lunes, marzo 13, 2006

BOLETIN LITERARIO NRO 35 - MARZO 2006


Boletín Literario
BASTA YA !
Año 1 – nº 35 –
Córdoba, Lunes 13 de marzo de 2006.

“La tarea de ablandar el ladrillo…”.
Julio Cortázar.

No importa cuando sale, sino que salga, ¿nó?

· el mullido sillón: grandes chicos, un hermoso libro
· a modo de editorial: todavía se puede
· las palabras x jose saramago x mariana
· el rock: ¿un género musical o una cuestión generacional? x el dr. crespo
· las paredes hablan…
· el angel de la bicicleta x ricardo
· el oído más que atento: música de películas x adriana
· lola mora, una mujer víctima de los prejuicios de su época x mariela
· la cochera en buenos aires
· para pensar, ¿no? x caro
· noche de reyes x juan gelman

Algo más que un simple Boletín

EL MULLIDO SILLÓN.

GRANDES CHICOS: Un hermoso libro.

“A gente canta, a gente dança, a gente nao
se cansa de ser crianza, a gente brinca na nossa velha infancia”. Tribalistas, 2004.

Este es realmente un hermoso libro, no sólo por su contenido e imágenes, sino también porque se trata de la culminación de un proyecto solidario. A fines del año 2002, cuando Argentina vivía una de las peores crisis sociales, políticas y económicas de su historia, Juan Pablo Sorin y Sol Cáceres tuvieron la idea de convocar a un plantel de escritores, dibujantes y artistas que tuvieran ganas de ayudar, y a quienes los entusiasmase volver a su infancia, a su niñez o adolescencia.
El proyecto "Grandes Chicos”, hoy es una realidad y todo lo recaudado por la venta del libro se destinará a la refacción y reconstrucción de las escuelas Nº 1.162 y 1.009 y del Hospital Rural de Pampa de los Guanacos, de la provincia de Santiago del Estero, a través de la fundación Mundo Sano.
"Grandes Chicos" es un libro con textos de los escritores: Juan Gelman, Abelardo Castillo, Eduardo Galeano, Liliana Heker, José Pablo Feinmann, Juan Forn, Sylvia Iparraguirre, Guillermo Saccomanno, Pablo De Santis, Roberto Fontanarrosa, Griselda Gambaro y Juan Sasturain. Narraciones de los artistas Fito Páez, Luis Alberto Spinetta, Alejandro Dolina, Inés Estévez y Horacio Fontova.
El libro también cuenta con las creaciones artísticas y gráficas de Liliana Porter, Horacio Altuna, y Miguel Rep. Además la edición contiene un relato de Juan Pablo Sorin y la particularidad de ofrecer fotografías exclusivas de todos ellos cuando eran chiquitos.
En sus páginas cada protagonista viaja, a través de los textos, por sus propios recuerdos, sensaciones y aventuras de chicos; al tiempo que invita al lector a descubrir otra faceta de su vida.

"Con este proyecto, quiero revalorizar también a los chicos de nuestra tierra, dándoles el espacio que se merecen, y ojalá – eso ya no dependerá solamente de este libro – todos puedan contar con los medios mínimos para crecer, y educarse sin problemas", afirma Juan Pablo Sorin.
Ediciones La Pelota Roja, 2005.

A MODO DE EDITORIAL: Todavía se puede….
No hacen falta alas para hacer un sueño. Basta con las manos, basta con el pecho, basta con las piernas y con el empeño…”. S. Rodríguez

El libro es una muestra tangible que a pesar del individualismo, de la indiferencia, de la competencia, de la violencia que esta imbuída nuestra sociedad, todavía hay gente que piensa en los demás, y tiene sueños, ideales, utopías, y las lleva adelante, en el ámbito de la cultura en este caso, para ayudar a los sectores más vulnerables de nuestra sociedad, como son los niños.
Nos reconforta. Nos hace bien. Nos muestra que no todo esta perdido y todavía se puede. No es demasiado tarde, se puede salir de la deificación del egoísmo selvático, que nos arrastrara a la desconstrucción de toda noción de comunidad.

LAS PALABRAS

Las palabras son buenas. Las palabras son malas. Las palabras ofenden. Las palabras piden disculpas. Las palabras queman. Las palabras acarician. Las palabras son dadas, cambiadas, ofrecidas, vendidas e inventadas. Las palabras están ausentes.

Algunas palabras nos absorben, no nos dejan: son como garrapatas, vienen en los libros, en los periódicos, en los mensajes publicitarios, en los rótulos de las películas, en las cartas y en los carteles.
Las palabras aconsejan, sugieren, insinúan, conminan, imponen, segregan, eliminan. Son melifluas o ácidas.

El mundo gira sobre palabras lubricadas con aceite de paciencia. Los cerebros están llenos de palabras que viven en paz y en armonía con sus contrarias y enemigas. Por eso la gente hace lo contrario de lo que piensa, creyendo pensar lo que hace. Hay muchas palabras. (...)

Porque las palabras han dejado de comunicar. Cada palabra es dicha para que no se oiga la otra. La palabra, hasta cuando no afirma, se afirma: la palabra no responde ni pregunta: encubre. La palabra es la hierba fresca y verde que cubre los dientes del pantano. La palabra no muestra. La palabra disfraza.

De ahí que resulte urgente mondar las palabras para que la siembra se convierta en cosecha. De ahí que las palabras sean instrumentos de muerte o de salvación. De ahí que la palabra sólo valga lo que vale el silencio del acto.

Hay, también, el silencio. El silencio, es por definición, lo que no se oye. El silencio escucha, examina, observa, pesa y analiza. El silencio es fecundo. El silencio es la tierra negra y fértil, el humus del ser, la melodía callada bajo la luz solar. Caen sobre él las palabras. Todas las palabras. Las palabras buenas y las malas. El trigo y la cizaña. Pero sólo el trigo da pan.-

José Saramago
(De este mundo y del otro)

Artículo enviado por Mariana



Un interrogante no tan descabellado.
El rock: ¿un género musical o una cuestión generacional?



El rock es un género musical, como el jazz, como el blues, como el R&B, como al hip-hop, el funky, el punk, el pop, el tango, la milonga, la zamba, la tonada, la jota cordobesa, la chacarera, la chamarrita, la salsa, el merengue, el son, el joropo, el baión ( pero nó para el ojo idiota) etc.

En nuestro país, lo han convertido en algo generacional. Por eso el rock "les gusta sólo a los pibes", hay que tener entre 15 a 21 años, andar vestido con remera y pantalón negro, borcegos , con el respectivo piercing o tatoo y hacer pogo en todos los recitales.
Por eso llama la atención que a alguien de 50 años o más le gusten grupos como U2, los Rolling Stones, Oasis o Coldplay.

Ahora veamos: ¿cuantos años tienen los que "inventaron el rock" como Mick Jagger, Robert Plant, Eric Clapton, Paul Mc Cartney?: Sesenta y largos...
Aquí en Argentina lo tenemos al gran Charly y a ese otro gran cantante, compositor y poeta: Luis Alberto Spinetta. Cuantos años tienen?

Hemos nacido y crecido con el rock, forma parte de nuestra vida.
Nos gusta Pink Floyd, Deep Purple, Led Zeppelin, así como Yes, Génesis, The Police, Sting, Peter Gabriel, y porque nó The Verve y aún The Strokes.

Porque nos tiene que gustar Ana Gabriel, Luis Aguile, Julio Iglesias, Gian Franco Paqgliaro, o el cancionero sentimentaloide de Los Nocheros. BASTA YA!.

En otra oportunidad ya dijimos que el Chaqueño Palavecino no nos agradaba para nada. Pero sí, por ejemplo, León Gieco, la Negra Sosa, el Peteco Carabajal, Rally Barrionuevo, Liliana Herrero, Fandermole y demás (vale decir, toda la Trova Rosarina: que va desde Fito Paéz a Silvina Garre pasando por Alejandro del Prado, Abonizio, Ruben Goldín) y porque nó la Fabi Cantilo, que en su último CD Inconsciente Colectivo ha demostrado ser una exquisita “por demáis”.

Ah… me olvidada de grupos como Sui Géneris, Seru Girán, Los Abuelos de la Nada, Git, Soda y el gran Carpo, que hace un año ingresara a la inmortalidad sobre ruedas de metal.
También Radiohead y LOS REDONDOS.
Aparte: alguno escuchó a Frank Zappa?.

De nuevo otro interrogante acuciante: ¿cuantos años tienen Skay y el Indio Solari?. Skay estuvo en el Mayo Francés, y ya tenía sus añitos…

Dr. Crespo, El CINCUENTENARIO

El alter ego de Enrique, El Antiguo


LAS PAREDES HABLAN

De un tiempo a esta parte, las paredes del conurbano bonaerense se han visto pintadas con un graffiti de un hombre con alas, montado en una bicicleta, El angel de la bicicleta. Durante la Cumbre de los Pueblos, realizada en la Ciudad de Mar del Plata, en noviembre pasado, en oportunidad de realizarse la homónima de las Américas, las tapias y paredes de dicha ciudad balnearia se llenaron con otro Stencil con el rostro del mandatario norteamericano y la palabra “Stop”. Durante cuatro días el artista británico Bransky tuvo colgadas sus obras en el Museo de Arte Moderno de Nueva York. Al quinto día, las autoridades se dieron cuenta y denunciaron el hecho a la policía. Los cuadros eran expresiones en contra de la guerra y estaban realizadas en stencil. Esto nos hizo acordar de algo que una vez leímos sobre el graffiti, o el Stencil como una forma de expresión artística.

“Las paredes hablan de vos. Las paredes dicen lo que la hegemonía niega. Esa negación de las instituciones se rompe y es invadida por los graffitis en la calle”, dice F. Leguizamón en su artículo El grito en las Paredes, publicado en la Revista Cultural El Duende, abril/mayo 2005. “Todo lo que pasa en las calles es hegemónico. Cualquier manifestación en las calles renueva la hegemonía. La costumbre vuelve tradición cualquier ruptura artística. Una de las características de la posmodernidad es el fluir de vanguardias sin fuerza. Ningún manifiesto y ninguna vanguardia van a cambiar el orden establecido. O en todo caso, cualquier manifestación artística que intente transgredir la tradición va a ser tomada por el mercado para transformarse en un producto más”(…).

Evidenciándose en las paredes, el Stencil intenta transgredir, o al menos llamar la atención. Aprender a leer la realidad, desde los medios masivos hasta las paredes, es una facultad de los artistas. Algo de talento hay que tener para sonreír con las paredes. Acaso un pasajero lea las paredes para no sentirse solo cuando camina por las calles. Las paredes están diciendo lo que no querés escuchar, lo que no podés ver porque estás inundado de trabajo, por la familia, por tus problemas… Algo están diciendo y lo están diciendo bien fuerte, y para vos. La pared es la voz del que no tiene voz. La pared dice lo que nadie quiere escuchar. Una de las pocas cosas que dejó el Mayo Francés son las oraciones de agenda que pintaron en las paredes. Las oraciones nacieron de ensueño que las paredes guardaron y que los hombres han perdido.

“El Stencil, el graffiti, es anónimo, pertenece al pueblo, a esa masa indescifrable, sin nombre ni origen que camina todos los días por Jujuy, Berlín o Tokio”, continua diciendo Leguizamón. El Arte regresa a su origen. Nadie es dueño de un Stencil. Ser anónimo es su esencia… “El mercado define las manifestaciones artísticas. El Sr. Mercado dice:”esto es un cuento, esto una novela, esto fue escrito por tal, esta canción cantada por cual”. Un producto popular es anónimo. En el mundo moderno el esténcil es una de las pocas manifestaciones puramente folclóricas (el saber del pueblo, en nuestro caso es saber de las masas).

Finalmente acota Leguizamón :”El Stencil está para decir lo que no podemos decir, para reírnos de los que nos prohíben reírnos, para gritar lo que nos obligan a callar. (…).Todo bronce se derrite con la transgresión. Los cuadros de Bransky rompen el ensueño. La ilusión no son los cuadros; la ilusión no es el arte sino la realidad que los artistas develan. El arte es experiencia transmitida, un viaje contado, una fábula, que nos resuelve la tarde. El arte nos dice que el mundo que vemos no es lo que es. El arte es el hilo que nos saca del laberinto”.

La historia de Pocho Hormiga

EL ANGEL DE LA BICICLETA.

Pocho Lepratti. Le decían Pocho Hormiga. Es El Angel de la bicicleta.
Afiche del documental que fue realizado por jóvenes rosarinos

Pocho Lepratti era entrerriano, había nacido en Concepción del Uruguay. Pero se había hecho tan rosarino como Fito, Baglietto, Fontanarrosa. Vivía en el barrio Ludueña, uno de los sectores más postergados del cinturón suburbial de Rosario. Y allí trabajaba. Coordinaba talleres para niños, daba clases y trabajaba, como uno más, en un grupo de jóvenes que daba en llamar, casi como en un guiño villero, "La Vagancia".
El miércoles 19 de diciembre de 2001, en las horas terribles de los alzamientos populares y la represión que antecedieron a la caída de De la Rúa, Pocho estaba como siempre, colaborando en la preparación de la comida para los chicos de la Escuela 756 "José Serrano" del Barrio Las Flores, cuando llegó la policía y empezó a disparar a mansalva.
Pocho se subió al techo de la escuela y pidió que no tiraran más, porque adentro sólo había chicos que querían comer.
Pero Esteban Velásquez, un uniformado que había llegado en el móvil Nº 2270 del Comando Radioeléctrico de Arroyo Seco, le apuntó y acertó en la garganta.
Pocho cayó muerto instantáneamente.
Tenía 35 años.
En agosto del año pasado, el asesino de Lepratti fue condenado a 14 años de prisión por "homicidio agravado por el uso de arma".
León Gieco le dedicó una hermosa canción en su nuevo trabajo discográfico Por favor, perdón y gracias, el que, por otra parte, no tiene desperdicio.

por RICARDO


EL OÍDO MÁS QUE ATENTO x Adriana

Para relajarse totalmente: MÚSICA DE PELÍCULAS:

-LOS CORISTAS, música original compuesta y dirigida por Bruno Coulais.
-LA DOBLE VIDA DE VERÓNICA, compuesta por Zbigniew Preisner.
-TODAS LAS MAÑANAS DEL MUNDO, dirección musical de Jordi Savall.
-LA MISIÓN, de Ennio Morricone.
-BLEU, música compuesta y dirigida por Zbigniew Preisner.


LOLA MORA, una mujer víctima de los prejuicios de su época

Lola Mora, la primera escultora argentina nace en Tucumán, el 17 de noviembre de 1866. Sus obras, pueden encontrarse dispersas por la Argentina, en Buenos Aires, Jujuy, Tucumán y Santa Fe. Su obra más conocida es La Fuente de las Nereidas construida en mármol de Carrara y granito rosado entre 1900 y 1910, ubicada en la Costanera Sur, frente al Río de la Plata. La escultura, conocida por los locales como "La Fuente de Lola Mora" hubo de ser trasladada de varios lugares por controversias que fueron comunes a lo largo de la vida artística de la escultora.

Lola Mora, es una figura emblemática en la historia de las artes plásticas de Argentina. Su obra escultórica estuvo envuelta en el escándalo y la censura. Su gran talento la llevó a Buenos Aires y más tarde a Roma, Italia, donde realizó muchas de sus obras, donde había sido becada por el gobierno argentino.
Hacia 1897 ya era figura en Europa donde se relacionó con personalidades de la nobleza y el arte. Cosechó amigos por su carácter franco y decidido, ingresó a los círculos intelectuales de Italia, Francia, España y Alemania, contándose entre sus mejores amigos al poeta D' Anunzzio. Durante estos primeros años en Europa realizó estudios para lo que sería luego la fuente de las Nereidas conocida al comienzo como El triunfo del mar. En 1900 cuando regresó al país trajo consigo los bocetos de la fuente.

Mujer y escultura son términos que en este tiempo no podían marchar juntos y, aún en Buenos Aires, la gran capital, no se tolera su modo de vivir, reproche de menor importancia, porque las críticas harían también centro en la espléndida fuente. Los desnudos de las estatuas escandalizaron las mentes estrechas. Lola fue una mujer de naturaleza afín con el renacimiento italiano por su espíritu libre y renovador. Se encontró viviendo en un país, que pese a ser en aquel entonces uno de los más progresistas del mundo y su capital una de las grandes capitales de la cultura estaba imbuido por una moral victoriana. Las plazas de Buenos Aires se engalanan con sus esculturas, pero ya gozaba de poca estima en el ámbito provinciano y tuvo que enfrentar los prejuicios de la sociedad de fines de siglo pasado e inicios del actual.

Lola Mora ganó mucho dinero, pero todo lo perdió cuando regresó al país intentando diversas empresas, entre ellas una minera. Después de su última aventura empresaria, y completamente empobrecida, se trasladó a la ciudad de Salta donde perdió la razón y enfermó para morir pobre y olvidada por sus propios compatriotas a los sesenta y nueve años, el 7 de junio de 1936 en Buenos Aires. Sus restos deambularon mucho tiempo para terminar en una urna en algún lugar del cementerio de la Chacarita
.En noviembre de 1997, ante el pedido de reconocimiento a nivel nacional ante el Congreso de la Nación, el alto cuerpo dispuso la institución del 17 de noviembre, día del nacimiento de Lola Mora, como Día Nacional del Escultor.
MARIELA


LA COCHERA EN BUENOS AIRES

Desde el viernes 1º hasta el 18 de marzo se realizará en Buenos Aires la gran FIESTA NACIONAL DEL TEATRO, en donde se incluyen en distintas salas, 40 espectáculos.
Entre ellos están especialmente invitados el grupo LA COCHERA de Córdoba, con su obra EL ADN. Además de un homenaje a Paco Gimenez y sus míticos Delincuentes, colectivo teatral integrado por Marola Farías, Bati Diebel, Estrella Rohrstock, Giovanni Quiroga, Marcelo Castillo y Rita Novillo. Se suman también al grupo cordobés, Área restringida de Danza viva y La Desconfianza con dirección de Rodrigo Cuesta.

PARA PENSAR, ¿NO?
"Las elecciones recientes en Bolivia y Chile son destacadas como las primeras que llevan en sus países a un indígena y a una mujer al poder. Si la democracia fuera genuinamente universal, como nos han enseñado, esto debería haber ocurrido muchas veces en éstos dos siglos y además no tendría porqué ser resaltado, pero la verdad es que se trata de dos hechos excepcionales.En una afirmación de identidad a Evo no le queda más remedio que exaltar su condición de indígena y a Bachelet su condición de mujer. La condición humana sin aditamentos, la de ciudadano ideal, sugiere alguien que no tiene sexo, ni color ni edad. Y esto significa que su sexo es masculino, que su color es blanco y que su edad es adulta, en cuyo caso no habrá nada de destacable cuando llegue al poder. Todo ciudadano tiene derecho a ser presidente, el problema es quiénes califican como ciudadanos.(…) Aceleradamente se les busca cerebros detrás de sus campañas. Cerebros quiere decir expertos que hablen el lenguaje del poder tradicional y puedan traducir esas palabras nuevas a otras más familiares o al menos a números…
"Escrito por Diana Maffia, Doctora en Filosofíawww.institutoarendt.com.arPublicado en Revista Caras y Caretas – año 45 – nº 2.195. Febrero 2006.
Enviado por Caro.

Noche de Reyes

El hilo de la infancia
tiene muchos hilos dentro.
Se confunden en los animales grandes,
se tejes y destejen
una y otra vez. Quién sabe si mirándolos
no dejamos de verlos. Ese país
nos pertenece tardíamente.
Parece algo escuchado
cuando el sol cubre
el árbol de enfrente,
la nube que pasa.

JUAN GELMAN
Publicado en el libro Grandes Chicos – Ed. La Pelota Roja. – 2005.


BOLETÍN LITERARIO BASTA YA!
– Nº 35 / MARZO 2006
CRESPO EDICIONES

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Hi I'd like to congratulate you for such a great quality forum!
I was sure this would be a perfect way to introduce myself!

Sincerely,
Johnie Maverick
if you're ever bored check out my site!
[url=http://www.partyopedia.com/articles/john-deere-party-supplies.html]john deere Party Supplies[/url].

Anónimo dijo...

Hello. My wife and I bought our house about 6 months ago. It was a foreclosure and we were able to get a great deal on it. We also took advantage of the 8K tax credit so that definitely helped. We did an extensive remodeling job and now I want to refinance to cut the term to a 20 or 15 year loan. Does anyone know any good sites for mortgage information? Thanks!

Mike