domingo, agosto 07, 2005

CANTARES DEL ALMA - ALFREDO ZITARROSA

Biografía deinitiva de Alfredo Zitarrosa . Guillermo Pellegrino.
Editorial Planeta - 2003
A diez años de la desaparición física del cantautor uruguayo ALFREDO ZITARROSA, es éste el momento justo para revisitar la vida y la obra de uno de los máximos exponentes de la canción latinoamericana. Después de un tiempo de prudente silencio, el legado de ZITARROSA vuelve a florecer en varios homenajes, y en las calles y plazas que hoy llevan su nombre en ambas márgenes del Plata. Contradiciendo a su "Guitarra negra", hoy su cara no falta en la gráfica del pueblo.
La biografía de un personaje tan trascendente no puede concebirse desde otro lado que no sea el del compromiso. Así lo entendió el periodista e investigador Guillermo Pellegrino, quién durante más de tres años, abordó el tema con notable rigor y valiosos documentos hasta hoy desconocidos; más de cien entrevistas a quienes conocieron a ZITARROSA en diversas etapas de su vida, documentación de medios periodísticos del Uruguay, la Argentina y otros países y canciones y poemas inéditos.
Escrito con intensidad, el relato de Pellegrino arroja luz sobre zonas, hasta hoy oscuras, del artista: su origen y su infancia, sus amores y desencuentros, el exilio y las prohibiciones, las facetas de actor-locutor-periodista, sus estancias en Córdoba y Bolivia, el frustrado viaje a Cuba, que sólo se concretaría muchos años después pero que lo llevaría a Perú, país donde comenzó su carrera como cantor.
Brindaron sus testimonios y desempolvaron recuerdos y anécdotas Mario Benedetti, Eduardo Galeano, Daniel Viglietti, Joan Manuel Serrat, Víctor Heredia, Silvio Rodriguez y tantos otros compañeros de ruta que de una u otra manera compartieron el ideal de una canción hispanoamericana despertadora de conciencias.
El libro está plagado de anécdotas, como esta por ejemplo, que cuenta Víctor Heredia, sucedida en el Cosquín 85:
"Un día llegó y me dijo:"Víctor, me puede hacer un favor". Si, Alfredo, como nó"."No me tiene un apodo, me pidió. Cómo?, le expresé sorprendido. Me explicó que Manuel J. Castilla era quién lo había bautizado como "Voz de otro". Yo en esa época era bien flaquito y él estaba un poco más gordo. "Ahora viéndolo a usted –me explicó- y escuchando como canta, le voy a regalar el apodo, téngamelo un rato, hágame el favor".
O de Silvio Rodriguez que se enteró,casi tres lustros después, de que Zitarrosa había versionado uno de sus temas:"Esta Canción". Leer este libro ALEGRA EL ALMA.
CIRCULO LITERARIO, MUSICAL Y FESTIVO "BASTA YA"

No hay comentarios.: