris”, capitán,
cazando olores del jardín.

Y cuando enero sea un atardecer
y caiga el sol tras el Montgó,
quién me dirá:”ja ho veus va ser al gener
quand Déu va fer la Creació”.

Pero lo cierto es que no volveré…

Luis Eduardo Aute
( del CD Aire – 1998)
A una amiga que hace mucho lo pidió

El cuadro es de René Magritte, pintor belga surrealista



Es la historia de un hombre poco común

Mi guía espiritual, hombre de poca fé, me pidió una historia común, y yo como obediente “verseador”, costumbrista, versero, arrogantemente humilde y por las dudas se enoje el relojero, cumplo esa premisa, no sin antes advertir que es una reflexión superficialmente profunda y moderadamente extremista, un poco ortodoxa y no muy católica.

Sería una historia común y corriente de un hombre también común y corriente que se ha superado de todas las viscisitudes de la vida como decía el gran Palmiro Caballasca, sin construcciones mentales estructuradas sobre las lecturas de trasnoche, y que es muy de carne y hueso como para ingresar en las huestes de los adoradores del Hari Krisna, que de dulce no tiene nada, o de mantara o del marchatrás o del Chupadmalal Grandi, y babosearse con el Sai Baba, o de comer un asado con el gordito oriental, o a besarme con el judas de la Biblia, siendo que tengo muchos a mi alrededor. Por favor, no me lleven a esos niveles que me mareo con “tantra” meditación trascendental y con “tantra” presión, siendo que no hay cabina presurizada.
“Vamuadecir” mi religare es algo como esto, mire vea:
No me hago los moños pues casi nunca salgo en la foto.
No me saco fotos copiadas porque me roban el alma.
No me las creo por las dudas sea cierto lo que creo.
No me ilusiono pues seguro no saldrá.
Me gusta que me digan bonito sin corrección en dioptrías y que una ciega me toque el rostro sin asustarse. Construyo para ver lo construído, trabajo para ver lo trabajado, digo la verdad para verla y comprobar que existe, por lo cual a veces miento sentado en la tierra, posibilito para ver que es posible, perdono para ser perdonado, amo para ser amado, lloro para ser llorado, hago el bien y no sé porqué, me tildan de bueno los “buenadores” y de malo los “malodeadores”, de zurda los “zurdeadores” y de derecha no sé nada ni quiero saber o es que sé y no quiero ceder.
Dios no me dio fé, ¿Dios mío que hiciste con mi fé? ¿A quién se la diste?
Tampoco quiero que ese que la tiene me la devuelva si la tiene, si a él le viene bien, que se la quede…
No robo porque en la comunión me dijeron que se me pone negro el corazón, pero la monja me pegaba porque decía chistes en catequesis, Dios la tenga en la gloria a esa señora sin jabón y con muy mal aliento, ah y nada de tocarse, ¿había que lavarse con el chorro de la manguera?
Quiero parar de sufrir sin la iglesia universal, quiero curar sin gotas, sanar sin manos, llorar sin lágrimas de maniquí, amar sin vaginas de plástico y dormir sin el manto de la oscuridad.
Nunca pero nunca, como usted dice bien claro, señor instructor de fé, voy a estar a ese nivel, ni en los siete círculos de la avenida del parque, ni del ahorra grande, ni ningún círculo de lectores, todos alrededor de un sueño, durmiéndose, es decir nunca voy a estar en esa sintonía, parece que mi vejez se aproxima incrédula, progresivamente agnóstica y profundamente comprometida con esta tierra de sufrimientos, en la cual todos, oscuros e iluminados, abiertos o cerrados, crédulos e incrédulos, nivelungos o nivelados, reencarnados o recuperados, donados o reciclados “descansaremos” entre las comillas más reales del mundo.
Mientras los niveles no se toquen y la parábola elíptica del derrotero que cada uno sigue en su vida permanezca aislada, persistirán los desencuentros y resquemores, acuñando esta frase pascualiana del día :
“Quién no tenga problemas en este mundo conocido, que no se los busque en otros mundos por conocer”.
Un beso a la “leyencia”.

PASCUALETTE


Tablas y vinos

Uno se puede ir lejos sin alejarse demasiado.
No, no deliro. Es así. Pasé muchas veces por la puerta y no me tentaba.

El local: frente a la plaza España (para ser mas exactos, Hipólito Irigoyen 592.).Pero un día dije si, dale que va y allá fuimos, con mi amiga Clara, a ver de que se trataba. Y vaya que nos sorprendió.Donde otrora vendían tortas de producción masiva y servicios de Internet, ahora nos ofrecían una cajita de madera, con sillas altas, luces dirigidas y cuadros de algún pintor local en expo.Apenas entramos, una heladera nos tentaba con embutidos y quesos de muy buenapresencia. Avanzando, en lo más profundo del local, cientos de botellasacomodadas en dulce sueño, como una cava de brillante madera, nos invitaba aacomodarnos en una mesa grande, para más de doce personas, con luces en elcentro y en la parte de arriba. ¡Era un bistró newyorkino en pleno Nueva Córdoba! ¡Y no había tenido que sacar visa para llegar!Y la oferta de la carta tentadora: la idea es catar vinos, sin mamarse.
Para eso las tablas.Elegidas con cuidado, con prolijidad, con tino, te ofrecen opciones de quesos,de fiambres (inolvidables el salame y el jamón crudo), combinadas y tapas.Muchas tapas. Riquísimas las alternativas, que mutan cada tanto, pasando debocaditos con palta a otros con paté de salmón y manzana verde, tapenades,escabeches, bruschettas. Y no solo opción de fríos. Hay una muy buena opción quetrae algunas cositas frías combinadas con otras calientes, como cazuelitas demariscos, albondiguitas, empanadas árabes, struddels de pollo o de atún,tortilla de papa.
Hay tanto que no sabés con qué quedarte.Por suerte te atiende gente muy amable, que ve esa cara de con qué me quedoque ponés al hojear el menú y te asesora como para no pedir de más (queda comopoco prolijo cargar el tupper con los fiambres que no comimos!).En materia de vinos, todos. Desde buenas recomendaciones de vino de la casapor copa, hasta botellas donde uno deja sueldo y aguinaldos.Recomiendo el paseo frio-caliente.
Está como justo.A no temer, que no se vuelve uno con hambre. Son realmente contundentes lasporciones.Los precios son razonables. Salvo delirios que uno quiera llevar a cabo, comoen todas partes, por $ 20 se puede pasar un buen rato (ojo, este es el piso, deahí para arriba)Es un crimen no probar un vino (si, porque vi algún que otro desubicadopicoteando ¡con soda! Para eso ¡comprate una mortadela y quedate en casa!).Ideal para ir en grupo numeroso y copar la mesa central.La crítica: si uno se pasa de alcohol, o está avanzado en años, las sillas sonbanquetas altas. Como que no reportan mucha seguridad. Aclaro que las veces quefui no vi que se viniera abajo nadie. Si a varios pasados de copas. Pero se veque dominaban la situación con maestría.Y ahora que se viene el veranito, en lavereda han cerrado con unos vidrios unos espacios, techados con sombrillas, muysimpáticos, parecen terraces de esas que se ven en las películas. Lo que sí, conel tránsito que hay en la zona, estar afuera a veces se vuelve algo incómodo porel ruido y el smog.
Tengo entendido que hacen delivery por la zona.Paso el teléfono:4681227
Espero que se animen y testeen.
¡Hasta la próxima!
PABLO CARRERA

“La tarea de ablandar el ladrillo…”. Julio Cortázar

1 comentario:

Ximena dijo...

Felicitaciones por el Boletín. Convocante...!!!

Saludos