lunes, febrero 20, 2006

BOLETÍN NRO 32 - FEBRERO 2006



BOLETÍN LITERARIO
BASTA YA!
Córdoba, lunes 20 de febrero de 2006
nº 32
“La tarea de ablandar el ladrillo…”. Julio Cortázar.




Editorial.
Nuestro Norte sigue siendo el Sur.

Hola. Aquí estamos luego de las "merecidas vacaciones". Se acabó la magia, el tiempo sin horas ni apuros…- Trataremos de seguir insuflando un poco de aire puro a esta gris realidad.

-Consideramos conveniente que el Boletín sea editado en forma Quincenal, como una manera de poder seleccionar mejor los artículos. Seguirá apareciendo en el cyberespacio y excepcionalmente en soporte papel el día LUNES, pues es nuestra intención seguir ablandando el ladrillo, que este año parece recién salido del cortadero, con todas las imperfecciones en su aspecto, pero con la mano del hombre en su interior que asoleado lo moldea y con todo ese fuego humeante que lo tizna y lo vuelve de ese color único, color desgraciadamente LADRILLO.-
Además se han incorporado Secciones, con títulos, para los distintos aspectos de la cultura que pretendemos abarcar.

-QUEREMOS INVITAR A NUESTROS LECTORES Y AMIGOS, a que nos envíen una anécdota, una pequeña historia, o algo personal, divertido, desopilante para compartir. Un poema, un cuento corto, o hacer un comentario de la realidad o de la irrealidad, pues entendemos al hecho cultural en sentido amplio, como toda manifestación creativa de los hombres y de los pueblos. Las puertas del BASTA YA! están abiertas a todos, porque entendemos que el constructivismo ampliado nos hará encontrar nuestro Norte que es el SUR.

Así las cosas, nuestras hojas y corazones están abiertos a recibirte a vos FERNANDA, FLORENCIA, RAQUEL, MÓNICA, UNO, RENANA, LIA, CARO, MARTA, JULITA, LICURGO, ISABEL, SOLEDAD, GUSTAVO el chaman, PABLO el chino, CRISTOBAL y sus hijos CRISTOBALITOS, ELOISA, MAROLA, GABRIEL, MARIANA y todos todos nuestros queridos y entrañables amigos de aquí y de países hermanos como Uruguay y otros donde sabemos que llega el Boletín, sin olvidar a nuestro más estrecho colaborador, el Inefable Dr. Crespo.

Para finalizar, diremos que estamos pensando seriamente registrar como “propiedad intelectual”, el BASTA YA!, porque nos han llegado rumores, de fuentes generalmente bien informadas, que un conocido conductor televisivo de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, que tiene un programa al comienzo de la madrugada, de peinados indescriptibles, anda diciendo mucho “basta ya, basta ya”. No sea cuestión, que nos "hurten simplemente" el nombre.

El BASTA YA! (así con signo de admiración y énfasis) es nuestro y tenemos pruebas palpables de ello, 31 boletines, che, y " todo a pulmón" porque comunicarnos es nuestro disparador.


Fotografía de Tapa: Agenda 2006 – De los escritores en el tiempo. Reproducida con autorización escrita de sus editores: “De Los Cuatro Vientos Editorial”.


No se olviden de visitar el Web-blogs : boletinliterariobastaya.blogspot.com

El oído atento. Jazz – La exquisita sensibilidad de DIANA KRALL.

Con ocho discos a su nombre y una insoslayable fama internacional, Diana Krall es hoy una voz importante en el panorama musical y, también, un sonido propio, característico y personal que es claramente reconocible y que se ubica sin esfuerzo en el gusto de un público que, más allá de especificaciones y clasificaciones de género, busca en algo inasible llamado "jazz" una atmósfera y un clima, casi una banda sonora para un mundo ideal. A diferencia de otras vocalistas de la actualidad, no cabe duda alguna de que Diana Krall es una cantante (y notable pianista) de jazz, y más allá de los adornos con que se ha intentado realzar su música y de los escándalos puristas que ya son, también, un adorno más, sus canciones agregan una sensibilidad claramente jazzística a esa banda sonora.

Joven, rubia y bonita, Diana Krall, fue luego de haber demostrado su capacidad técnica y expresiva en sus muy buenos primeros registros, adornada y convertida en objeto de producción. Cual la Eliza de Pigmalión, se la vistió primero con prendas de Donna Karan, elegante diseñadora con las mismas iniciales (para la portada de When I Look in Your Eyes) y luego, en el disco Look of Love, se intentó poner énfasis visual a su sensualidad. En algún punto, Diana Krall encarnó el ideal discográfico del pop jazz y pasó a figurar también en las revistas de chismes y del corazón (entre otras cosas, por su casamiento con Elvis Costello). Pero despojada de todos esos atavíos -como lo prueban sus últimos dos discos-, Diana Krall parece haber encontrado su equilibrio, y su gran musicalidad, una sensibilidad definitivamente jazzística aplicada a un repertorio que desdibuja las fronteras temporales y de género, sigue intacta.

Una auténtica niña prodigio.

La historia de Diana Krall es, también, es la de una niña prodigio. Su padre era pianista stride, amante de Fats Waller y Diana empezó a estudiar piano a la mozartiana edad de cuatro años. Después de pasar por la banda de jazz de su escuela secundaria, obtener una beca para estudiar en Berkley y de ser "descubierta" por su padrino y mentor, el contrabajista Ray Brown, fue y volvió de su Canadá natal y en los años noventa se estableció en Nueva York con su propio trío. Grabó su primer disco (Stepping out) en Canadá. Pero fue a partir de Only Trust Your Heart que su carrera inició el impulso que aún hoy mantiene. Después de dos excelentes discos para Impulse! (All for You y Love Scenes), Krall pasó a Verve. When I Look in Your Eyes y The Look of Love, dos discos de producción suntuosa, hicieron explotar su popularidad. A continuación, su música apareció en la película Media noche en el jardín del bien y del mal (de Clint Eastwood, que suele utilizar buena música de jazz en sus filmes) y en episodios de Sex and the City.
Su relación con Elvis Costello y su surgimiento como estrella pop, multipremiada por la industria (Grammy por mejor interpretación vocal de jazz, nominación al álbum del año, quíntuple platino en su propio país; premios Juno como artista del año, álbum del año y mejor álbum de jazz vocal) llegaron, por otro lado, a eclipsar su calidad musical.
Pero Live in Paris la recuperó como cantante de jazz y su lanzamiento más reciente, The Girl in the other Room a pesar de un repertorio casi pop en su totalidad (con muchas canciones compuestas por ella y Elvis Costello, una muy buena versión de Black Crow, un clásico de Joni Mitchell, Temptation de Tom Waits, entre otras cosas) tiene una instrumentación más despojada y es un retorno a un sonido jazzístico. Los DVD de éstos últimos dos conciertos son imperdibles.

Último Momento: Hay rumores que vendría a nuestro país próximamente.


El ANÍMATE (a escribir) del BASTA YA!
Poesía inédita (del lado de acá).

Nono en blanco y negro.
A Adriana
El tiempo no para.
Nono en blanco y negro.
La vida es rara;
no lineal, sino circular;
O quizás como un caracol, un espiral.
Dos círculos que en
una parte se tocan,
se unen,
para avanzar el uno hacia el otro.

Nono en colores.
Igual pero distinto.
Como distintos somos tu y yo.
Como otro es el mismo río.
Como otro es el mismo sol.
Pero juntos ayer y hoy.

Eduardo Planas – Enero 2006.

Madre oscura

Escena de maternal colorido
fuerza brutal, estampida en la mirada
manos que resaltan fríos sudor y nudos
nudos en garganta
por no gritar lo que hace falta.

Por no darle a su bebe
papillas, dulces, bananas,
y una manos más suave, de más tiempo
para jugar en las mañanas
a seguir esa manita, que boca, pelo, agarra.

Por todo ello, salio
a encontrar otros que, necesitaran
tiempo, leche, esperanza
y se encontró con otra gente oscura
para hacer cosas muy claras.

Hoy, la niña se pregunta
por la mano que la levanta
ya no tienen dedos rugosos
ni olor a pobreza, quemada.

Es una nueva madre
que este país le depara
la suya dicen los diarios
que con otra gente de color
murió en una emboscada. Poema escrito por Florencia.



Te dormiste.

Te dormiste / entre tasas, / retenciones, / reajustes, / racionera / la espalda.
“Cambia, todo cambia”. / Hablábamos / del che, / Joan Báez / de Mafalda, / de un dios / entre overoles. / Y en la fe / de una plaza, / sin balcón, / ni parlantes, / las estatuas / postradas, / una quena entonaba / el portal de la rabia. /
Hoy, / rumiendo disculpas / de García a González, / las cartas de los chicos, / el precio de la nafta, / nos sacamos / el pudor / a tiras, / cada mañana. /
La pìcana de un grillo / minando/ la agalla; / el temblor de este otro / hijo que te espero…/
Y ya no sé / el ropero, / el malvón, / el pañal / y tu espalda / son aquellos que amaba, / cuando hablábamos / del che, / Joan Báez / y Mafalda, / de una plaza, / sin armas, con tu mano / morena / abierta 7 en mi falda.
Mónica Ferrero.

Sabíamos.

El tiempo se agotaba.
Pero el tiempo es extenso en el instante.
Sabíamos.
El dolor se venía por debajo,
apretaba las noches.
Y el tiempo se agotaba.
Los dos...
Siempre tán solosbuscando, el uno afuera
la otra, adentroel calor que no asfixie
el aire que no hiera.
Vos, con la maza,
despegando
cada ladrillo unido a tu nueva pared,
sintonizado
con la danza infinita
del eterno retorno
mientras mis hilos, tejidos con esmero en el día
vaciaban noche a noche
la trama concebida
renunciando al refugio y al abrigo
los dos,
que de tan solos
vinimos a encontrarnos finalmentepara reconocernos
iguales
y distintos.
Solamente
para poder dejarnos.
Isabel


No te voy a contar toda la película…-

EL MUELLE.
Película francesa, con Gérard Depardieu y Daniel Auteuil. Director Oliver Marchal.

La historia se narra en la mítica sede de la Policía Judicial del 36 Quai des Orfebres (casualmente así se llama originalmente este film) de París. Vendría a ser algo así como 36, Muelle de los Orfebres. El Jefe de la Policía se está por retirar y debe dejar a un sustituto. Su preferido es uno de sus subalternos llamado Léo Vrinks (Daniel Auteuil), Jefe de la Brigada de Investigación e Intervención. Pero hay otro candidato que puede disputarle el cargo: Denis Klein (Gérard Depardieu), Jefe de la Brigada de Represión a la Delincuencia, dueño de una tremenda ambición de poder.

Al mismo tiempo, una banda ultra violenta dedicada al robo de bancos desvela a los superiores, que desean que de “cualquier forma posible acaben con sus operaciones”. Al Jefe no se le ocurre mejor idea que decirles a Vrinks y Klein, que quién desbarate primero la banda, tomará su puesto. Esto desata una batalla campal a todo o nada entre ambos policías, ex amigos, a los que hoy separa sus vidas, métodos, un ascenso, equipos, las ansias de poder y hasta se confunde el amor de una mujer, Camilla Vrinks. Se produce entonces –para jolgorio de los cinéfilos- un duelo actoral de magnitud entre Gerard Depardieu y Daniel Auteuil.

Tercera película de Oliver Marchal como director, quién se ha sido actor, guionista y productor de otros filmes. El tipo es un ex policía que tomaba clases de actuación, mientras estaba en la fuerza. Es un film ejemplo del más negro cine francés, que explora el submundo turbio de la policía, donde se entrecruzan, la corrupción, crimen, amor, amistad, venganza, traición. El largometraje mantiene la tensión hasta el fin, aparentemente estaría basado en un hecho real.


La EÑE también es gente. Por María Elena Walsh.

Culpa es de los gnomos que nunca quisieron ser ñomos. Culpa tienen la nieve, la niebla, los nietos, los atenienses, el unicornio. Todos evasores de la eñe. Señoras, señores, compañeros, ¡amados niños!
¡No nos dejemos arrebatar la eñe! Ya nos han birlado los signos de apertura de interrogación y admiración. Ya nos redujeron hasta el apócope. Ya nos han traducido el pochoclo. Y como éramos pocos, la abuelita informática ha parido un monstruoso # en lugar de la eñe con su gracioso peluquín, el ~.
¿Quieren decirme qué haremos con nuestros sueños?
Entre la fauna en peligro de extinción, ¿figuran los ñandúes y los ñacurutuces? En los pagos de Añatuya, ¿como cantarán Añoranzas? ¿A qué pobre barrigón fajaremos al ñudo? ¿Qué será del Año Nuevo, el tiempo de ñaupa, aquel tapado de armiño y la ñata contra el vidrio? ¿Y cómo graficaremos la más dulce consonante de la lengua guaraní?
"La ortografía también es gente", escribió Fernando Pessoa. Y, como la gente, sufre variadas discriminaciones.
Hay signos y signos, unos blancos, altos y de ojos azules, como la W o la K. Otros, pobres morochos de Hispanoamérica, como la letrita segunda, la eñe, jamás considerada por los monóculos británicos, que está en peligro de pasar al bando de los desocupados después de rendir tantos servicios y no ser precisamente una letra ñoqui.
A barrerla, a borrarla, a sustituirla, dicen los perezosos manipuladores de las maquinitas, sólo porque la ñ da un poco de trabajo. Pereza ideológica, hubiéramos dicho en la década del setenta. Una letra española es un defecto más de los hispanos, esa raza impura formateada y escaneada, también por pereza y comodidad. Nada de hondureños, salvadoreños, caribeños, panameños.
¡Impronunciables nativos! Sigamos siendo dueños de algo que nos pertenece, esa letra con caperuza, algo muy pequeño, pero menos ñoño de lo que parece.
Algo importante, algo gente, algo alma y lengua, algo no descartable, algo propio y compartido porque así nos canta.
No faltará quien ofrezca soluciones absurdas: escribir con nuestro inolvidable César Bruto, compinche del maestro Oski: Ninios, suenios, otonio... Fantasía inexplicable que ya fue y preferimos no reanudar, salvo que la Madre Patria retroceda y vuelva a llamarse Hispania.
La supervivencia de esta letra nos atañe, sin distinción de sexos, credos ni programas de software. Luchemos para no añadir más leña a la hoguera donde se debate nuestro discriminado signo.
Letra es sinónimo de carácter. ¡Avisémoslo al mundo entero por Internet!
La eñe también es gente. Artículo enviado por M. Vasalisa.



Un poco de humor de LINIERS, para las chicas que quieren estar delgaditas este verano.

Liniers es el segundo nombre de Ricardo Siri (nacido en Buenos Aires el 15 de noviembre de 1973), que a temprana edad leía con entusiasmo cuanto libro o revista conseguía que estuviese narrada en cuadritos.
La humorista Maitena lo presenta en LA NACIÓN en junio del 2002 y comienza a publicar Macanudo en la última página del diario, donde aparecen más pingüinos y otros extraños personajes que a veces regresan a la tira y a veces no.
Está casado y está contento.



Ha vuelto Caras y Caretas.

67 años después, ha retornado la mítica revista argentina, que marcó un hito en la historia de las publicaciones vernáculas entre 1891 y 1938. Regresó de la mano del historiador Felipe Pigna y de una de las editoras que mejor conoce el mercado tras editar 47 publicaciones: Teresa Pacitti (ex Editorial Perfil). La periodista María Seone es la coordinadora periodística del proyecto. El primer número vio la luz en la semana del 9 de julio p.pasado y tiene una frecuencia mensual, a $ 7,90.
Es una revista de política y actualidad, con el indudable anclaje en la caricatura, la base de su inolvidable antecesora. En diálogo con los medios, en el momento de su lanzamiento, Pigna dijo que la revista procurará "aportar al debate temas que faltan en la agenda. Por ejemplo, la educación y la salud".
Habrá, según comentó, una entrevista a un personaje histórico aplicando como respuestas las cartas y documentos históricos que reflejan su pensamiento. En el primer número se apreció la vigencia de la voz de Belgrano.
Las viñetas de la histórica Caras y Caretas se reproducen con un diseño moderno. Hay notas de fondo, como una sobre el ingreso salarial de los trabajadores que en 1964 representaba el 49% en la distribución de los recursos y hoy araña el 21%. Con el primer número se regaló un CD con las primeras 50 tapas de Caras y Caretas.
En parte, según Pigna, el proyecto es financiado por la Fundación Octubre, que depende del Suterh (Sindicato Unico de Trabajadores de Edificios de Renta y Propiedad Horizontal).


Boletín literario BASTA YA!
Año 1 – nº 32 –

Córdoba, Lunes 20 de febrero de 2006
Crespo Ediciones.

No hay comentarios.: