miércoles, septiembre 20, 2006

BOLETÍN LITERARIO NRO 54 - SEPTIEMBRE 2006

Niña de Copacabana
www.beneden.com / London, UK Photographer and Photojournalist


BOLETÍN LITERARIO BASTA YA
AÑO 1 – Nº 54
SEPTIEMBRE DE 2006


SUMARIO

EL ALMA QUE NO AMAINA / GIOCONDA BELLI
INTERROGANTES LANZADOS AL CYBERESPACIO
ODA A MI GENERACION Y UNA MUJER / SILVIO RODRIGUEZ
EDITORIAL: BARICCO, EL OSITO Y LA IMPORTANCIA DEL EMBRAGUE
JAZZ / ELIANE ELIAS
TEATRO: LA FONDA CORDOOOBESA / ADRIANA
EL CUENTO: LA GRAN LLAVE / WILLY GONZALEZ
LA PAVA Y EL BOTE / POEMAS DE JORGE LUIS CARRANZA
CINE: BIALET MASSE, UN SIGLO DESPUÉS
NIÑA DE COPACABANA / EDUARDO PLANAS
TARDES DE SOL / PABLO CARRERA
SEDA / ALESSANDRO BARICCO








Asomada a mi garganta
contemplo la selva de mi interioridad
azotada de viento,
erosionada por múltiples inundaciones.

Dicen que el tiempo lima las protuberancias del alma,
igual que el agua de los ríos torna en suave mejilla
el contorno de las piedras.
Que la memoria aprende a ojos cerrados el inmutable perfil de las riberas
y un día de tantos se llega al final del asombro,
a la intuición certera de lo impredecible.

Pero yo no parezco encontrar certidumbres en la madurez.
Cuando mis ojos penetran en el follaje del pecho
donde se agazapa mi corazón
las veredas holladas una y otra vez por mis pasos
son como el pasto lleno de tigres de Rousseau.
Humedades, estaciones imprevistas
atizan la floración de selvas inmediatas
y árboles sin experiencia
ingenuos escaladores del cielo
batallan rama a rama por un claro
desde donde asomarse
al lugar que vislumbraron
cuando soñaban germinar.

No presiento en mí el instinto migratorio
apartándome de estos bosques fecundos
donde las experiencias se acumulan cual trozas
olorosas a detritus;
donde la mano del huracán me abate con palmeras
y no hay otra manera de enfrentar a los insectos
que la desnudez.

De tiempo en tiempo pienso en terrazas frente al mar
donde sentarme a envejecer
pienso en la visión de las copas de los árboles,
percibida en el silencio.
Pero los tucanes y oropéndolas
el jaguar y el ocelote
lo primitivo y salvaje que ha quedado sin revelar
esgrime su irresistible tentación tras la tersa ilusión del horizonte.

Viajera en pos de lo profundo e ignoto
Mujer con el alma agujereada por los colibríes
desecho la memoria del desván donde guardé escudos y encantamientos
para proteger esta piel vulnerable al rasguño
y abrazo vociferante y temblando
el huracán, el tornado, la tormenta.

Desde la espesura de mis pulmones
reclamo sin arrepentimientos
la carne viva, las llagas
el ojo sin miedo
de la juventud.


GIOCONDA BELLI - El alma que no amaina - Mi íntima multitud , 2003


INTERROGANTES LANZADOS AL CYBERESPACIO

¿ES POSITIVO QUE "EL CONDE DE MONTECRISTO" DE ALEJANDRO DUMAS, SEA LA NOVELA MÁS VENDIDA DE LA FERIA DEL LIBRO DE CORDOBA?

RAQUEL (1)
Se trata del "efecto Montecristo" de la serie de TV; y del concepto de que lo que sale por TV, ES, y lo que no sale, ¡NO EXISTE! No sé si está mal o bien, es el signo de los tiempos.
RAQUEL(2)

Volviendo al tema, pensá que ese efecto tele viene de Orson Welles y la "Guerra de los Mundos", en aquel famoso incidente radial que la gente creía que venían los marcianos sólo porque el tipo lo relataba tan bien por la radio, y los negros huían despavoridos... Y eso que eran yanquis, que ya se sabe, son bárbaros, inteligentes y rubios y vivísimos. Imagínate nosotros, que somos negros y petisos, y no entendemos nada...

HUGO

está bien, si la gente lee por algo que vió, y además es un buen texto, no veo el agravio.
Pero ya cuando lo lean será como el caso del "Pájaro canta hasta morir", vendrán con la terrible frase y el principio de identidad: "pero no es igual". Y los juicios por fraude serán incontables, saturarán las barandillas, y será como el Apocalipsis. Pero veo luz al final del camino, se modificará el texto para que se ajuste al imaginario popular. Y como en un cuento de Bradbury, los fieles a Dumas serán perseguidos por los bomberos.

ADRIANA
Lo bueno es tener acceso a la novela de Alejandro Dumas, aunque el disparador sea un programa de televisión; a veces la TV. nos hace recorrer un camino inusual y plantearnos ¿quien será el tal Dumas?, ¿que pasó en realidad con el Conde de Montecristo?, y luego determinar si la adaptación tiene sentido.

PASCUALETTE
Si, la gente responde al efectismo, el exitismo y el hedonismo. Si te ponés a pensar hay miles de novelas mejores y con mejores tramas, pero como está de moda.
Ya vas a ver que si hacen una novela de El Quijote, volverán a venderse ejemplares de a miles; es algo cíclico y epidemiológico, la gente es fácil para el marketting.






La fotografía pertenece a Alejandro Dumas (padre); no a Pascualette


ODA A MI GENERACIÓN

A los veintisiete días de mayo del año setenta
un hombre se sube sobre sus derrotas,
pide la palabra momentos
antes de volverse loco.
No es un hombre,
es un malabarista de una generación.
No es un hombre,
es quizás un objeto de la diversión,
un juguete común de la historia
con un monograma que dice bufón.
Ese hombre soy yo.
Pero debo decir que me tocó

nacer en el pasado y que no volveré.
Es por eso que un día me vi en le presente,
con un pie allá, donde vive la muerte,
y otro pie suspendido en el aire,
buscando un lugar,
reclamando tierra de futuro
para descansar.
Así estamos yo y mis hermanos,
con un precipicio en el equilibrio
y con ojos de vidrio.
Ahora quiero hablar de poetas,
de poetas muertos y poetas vivos,
de tantos muchachos hijos de esta fiesta
y de la tortura de ser ellos mismos,
porque hay que decir
que hay quien muere sobre su papel,
que vivirle a la vida su talla tiene que doler.
Nuestra vida es tan alta,
tan alta que para tocarla casi hay que morir,
para luego vivir.
Yo no reniego de lo que me toca,
yo no me arrepiento pues no tengo culpa,
pero hubiera querido poderme jugar toda la muerte allá,
en el pasado, o toda la vida
en el porvenir que no puedo alcanzar.
Y con esto no quiero decir que me pongo a llorar.
Sé que hay que seguir navegando,
sigan exigiéndome cada vez más
hasta poder seguir o reventar.
(1970)
SILVIO RODRIGUEZ - Erase que se era - 2006


Editorial: BARICCO, EL OSITO, Y LA IMPORTANCIA DEL EMBRAGUE

Este boletín está cada vez más díscolo: sale cuando quiere.
Esta semana ha estado plagada de novedades.

Desde que me enteré que Editorial Anagrama acababa de reeditar el libro Océano mar del escritor italiano Alessandro Baricco, que se encontraba agotado por estas tierras australes, no pude pegar un ojo de la ansiedad por poseerlo animus domini. Junto con Seda y 1900, La Leyenda del pianista del Océano forman una tríada de bellísimos libros.

En segundo lugar y la gran novedad de la semana, ha sido la operación realizada con éxito al Osito Tleinta y tles. El alivio del Osito intituló su artículo el diario que fomenta el periodismo ciudadano -
www.sosperiodista.com.ar- donde se pueden consultar las notas sobre el mismo. Varias movidas de prensa, y el apoyo de muchos posibilitó este resultado. Gracias a ellos y a todos los judiciales que en forma contundente acudieron al llamado de la colecta para aportar al cuidado del mismo, en estos primeros momentos de internación, lo que evidencia que la solidaridad existe, lo que es más que elogiable y positivo.
Es que el Osito Tleinta y Tles, se lo merecía. Es una institución en Tribunales, como antes lo fueron otros personajes, como el Cubanito, Ramón, el mismo Dr. Ferro, poeta, escritor, compositor y abogado, entrerriano de nacimiento. Algunos dirán otra época…, quizás en las que había mas tiempo que estos acelerados e individuales tiempos.
Hay miles de anécdotas, una de ellas es cuando le dijo a mi esposa:

“Adriana, Adriana, se murió el Gordo García, el ordenanza de la Fiscalía de 6to Turno.
-Pero mira vos, era joven ¿nó?
-Si, yo no lo conocía mucho para ir al velorio. Si fuera el de pla pla pla.planas, yo iría”.
-Calláte Osito, por favor…”

En otro orden de cosas, algunas integrantes y colaboradoras y amigas del Basta Ya! han iniciado un curso de conducción automovilística en una conocida empresa del rubro. El mismo durará 21 clases, así que advertiremos a los desprevenidos transeúntes de la docta ciudad, -para prevenir riesgos en sus anatomías, siempre doloras y costosas- sobre los días, horas, e itinerarios por donde circularan en los respectivos bólidos las alumnas, a fín de que se abstengan de concurrir en dichos horarios y zonas, inclusive aledañas..

Da gusto escucharlas debatir entusiasmadísimas sobre la importancia del embrague, los distintos sistemas de frenos, dirección, y del porqué es necesaria la batería, y controlar periódicamente los niveles de seguridad y como cambiar una goma pinchada en 3 minutos, en medio de un embotellamiento en una hora pico en una arteria céntrica.

Un tema aparte, es la explicación que brindan sobre el descubrimiento de los tres espejos que existen en el automóvil, así cómo cuales son los principios básicos que guían del motor a explosión, hablando ya de cilindros, pistones, e inclusive avanzando ya en temas en las que yo mismo desconozco, como el turbo-inyección, el encendido electrónico y el uso computadora de a bordo de los modernos vehículos. Todo en favor de la tan anhelada independencia motorizada femenina. Adelante niñas nomás, pero no se lleven por delante a nadies…
Espero que nos les enseñan los peligros de emitir esa seña característica consistente en cerrar el puño y lentamente levantar el dedo mayor de la mano derecha, ante una maniobra imprudente –cosa común en esta megalópolis descontrolada-, de un conductor de un ciclomotor de algún delivery que viene en contramano y sin casco. Las saluda y las quiere…


El Dr. Crespo, a cargo de la editorial del Boletín por este número nomás.


“ La tarea de ablandar el ladrillo…” Julio Cortázar


Jazz : ELIANE ELIAS

Algunos dicen que es la Diana Krall brasilera. Será por que es rubia y bonita. Comparaciones al margen -siempre odiosas- lo cierto es que Eliane Elías con doce años ya tocaba obras de Art Tatum y Bill Evans. En 1981 se trasladó a New York persiguiendo una ilusión que pronto se hizo realidad. Allí entró a formar parte del grupo "Steps Ahead", con Eddie Gómez, Peter Erskine, Mike Mainieri y Michael Brecker hasta su debut como solista en 1986.

Natural de Sao Paulo (Brasil), nacida en 1960, Eliane Elías, es una pianista versátil, además de compositora y cantante, capaz de enfrentarse por igual al jazz más ortodoxo, a la música clásica o a la música popular sudamericana. Pero sobre todo es una pianista de jazz en el más estricto sentido de palabra, con una gran facilidad improvisadora y una exquisita técnica, plagadas de un enorme contenido emocional y lírico que brilla de forma extraordinaria cuando incorpora a su repertorio temas brasileños -ya con diecisiete años acompañaba a Toquinho y a Vinicius de Moraes en sus recitales-, piezas de Jobim, Iván Lins o Milton Nascimiento, sinuosas líneas cromáticas por las que se desliza con inteligencia y maestría. Sus discos, "Plays Jobim", "Paulistana", "Fantasía" o "Sings Jobim" para el sello Blue Note, son ejemplos ilustrativos al respecto.

Además de su faceta como profesora de piano en el Lincoln Center de Nueva York, como miembro de la Asociación Internacional de Educadores de Jazz, de entre sus últimos trabajos discográficos y colaboraciones, destacan: sus grabaciones con Toots Thielemans en "Brazil Project" o con Joe Henderson en "Double Rainbow". Un estupendo disco, "Solos & Duets", compartido con Herbie Hancock. También es digno de destacarse su presencia en la película y disco sobre el jazz latino, Calle 54, de Fernando Trueba.

Tanto su último trabajo discográfico, Around the city, como el anterior Dreamer (2004) son altamente recomendables.

Teatro: LA FONDA CORDOOOBESA

El teatro La Cochera presenta La Fonda Cordooobesa con idea General y Dirección de Paco Giménez. En un espacio para el público Cocheril se ofrece este espectáculo más menú que rescata el género costumbrista.
En una Fonda dos amigas se aprestan a festejar el cumpleaños, llegan con una torta de merengue a este lugar donde en medio de vapores y olores la cocinera prepara una carbonada de zapallo. La del cumple trata de pasar las horas tomando bebida blanca y larga su frase: “a nivel neuronal estoy a full”; a partir de ese momento cobran vida todos los modismos del humor cordobés, con un relato de la disputa de dos mujeres en el Infiernillo.
La Ayelen que describe la voluptuosidad de su cuerpo con los nombres de las localidades de Córdoba, Salsipuedes, San José de la Dormida, Salsacate, Los Gigantes, la Quebrada del Condorito y así sigue y sigue hasta su orgasmo geográfico. La música, los relatos, los piropos y los insultos visceralmente cordobeses. Es una forma de encontrarnos con nuestra identidad. Y cuando parece que podemos reirnos con tanta fuerza de nosotros mismos, irrumpe una profesora de la Facultad que plantea con ese aire pedagógico y nasal esa dualidad que subyace en nuestra querida Córdoba, la Universidad y el cuarteto, las iglesias jesuitas arriba y los túneles abajo donde arden las pulsiones más fuertes. Esta docente que trata de explicarnos cómo desde el imaginario colectivo podemos incorporar a esta provincia. Que no hay forma de intelectualizarla porque allí mismo nace el ¡Queseió!

Este género incorporado al BASTA YA! por Pasqualette y su tía Pochola cobra hoy una vida intensa. Es para disfrutar y como siempre luego pensar.
Adriana


El cuento:
LA GRAN LLAVE

Corre el año 5689 en la tierra de Marchitita y los critters nos preparamos para la disputa de La Gran Llave.
Sabemos que somos los capacitados para tenerla. De hecho, casi siempre la hemos tenido, salvo cuando los hipocampos se hicieron de ella.
Para ello deberemos convencer a algunos de los moradores de las cuatro conchas marinas, esos diminutos seres que al vivir en esos ámbitos con forma de bocina, tienen la posibilidad de llevar mensajes a los elfos. Los elfos, esa ordinaria gente que en mayoría puebla el lugar, pero son los evidentemente menos capacitados para tener La Gran Llave, aunque se sabe, de ellos depende se depende para obtenerla.
Si otra vez ocurriera que “aquél” morador de “esa” concha marina se le diera por mentir, habrá que recurrir rápidamente a los otros para que utilicen las palabras mágicas “campaña”, “desprestigio”, “vil calumnia”, ya que su poder es capaz de influir en la candidez de los elfos.
Es importante que en estos tiempos, los hipocampos permanezcan de nuestro lado y no sientan esa nostalgia insidiosa de cuando tenían La Gran Llave, sobre todo porque una simple hilera de ellos, es capaz de disuadir las irreverentes pretensiones de los elfos.
Es la misma técnica que se usa cada cuatro otoños y viene dando resultado, solamente hay que tomar una sola previsión que es condición de nuestra subsistencia: en el caso que los ingratos elfos se suban a la cresta de las olas y ululen para hacerse oír, y no alcanzare con los hipocampos, habrá que resignarse, pero si, La Gran Llave debe girar en el aire e indefectiblemente caer en manos de otro critter
WILLY GONZALEZ – agosto de 2004

LA PAVA

Puse la pava en la tarde
para hacer unos mates.

Mi corazón desnudo
estaba ahí
en medio de la cocina.

En la pava que vibraba
y hervía
lanzando un humo suave
que subía en silencio
como el de un tren visto a lo lejos.

BOTE

Al final del sueño apareció clara,
la imagen de un bote vacío
que se deslizaba
llevado por la corriente de un río secreto.

Era un bote que cabalgaba
por un río escondido e infinito.

Era al borde de un sueño,
que al apagarse,
dejo caer esa imagen serena.


JORGE LUIS CARRANZA



Cine: “BIALET MASSÉ, UN SIGLO DESPUÉS”

Fotografía: Luis Vitale


Todo está como era entonces
Por Osvaldo Bayer

Hace un siglo, el presidente Roca le encargó al médico, abogado, ingeniero agrónomo y empresario catalán Juan Bialet Massé un informe sobre el estado de la clase obrera y de los indígenas en la República tras la Campaña del Desierto. Sus conclusiones fueron lapidarias y su efecto de tal magnitud que se lo considera el precursor del derecho laboral. Ahora, el documental “Bialet Massé, cien años después” revisita su figura y su trabajo para trasladarlo a la Argentina actual. Y las conclusiones, aunque menos explícitas, parecen igual de desesperanzadoras.

Sí, sigamos a Bialet Massé en su “Informe sobre el estado de las clases obreras argentinas”, de 1904. Un documento indiscutible. Bialet Massé: un científico, un sabio. El gobierno de Roca le encarga un informe sobre cómo se encuentran los trabajadores y los pueblos originarios en su Argentina (la de Roca, después de la “Campaña del Desierto”). Y Bialet Massé lo escribe y describe la verdad. Nada más que la verdad. Cómo se trata al trabajador y al indio en la República de Roca. Nada que ver con aquellas palabras escritas por Belgrano en 1810: “El labrador tiene que poseer tierra para que la trabaje”. Nada que ver con las palabras del Himno Nacional: “Ved en trono a la noble igualdad. Libertad, libertad, libertad.”

La honesta investigación de Bialet Massé nos muestra claramente que la lucha obrera en los años del liberalismo positivista fue muy justa. Es algo que habría que enseñarlo también. Porque la pregunta cabe: ¿debido a qué principio se enseña todo aquello que fue un adelanto en las ciencias, en la educación, en las instituciones democráticas y por qué no se toman como ejemplo las luchas obreras que sostuvieron siempre el principio de una sociedad justa? Pese a todas las represiones –acordémonos aquélla de Roca en 1904, o del coronel Falcón en 1909, o las de Yrigoyen en 1919 y 1921– los obreros consiguieron las jornadas de ocho horas de trabajo. Y esto cambió la vida de la sociedad. El obrero ya tuvo más tiempo de dedicarse a su hogar, a su familia, a su educación, a su cultura, a su esparcimiento.

Pero en nuestra enseñanza oficial siempre se guardó silencio respecto de las luchas obreras. El libro de Bialet Massé fue muchas décadas olvidado. Hay muy pocas ediciones de él. Es que, claro, da el verdadero panorama y no el de la historia oficial.

El film Bialet Massé toma ese lenguaje de denuncia, pero trasladándolo a la actualidad argentina. Sí, recorre los mismos lugares. Lo hace con respeto, con una especie de melancolía por el paisaje y su gente. ¿Qué ha cambiado? Esa es la pregunta. La respuesta se la dará el propio espectador. Pensará en Bialet Massé, el hombre que dijo la verdad.

STAFF :El coordinador y diagramador: Eduardo Alberto Planas
Las redactoras: Adriana Pozzo, Caro Riachi y Mariana Montenegro
Colaboran en este número: Willy Gonzalez, Pablo Carrera, Jorge Carranza Colaboradores Permanentes: Pascual Rousse, Raquel, Licurgo
Las páginas del BASTA YA!, están siempre abiertas para todos
Los artículos firmados no reflejan necesariamente la opinión del BASTA YA!
Web-Blog: boletínliterariobastaya.blogspot.com
eduardoplanas2001@hotmail.com



UNA MUJER

Una mujer, una mujer
una mujer con cristales de mar
viaja dentro de mi
coloreando mi sangre, borrando el carbón
que ha tapado mi buen corazón
que ha tapado mi buen corazón.

Una mujer, una mujer
una mujer que no es celestial
sobre un potro partió
hacia todos los pueblos que habitan en mi
y ha tenido un camino feliz
y ha tenido un camino feliz.

Pobre de mi, pobre de ti
pobre de todos los que amen así
sobre un potro que vuela ignorando barrancos
tan cercanos que lucen mortajas de blanco.

Pobre de mi, pobre de ti
pobre montura que juega al amor
sobre tantos desastres y canciones sin mango
sobre tanta cansada emoción que dejaste.

Una mujer, una mujer
una mujer no esperada por mi
cabalgando llegó
a clavar en mi tierra su nombre y canción
y a soltar bajo fianza el amor
y a soltar bajo fianza al amor.

SILVIO RODRIGUEZ - Erase que se era - 2006


NIÑA DE COPACABANA
Fotografía de tapa

¿Qué míras con esos ojos de mar? Quizás el propio mar los inundó de su color.¿Quien eres? ¿Cuál es tu nombre?
Niña de Copacabana Inútilmente pretendíver en el reflejo de tus enormes ojoslo que te había impactado e igualmente al fotógrafoque estuvo allí. Quizás él lo supo

y pudo descifrar el misterio.
Niña, hermosa niña, de Copabana. Pensé en Galeano y su texto sobre los alumnos de su escuela del mundo al revés:los niños pobres, los niños ricos y los del medio, todos prisioneros de algo.Niños a los que se les niega el derecho a ser niños.

Eduardo Planas


Seguimos con la gastronomía itinerante


TARDES DE SOL

Especial para el fin de semana, aunque durante ésta, salvo los lunes, quien dice, una escapada...El lugar, pasando Salsipuedes, entrada a El Manzano, lo pasamos, sorteamos 8 kmde camino de tierra en buen estado y llegamos a Candonga. Justo frente a la capilla, está Santa Gertrudis, un espacio de lo mas pintoresco, como para pasar una linda tarde.Está el casco de la casa, donde funciona un restaurant/salón de te.Tiene galería o terraza como para sentarse, un gran parque, una pileta (cobran un derecho para estar todo el día), juegos para chicos, arroyo, huerta orgánica, bichos, caballos, de todo.El tema es así: llegás, te cobran un peso per cápita y si queres llevar tuscosas, acampas en el parque con la canasta y listo, nadie te dice nada. Ahora, si comés en el lugar, presentas los tickets de la entrada y te lo descuentan de la factura final.La comida excelente.

Todo producción del lugar. Cabritos a los dos fuegos, pastas rellenas, ensaladas únicas. Postres pocos pero más que aceptables. Si vamos a la tarde o nos quedamos a pasar el día, y da hambre a eso de las 17, genial. Los sandwichs son de pan casero, hay uno con jamón crudo y aceitunasnegras que no da tregua. Las tortas son inmensas (recomiendo una porcion para dos o tres). La ganache de chocolate y vainilla con dulce de leche, memorable.Cafe y te, aunque porque no, un submarino.

Si optan por el te, recomiendo el blend local.Vinos buenos, varias opciones.
Precios aceptables.Para llevar los chicos, si, con confianza, y dejarlos que corran y se autolesionen solos, mientras uno esta panza arriba, mirando el sol...Para más datos, recomiendo la pag. web www.candonga.com.ar
O esta otra, donde van a ver fotos muy buenas del lugar y comentarios que generan ganas:
http://www.psp-sa.com/Art_Candon-c.htm
¡Suerte! después me cuentan.PABLO CARRERA SEDA


SEDA

En 1861, Hervé Joncour, un joven viajero francés, emprende un riesgoso viaje al Japón.
Persigue el sueño de la seda, un material que Europa reverencia y que es sinónimo de la calidez del deseo y la sustancia del amor.
Pero como suele suceder, la peripecia es más riesgosa de lo esperado. Los peligros que surgen se encarnan en una mujer que con sus encantos puede desbaratar la tranquila vida que el viajero tiene en su hogar con su esposa Hélène.
Sutilísima mezcla de historia y fábula, relato delicado sobre al amor, de un erotismo contenido, Seda es un tejido de silencios, de gestos casi simbólicos, que recubren, angélicamente, una pasión volcánica.
Traducida a diecisiete idiomas y con más de 700.000 ejemplares vendidos, esta novela significó la consagración internacional de Alessandro Baricco.


BOLETÍN LITERARIO BASTA YA! N° 54 - SEPTIEMBRE 2006

No hay comentarios.: