lunes, enero 30, 2006

BOLETIN NRO 31 - AÑO 2006



CIRCULO LITERARIO "BASTA YA".
Córdoba, Lunes 6 de Febrero de 2006.
Boletín nº 31
"La tarea de ablandar el ladrillo...". Julio Cortázar.

Tiahuanako / Tiwanako - Cultura Aymará - Bolivia.


SUMARIO:

Yukio Mishima, fgto. de El templo del alba.

El oído atento: Lenine, In Cité.

Recomendamos / Silvio Rodríguez, pronto a presentar su nuevo CD.

El Mullido Sillón: Poesía de Jorge Boccanera.

No te voy a contar la película: La sal de la vida.

Una investigación descabellada: El cuento más corto del mundo.

Humor (corto).


Cultura aborigen: Tiahuanaco / Tiwanaco - Bolivia.

La medida de la normalidad.

Lucas, sus meditaciones ecólogicas.



Yo perdí aquél anillo de esmeraldas que tantas cosas me recordaba. No era cosa viviente, por supuesto, y por tanto, no volverá a nacer. Sin embargo, la pérdida de algo es significativa, y yo creo que la pérdida es la fuente necesaria de una nueva manifestación. Alguna noche puede que vea aparecer mi anillo de esmeraldas como una estrella verde en algún punto del cielo”.

Yukio Mishima,fgto. de El templo del alba, el tercer libro de su tetralogía El mar de la fertilidad.


El oído atento.

Lenine - "In Cité".

Hay un músico brasilero poco conocido en estos lares: Lenine. Autor, compositor, cantante e instrumentista, hace años que viene batallando en el mundo de la música popular brasilera. Actualmente, es uno de los nombres más elogiados de la nueva generación y una muestra que la persistencia y el esfuerzo dan sus frutos. Este músico alterna sus instrumentos en forma creativa, uniendo gaita, berimbau, bombo, samplers, música electrónica, y mucho más.

Realiza una maravillosa fusión entre la música popular con las nuevas tendencias electrónicas.
Como compositor su música ha sido interpretada por diversos artistas, entre ellos Zizi Possi, Maria Rita, Elbha Ramello, nuestro Pedro Aznar, y ha grabado junto a muchos otros cantantes brasileros y de otros países, entre ellos con Pedro Guerra. Sus trabajos discrográficos son: “O día en que faremos contato”, “Lelo de noche”,”Na pressao””, “Falange Canibal” y el último trabajo "In Cité"", grabado en la Cité de la Musique, París.

“Jack Sou Brasilero”,y es de las más conocidas y rítmicas; “Paciencia” es una novela global que discute la velocidad, el vértigo asfixiante de la vida actual;”Relampiano”, hace crítica social, relatando la pobreza y la falta de perspectivas de una “minina na rua”.
Lenine –aparte-hace una especie de “percusión de boca” al cantar.

Vale la pena tener en cuenta este brasilero, que hace una mixtura entre lo tradicional y lo más avanzado de la música a nivel mundial.


Recomendamos:

Lo viejo bueno: “Dulce y Melancólico”, la banda de sonido de la película del mismo nombre, dirigida por Woddy Allen. El mejor jazz de los años 30. Un homenaje a Django Reinhard, uno de los más grandes guitarristas del mundo.

Lo Nuevo:“Inconsciente Colectivo”, Una exquisita selección de los mejores temas del rock nacional, interpretados con gran sensibilidad por Fabiana Cantilo. No tiene desperdicio.


Silvio Rodríguez pronto a lanzar su nuevo CD.

El trabajo del cantautor cubano se titulará Érase que se era y reúne 25 canciones escritas entre 1967 y 1972.Luego de tres años de su último lanzamiento, (Cita con Ángeles, 2003), el trovador cubano Silvio Rodríguez se apronta a lanzar un nuevo disco, el cual titulará Érase que se era.La producción, de la cual no se conocía el título, fue anunciada a comienzos del año pasado por el artista, quien informó en ese entonces que estaba trabajando en un disco que recopilaba canciones suyas de la década del 60 que nunca ha grabado oficialmente.Ahora que el nombre del nuevo disco ya trascendió, también se supo que se tratará de un volumen doble, que contendrá 25 temas, y que el período que comprende es entre 1967 y 1972.

Los cortes que incluirá Érase que se era son los siguientes:

1) Oda a mi generación 2) Menos mal que existen 3) No aparezcas más sin avisar 4) Más de una vez 5) El día en que voy a partir 6) Palabras 7) Nunca he creído que alguien me odie 8) Terezin 9) Judith 10) Martianos 11) La canción de la trova 12) El seguidor de arcoiris 13) Una mujer 14) El Papalote 15) Fusil contra fusil 16) El matador 17) Hoy es la víspera de siempre 18) Por muchos lugares pasaba la historia 19)Cuántas veces al día 20)El barquero 21)Discurso fúnebre 22)Epistolario del subdesarrollo 23)Después que canta el hombre 24)Érase que se era 25)Que levante la mano la guitarra
Algunas de estas canciones habían sido interpretadas en vivo y otras sólo habían trascendido de ensayos o grabaciones caseras del propio cantautor.
Recopilado por UNO






El Mullido Sillón

Poesía – Jorge Boccanera.

El Extranjero (uno).

Como un aullido el corazón.
Como un grito que piensa y que se aturde de su
propia ignorancia.
Todas las palabras caben en ese gesto.
(El aullido de un mono, por ejemplo).
Cada día, cada hora, se descuelga del sueño y se
arroja al vacío, se muere y resucita en un juego
que nunca me tocó decidir.
Condenado a ser apenas una sombra en medio de
su afán, escucho su respiración bajo mi ropa.
Ronca como la selva a medianoche.

Un extraño, un aullido enterrado en mi cuerpo.
Lo he visto dibujado en las hojas de un libro.
Se llama corazón.
Nos vamos pareciendo, poco a poco.
Yo no tengo diez dedos en las manos.
Ël a veces camina como yo.

Jorge Boccanera (1952-)
Narvaja Editor 2001.
“Bestias en un Hotel de Paso”
Con Ilustraciones de Carlos Nine.

No hay espacios vacíos en la poesía de Jorge Boccanera. Cada palabra extiende la mano hacia la siguiente, la agarra con firmeza, de modo que la intensidad del sentido se ve duplicada y luego se multiplica en un crescendo continuo en que la evidente y a veces dolorosa belleza formal, al contrario de distraer al lector de la sustancia del poema, atrapa la respiración ( a mí me la capturó), como si aún ese imperceptible movimiento del cuerpo debiese perturbar el peso de las palabras y su armonía profunda”.
José Saramago.


Alejandra Pizarnik abre su cuaderno de apuntes.
A Jorge Arturo.

El hombre que saca la cabeza del agua,
es un pez que se asfixia.
El pez que mete la cabeza en el agua,
es un hombre y se ahoga.

El poeta escribe en la línea del agua,
y se asfixia,
y se ahoga.



Envíos.

Todo lo que se da llega a destiempo.
No existe otra manera.
Entre el ojo y la mano hay un abismo.
Entre el quiero y el puedo hay un ahogado.
Un país que asoma su cabeza deforme en una
carta,
y a darse a destiempo, nada es lo que esperabas.
Y lo que llega envuelto en papel de regalo se irá
sucio de odio.
Bailamos entre los escombros de una cita.
Dibujamos una taza de café en el desierto.
Vivimos de sumar y de restar:
Lo que te da el amor, lo que te quita el miedo.
Al final nos entregan los huesos de un perfume.

Aún así persistimos.
En alguna montaña vive un pez resbaloso.
Entre números rotos se desliza una estrella.


Jorge Boccanera (Bahía Blanca, 1952).
Publicó en poesía Los espantapájaros suicidas ( 1974), Noticias de una mujer cualquiera (1976), Contraseña ( 1976), Poemas de fagot y Poernas de Victoria (1979), Los ojos del pájaro quemado (1980), Polvo para morder (1986), y Sordomuda ( 1991).
Preparó un panorama de la poesía hispanoaméricana en seis volúmenes. Es autor de innumerables ensayos.
Obtuvo el Premio Casa de las Américas (1976) y el Premio Nacional de Poesía Joven (México, 1977). Textos suyos han sido musicalizados y grabados por Raúl Carnota, Alejandro del Prado, Mercedes Sosa, Silvio Rodríguez, Litto Nebia y Lilia Vera, entre otros artistas.
Fue Jefe de Redacción de las revistas Plural (México), Crisis ( Argentina) y Aportes (Costa {Rica).
Publicó “La Pasión de los Poetas “- La historia detrás de los poemas de amor”, Edit. Alfaguara, 2002.

Balada en San José.

Te busco, no porque esté aturdido,
porque deba cruzar un puente hecho de tablas flojas,
o por saciar el hambre de un capricho, como si eso
me hiciera un hombre menos solo.
Ni para coleccionar huellas en un álbum de nieve,
ni por la vanidad secreta de nombrarte y pensar que
estás pensando en mí. Ya te encontré.
Y te busco.


No te voy a contar la película…-

Se trata de LA SAL DE LA VIDA, un film de cinco palabras como anunciaría en T.V. blanco y negro la inefable Nely Raymond en los setenta.
La tensión en Estambul entre turcos y griegos enmarca la vida de la familia Iakovides , victima del desarraigo. Básicamente pinta la relación entre un nieto y su abuelo y para ello recurre a la comparación entre los sabores de la comida y la vida misma.-
La figura fundante de este abuelo que determina la historia del niño Fanis. El enigma de los descubrimientos se encuentra en la G-astronomìa. El ritual de la comida, de compartir , de los olores y sabores que presienten el encuentro o la despedida. El comerse al otro en cada ritual. Y la magia de esta sal que es lo que sentimos cuando simplemente miramos el cielo y en el descubrimos la vía láctea.-
Después de ver esta película tal vez empieces a prepararte de otra forma para el ritual del plato principal. Que es un placer y un derecho a la vida y es necesario preservar aún en lo cotidiano con el ritmo de trabajo. Ojalá encontremos ese tiempo para mirarnos a los ojos con el condimento de la canela, poniendo a un costado los papeles y celebrando cada dìa con el otro, que está cerca.

ADRIANA


Una investigación por demás descabellada.

El cuento más corto del mundo.

Siempre se creyó que el cuento más corto de todos, era el escrito por Augusto Monterroso, "Cuando despertó , el dinosaurio todavía estaba allí".

Nuevos descubrimientos, demuestran que ello no es así, merced a la tarea investigativa de los albaceas del Dr. Aristóbulo Crespo, ignoto poeta cordobés. Tras su fallecimiento, cuyas causas se desconocen, sus descendientes se pusieron en la ardua tarea de recopilar todos los escritos, cartas, manifiestos, papeles en general, que celosamente se encontraban guardados (tirados, arrojados?) en el altillo de su mansión rivereña ( y decimos asi porque vivia en la Villla Rivera Indarte). Junto con otros libelos encontrados en el sótano de dicha residencia, se pudo reconstruir la obra crespiana, encontrándose manuscritos de distinta indole, de gran valor(los pocos), de escaso o practicamente nulo valor literario o del que fuere (y los muchos). Algunos se estaban carcomidos, perforados por el accionar del peligrosísimo roedor conocido como "el feroz hocicudo rojizo".

Descartados los más y limpiados del moho los menos, se pudo prácticamente descifrar un manuscrito firmado alrededor de 1889 ( aunque dudas tenemos porque tiene una anotación sumamente marginal escrita en "tinta limón", que reza: "hiperinflaciòn.!!". Practicado el exámen de Carbono 14, el mismo dió resultados confusos. Al trasluz de los rayos ultravioletas, se pudo observar un "sello de agua", con una figura humana y la inscripción "Rivadavia". El exámen de ADN sobre unos restos de color amarillo-verdoso ubicados en sus márgenes, concluyò dictaminando que se trataba de la conocida infusión conocida realizada con un arbusto conocido como "yerba mate".

Pero sin digregar más diremos que se encontró, para orgullo de la familia y de Córdoba y toda la literatura, lo que viene a ser el cuento màs corto del mundo. El mismo reza así : "Ayer ví la vaca pacer"

Narrativa minimalista "in extremis", ha sido calificada la obra. Los eruditos, encuentran un aire bucólico en la prosa crespiana, al estilo de Platero y yo, aunque con otro animal. En otra rama del arte, les rememora la Pastoral del Gran Sordo. Otros deducen reminiscencias campestres, recordando la canción emblemática del rock nacional, del grupo Arco Iris. Se ha creido ver tambien influencias ricoteras, comparándolo, equivocadamente, con la famosa canción "Aquella solitaria vaca cubana", que durante años se creyó era un homenaje a la Revolución acaecida en aquella isla caribeña, “lejos de todos y cerca del monstruo”, de parte del enigmático grupo, lo que después se desvaneciera por algo de tinte más doméstico. Pero como dice siempre el también misterioso lider del grupo, el Indio Solari, "no es tarea del artista develar enigmas, sino crearlos".

Un arduo trabajo de investigación literaria a cargo -una vez más- del Dr. Crespo.



Humor (corto)













CULTURA ABORIGEN.

-TIAHUANACO (quechua)
-TIWANAKO (aymará)
- BOLIVIA.

Dada su antigüedad, algunos estudiosos propusieron que Tiahuanaco fue la cultura madre de las civilizaciones americanas, mientras que otros la consideraban como la capital de un antiguo imperio megalítico, o de un gran imperio que se expandió por todos
los Andes Centrales.

El centro urbano, emplazado en la orilla oriental del lago Titicaca casi a 3.000 m. de altitud, está organizado en torno a un impresionante complejo ceremonial recubierto de piedras bien talladas y ornamentado con impresíonantes esculturas públicas, ocupando una extensión cercana a los 4 km2.

Su evolución abarca desde los inicios de nuestra era hasta el siglo XII en que inició su declive.Circundando este área administrativa y ceremonial, se levantó otra residencial que se extendió más de 50 ha y pudo albergar cerca de 20.000 habitantes.

La planificación central de la ciudad se organizó en torno a dos avenidas principales alineadas por templos levantados sobre plataformas, residencias de elite y tumbas. El templo más alto, Akapana, tiene una plataforma de 200 m de lado y alcanza 15 m de altura, asociándose a otra más pequeña, Kalasasaya, en cuya cima se colocaron pequeños santuarios y un patio hundido..

En la entrada noroeste al Kalasasaya se ubica la Puerta del Sol, cuya figura central es sin duda reminiscencia del Dios de los Bastones formativo. Otros edificios, como el Kantatayita, Luka Kollu, la gran pirámide de Rumapuncu, Putuni o Poma Punku constituyen el centro ceremonial y la capital político administrativa del estado.

La imagen del Dios de los Bastones decora también la cerámica pintada, junto con pumas, hombres y símbolos religiosos. Los diseños están pintados en blanco, negro, amarillo, gris y marrón sobre un fondo rojo, siendo la forma cerámica más característica el kero o vaso para beber.

Estos mismos diseños aparecen en el arte textil, en tallas de madera y ornamentos de metal. También es muy destacable su estilo escultórico, tanto aquel denominado Naturalista como el Clásico, definido por monolitos decorados con relieves colocados en sus cuatro lados, al que pertenecen la Puerta del Sol, el Monolito Bennett, el Fraile y el Monolito Ponce.

Políticamente, el control se extendió por el sur hasta la región de Atacama en Chile, donde se establecieron colonias económicas en la costa y en el interior. Impresionantes caravanas de llamas recorrieron la distancia entre estas dos regiones, de tal manera que textiles, keros de oro y tallas de madera fueron depositadas en enterramientos en diversos sitios de Chile. También se emplazaron colonias en las laderas orientales de la jungla con el fin de conseguir coca, maíz, pimientos, frutas y otros productos del bosque tropical…

Durante mucho tiempo creíamos ( o nos hicieron creer) que no estaban más, pero allí estaban, y están; y en enero del 2006, los Negados de América Latina, recuperaron la historia y asumieron su propio destino.







La medida de la normalidad.(o una apología de la minoría)
“Visto de cerca, nadie es normal.” Caetano Veloso.-

Voy a decirlo a quemarropa, directamente y de una vez por todas: pertenezco a la minoría de los mortales que detesta el verano. Así de simple. Prefiero toda la vida ponerme cuarenta pullóveres y aún así castañetear los dientes caminando contra el crudo viento de agosto a derretirme rendida bajo el impiadoso sol de los 40° de sensación térmica de las tres de la tarde de enero. Es más, moriría por vivir en un lugar en el que nevara (además amo la nieve como espectáculo estético pero esa es otra cuestión).

Sí, ya reconocí que soy de la minoría pero estoy harto acostumbrada a ir a contrapelo del mundo en este y en otra infinidad de tópicos de los cuales el más superficial versa sobre mis preferencias culinarias (que vetan de mi menú por ej. al dulce de leche en todas sus variantes, a las tortas, a los postres en general, a los ñoquis, al queso rallado sobre las pastas y a las carnes rojas, sobre todo lechón, cabrito, cordero y varias más), pasando por mi fervoroso gusto por las películas extranjeras de nacionalidades inimaginables, actores y directores ignotos, arribando hasta algunos mucho más profundos como ser mi teoría sobre el sentido del destino humano que como se imaginarán no es susceptible de ser resumida ni tratada por este medio, mayormente porque tengo muuucho calor y poquísimas ganas de discurrir al respecto.

Es así que cada vez que abro la boca y digo que no me gusta algo que a todo el mundo sí, recibo las siguientes exclamaciones tipo: “sos la mina más rara que he conocido nunca”, “sos extraterrestre”, “claro, en Melmac (¿se acuerdan del planeta de Alf?) no hay dulce de leche”, “te darás cuenta que acá la anormal sos vos”, etc., etc., etc. Aclaro públicamente a todos los productores de dichos enunciados que soy absolutamente inmune a lo que piensen al respecto, que por el simple hecho de proferirlos no les guardo ningún resentimiento pero que por más que insistan no podrán cambiar mi manera de pensar ni de sentir en relación a lo que consideran raro puesto que desde mi particular punto de vista los raros son ustedes. Al final ¿Por qué miden tan sólo con su vara?, ¿Quién tiene la medida de la normalidad? y este sí que es un lindo “tema de tesis” Julito dixit…, entonces déjense de embromar, si yo los quiero tal y como son, quiéranme así piantada como dice el tango, qué tanto!!!

¡¡¡El éxito teatral de la temporada!!! (en un único acto y que todos mis conocidos ya vieron)

Cada enero y desde hace unos cuantos años protagonizo la siguiente escena con alguno de mis amigos: “Enana, vamos a las sierras a pasar el día en el río, nos bañamos, nos comemos un asadito, tomamos sol y unos mates, jugamos un truco y después nos volvemos”, a veces con una variante que incluye el siguiente ingrediente: “Vamos con la carpa y nos quedamos en el camping unos días, ¿Venís?”.

Yo sé, sería una cretina total si dejara de reconocerlo, que me lo proponen con las mejores intenciones, porque me quieren y son mis amigos y lo hacen en pos de que no me pase todo el caluroso mes en cuestión encerrada en mi perfecto cubo de aire acondicionado leyendo, viendo pelis o escuchando música. Queridos muchachos, comprendan de una vez que yo estoy en mi cubo porque allí prefiero estar por cuanto: permanecer al aire libre es una situación que altera mis nervios sobremanera (sí, seré una neurótica total pero bien asumidito que me lo tengo), lo sufro, lo padezco, lo vivo como un suplicio, no soporto el viento, la tierra, la arena, me molestan los bichos, detesto ensuciarme en alguna medida sin contar con las condiciones sanitarias mínimas que me permitan subsanar inmediatamente dicha situación (a saber ducha abundante y calentita, jabón, shampoo y crema de enjuague), odio acalorarme, asarme, insolarme, ampollarme o despellejarme (y creo que incluí cronológicamente todas las posibles consecuencias del febo que asoma y asola, con excepción del cáncer de piel), dormir a la intemperie y en el piso (sin techo, paredes, cama, colchón, almohada y sábanas perfumaditas con ese producto cuya propiedad constitutiva es la de ser “chuavechito chuavechito”) y lo más importante de todo, no contar con un baño más o menos decente, limpio y privado a los efectos que ya se saben. Ni qué hablar de los probables vecinos de río, asador, reposera, carpa o baño que nos vayan a tocar en suerte y de sus insospechables pero seguramente fastidiosas costumbres, porque como ya lo dijo el nunca tan acertado Jean Paul: “el infierno son los otros”.

En fin, que yo cierro la tan repetida escena contestándoles lo de siempre: “Chicos, verdaderamente les agradezco muchísimo pero no soy lo que se dice un modelo humano acampante. Respeto su fanático gusto por el aire libre pero no lo comprendo ni lo comparto en virtud de que la vida en la naturaleza es una de las tantas porciones del vasto universo que me han sido negadas. Yo sé que la voy a pasar fatal y que les voy a terminar arruinando el paseo a ustedes. A lo mejor a la nochecita, cuando vuelvan muertos de cansados, con las caras encendidas y tirantes cual tomates de feria, sucios, despeinados, cargados de toallas húmedas, sillas, conservadoras chorreantes, sombrillas y algunos otros impensables adminículos campestres, arrastrando los pies y las mochilas, nos podemos juntar (siempre que ya se haya ido el sol, claro está) a tomar una cerveza en algún bar del centro, enclavado entre el asfalto y los edificios y entonces me cuentan lo bien que la pasaron en el río”. Fin de la obra. Telón.

Un llamado a la solidaridad (y les juro que este es un pedido serio)

Como colofón de lo antedicho lanzo públicamente el siguiente pedido a mis familiares y amigos más queridos: si de verdad me quieren, el día en que les diga “me voy a vivir al campo” por favor, por favor!, averigüen bien si no me cambiaron por un clon genéticamente alterado, si no me lavaron el cerebro al mejor estilo Kubrick en “La Naranja Mecánica” o directamente cortan por lo sano y me internan en el Neuropsiquiátrico más cercano porque sin lugar a dudas habré perdido absolutamente la plenitud del uso de mis facultades mentales, que no es que ahora estén taaan fantásticas, ya lo sé, pero todavía estoy en condiciones de discernir y de decidir cartesianamente (esto es, de manera clara y distinta) entre lo que me gusta y lo que no. Anticipadas gracias.-
LA RENANA


A propósito del tópico que nos ocupa y en el mismo sentido:

LUCAS, SUS MEDITACIONES ECOLÓGICAS

En esta época de retorno desmelenado y turístico a la Naturaleza, en que los ciudadanos miran la vida de campo como Rousseau miraba al buen salvaje, me solidarizo más que nunca con: a) Max Jacob, que en respuesta a una invitación para pasar el fin de semana en el campo, dijo entre estupefacto y aterrado: “¿El campo, ese lugar donde los pollos se pasean crudos?”; b) el doctor Johnson, que en mitad de una excursión al parque de Greenwich, expresó enérgicamente su preferencia por Fleet Street; c) Baudelaire, que llevó el amor de lo artificial hasta la noción misma de paraíso.

Un paisaje, un paseo por el bosque, un chapuzón en una cascada, un camino entre las rocas, sólo pueden colmarnos estéticamente si tenemos asegurados el retorno a casa o al hotel, la ducha lustral, la cena y el vino, la charla de sobremesa, el libro o los papeles, el erotismo que todo lo resume y lo recomienza. Desconfío de los admiradores de la naturaleza que cada tanto se bajan del auto para contemplar el panorama y dar cinco o seis saltos entre las peñas; en cuanto a los otros, esos boy-scouts vitalicios que suelen errabundear bajo enormes mochilas y barbas desaforadas, sus reacciones son sobre todo monosilábicas o exclamatorias; todo parece consistir en quedarse una y otra vez como estúpidos delante de una colina o una puesta de sol que son las cosas más repetidas imaginables.

Los civilizados mienten cuando caen en el delirio bucólico; si les falta el scotch on the rocks a las siete y media de la tarde, maldecirán el minuto en que abandonaron su casa para venir a padecer tábanos, insolaciones y espinas; en cuanto a los más próximos a la naturaleza, son tan estúpidos como ella. Un libro, una comedia, una sonata, no necesitan regreso ni ducha; es allí donde nos alcanzamos por todo lo alto, donde somos lo más que podemos ser. Lo que busca el intelectual o el artista que se refugia en la campaña es tranquilidad, lechuga fresca y aire oxigenado; con la naturaleza rodeándolo por todos lados, él lee o pinta o escribe en la perfecta luz de una habitación bien orientada; si sale de paseo o se asoma a mirar los animales o las nubes, es porque se ha fatigado de su trabajo o de su ocio. No se fíe, che, de la contemplación absorta de un tulipán cuando el contemplador es un intelectual. Lo que hay allí es tulipán + distracción, o tulipán + meditación (casi nunca sobre el tulipán). Nunca encontrará un escenario natural que resista más de cinco minutos a una contemplación ahincada, y en cambio sentirá abolirse el tiempo en la lectura de Teócrito o de Keats, sobre todo en los pasajes donde aparecen escenarios naturales. Sí, Max Jacob tenía razón: los pollos, cocidos.-

JULIO CORTÁZAR (en: UN TAL LUCAS).


CíRCULO LITERARIO BASTA YA !.

Boletín Quincenal On Line nº 31






No hay comentarios.: